Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

Yog Sothoth preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 6 años

¿Para ti, ¿qué significa que tu vida esté hecha un nudo.... realidad profana, pintura extraña 5.0...?

Surgido de lo inhóspito de una tierra prometeica, el mercante de letras va que viene entre los símbolos, como aquel minotauro que guarda con el celo propio de un asceta, los secretos confinados a su servicio y cuidado. Nada ha de salir de él que sea lo legible, lo entendible, lo universal, aunque ésto no sea digno de la conmiseración del estatuario ser con ojos de sentimiento, que necesita ser incendiado por la exultación de las líneas primeras, sepultado en un granítico témpano en la mitad de la trama, para ser redimido en el tercer acto, justo antes de caer en la profunda amargura del Cocito.

Lo que el sultán hadeíco no advierte es que su culteranismo se convierte en un nudo, que la abstracción es un demassié no apto ni para si mismo, y el cuerpo de su creación literaria se vuelve un absurdo nudo gordiarno, tan vívido a su imagen, que pareciera las letras cobran su carne para hacer una surreal estatua...

All In One Bunny... Knot Bunny... =:3

Attachment image

7 respuestas

Calificación
  • Lia
    Lv 7
    hace 6 años
    Respuesta preferida

    En el comercio de las letras hay gustos para todo y para todos.

    Cada quien compra lo que desea, lo que puede digerir, lo que está a su alcance adquisitivo cultural.

    Hay intelectos agudos que lo penetran todo con ojos astutos y descifran los símbolos, ellos saben leer el código que usó el autor. Habrá otros que se quedan en la superficie, esos no nadan profundo en la pluralidad de sentidos que puede ofrecer (riqueza semántica). Y existen compradores que se deslumbran por el brillo y adquieren la mercancía sin sopesar su verdadero valor, desconocen la llave para abrir el cofre literario, pero igual gustan de él.

    Hace tiempo leí en esta sección un texto "culterano", como le llamas tú. Un usuario que respondió interpeló a la autora en estos términos, aproximados: "¿Y dónde queda mi derecho, como lector, a COMPRENDER lo que el texto encierra, de tan hermético que es?" Ella contesta que si no entiende lo escrito, que no es para él, así de simple. Que la obra es un mundo en sí misma y no todos pueden adentrarse con ventura en sus profundidades. Ya no ha vuelto a publicar acá esa autora desde entonces.

    Si el lector tiene "derechos", me pregunto, ¿no los tiene también el autor a crear su propia catedral con los materiales que su telón de fondo le proporciona (conocimientos, figuras de lenguaje, experiencias)? ¿Debe servirse la obra en charola de plata, mascada y digerida? Si eso fuera cierto, Conejo, no podría yo gozar los textos que brotan de tus manos, como éste de hoy, que posee un trasfondo, un marco cultural de referencia y tiene su historia. Quien desconozca esto, lo verá como un nudo gordiano irresoluble y fatal. "El que tiene ojos, que vea." Quizá entre los que tienen ojos, el grado de agudeza visual no sea homogéneo. Los humanos somos heterogéneos, de ahí la riqueza y variedad en la producción literaria, y en los compradores de ella, en su disfrute y degustación.

    Tu texto es una alegoría de los estilos que utilizan los ejercitadores de las letras, escribientes, en la elaboración de su mercancía. Una opinión la tuya que no comparto, precisamente por reconocer ese derecho de autor a crear y del lector a elegir lo que "compra", lo que lee, lo que se lleva del universo de opciones posible. No vas a ir a una tienda a adquirir lo que no puedes pagar. La moneda es indispensable. Hay lectores pobres y otros acaudalados: con paciencia, inteligencia, voluntad, ejercicio y tiempo cultivados. ¿Se les culpa a estos últimos por la miseria de los primeros? Es del todo injusto e ilógico hacerlo. Los que son ricos lo son porque leen, aprenden, ejercitan su mente en comprender,analizar, escribir. Los pobres lo son porque les da flojera leer ¿cómo era? "Más allá de la tercera línea." ¡Qué flojera de gente, la verdad! ¿Creen que la capacidad de entender se les dará por obra y arte un espíritu alado, sin que ellos pongan de su parte algo, siquiera atención? Quizá porque carece de ilustraciones, dibujitos o contenido sexual. Cada individuo prefiere y adquiere lo que guste, así de fácil. Sea culterano, neoclásico, ultraísta o surrealista la mercancía. incluso el cómic es un subgénero literario. Qué afortunados esos que no quieren leer, pueden gozar los dibujos, que también contienen mensaje y subtexto, etc.

    Humberto Ecco señala que el lector tiene un papel activo en la terminación de la obra, Una obra no está completa sin la mirada del lector, que decodifica, integra, recrea y completa el sentido de lo que lee. Es una lectura activa, no pasiva, Conejo. Cerrar el final si está abierto, elegir cómo acaba la obra, completarla, o recrearla si está cerrada, apropiársela, hacerla suya y que sea una plataforma para nuevas ideas, textos o riqueza cultural.

    ¿Con qué derecho voy a erigirme en juez de lo que la gente puede escribir, leer o despreciar? Ni las divinidades (tan desprestigiadas hoy), lo harían. No se transgrede el libre albedrío, regla universal de cumplimiento FORZOSO. El que un texto guste o no a alguien, no se convierte en ley de observancia obligatoria, en imperativo categórico, dirían los filósofos. Hay grados y niveles de consciencia, de comprensión, decodificación y degustación del manjar literario. Hay identificación entre lector y texto, como señalaste en tu respuesta al usuario "Raúl", de donde nació la idea de este escrito tuyo, esta crítica tuya al culteranismo de algunos escribientes.

    Porque donde todos piensan igual, nadie piensa mucho, abogo por la apertura a las ideas diferentes. En la variedad reside la riqueza.

    La literatura sólo hubiera tenido un movimiento, una escuela, un estilo, de ser realidad esa cerrazón a la creatividad, a la diversidad. ¡Qué aburrido! ¡Qué desperdicio del talento y la potencialidad del intelecto! En palabras del poeta León Felipe: "¿Quien lee mil años en la historia y no la cierra al ver lo mismo siempre con distinta fecha? (...) Los mismos tiranos, las mismas guerras,las mismas cadenas. Y los mismos poetas. Los mismos poetas. ¡Qué pena que sea así todo siempre, siempre de la misma manera!

    Lo que subyace en tu texto, que dicho sea de paso me parece de una exquisitez detallada en su profundidad, tomando en cuenta el marco de dónde proviene. Te refieres a la calidad de texto, qué es lo que le vuelve interesante, comprable, deseable, comprensible, qué grado de calidad literaria posee. Hay que abrir el marco teórico a todo lo posible, para no ser ni elitistas ni simplistas. Por eso el lector es un parámetro, sí, pero no el único, hay muchos otros por los que un texto es medible, apreciable.

    En esta noche de invierno, es una fiesta leerte. Gracias por esta propuesta tuya. Tus versos poseen belleza, y no la considero oscura, su presentación o vestuario obedece a una intención de su autor para ojos avezados. De ahí las figuras literarias y las referencias incomprensibles a lectores que desconocen su origen, inspiración y propósito crítico, revolucionario, de sacudir mentes, hacer conciencia y derrumbar egos mal parapetados en el rango de superstar (del estilo que sea: gótico, simple, surrealista, neoclásico, popular, culterano). Me gusta la forma, pero no concuerdo con el contenido

    Hay otra interpretación a tu texto: que sea precisamente esa la intención tuya, dado el título. Si el autor usa símbolos, analogías, alegorías, está volviendo su texto hermético. Entonces es un ejemplo de cómo una forma complicada, vuelve difícil de comprender la obra. En cuyo caso, y percibiendo tu inteligencia aguda, estoy de acuerdo contigo en esa tolerancia y apertura a todo tipo de estilos literarios. Pero es una posibilidad de entre muchas. Cada lector dará las suyas, estas son las dos mías. No es que yo sea sofista, sino que mantengo abiertas la mirada a varias interpretaciones. Después de todo, como afirmas en otra pregunta que hiciste hace pocos días, citando a un autor: el escritor tiene la única verdad acerca del significado de su obra, lo que subyace bajo la forma. Sin embargo la maravilla radica en la variedad de interpretaciones. Cada lector tiene la propia, lo que enriquece el texto. Es lo que facilita un foro como éste.

    Gracias. Luz para ti, Conejo pensante en el universo literario. Escribiente de infinito.

    ^_^

  • hace 6 años

    Con simples palabras:

    Todo oficio puede nacer desde el sentimiento, el pálp/ito y el don innato que se trae para cualquier actividad, tal como se advierte a partir de las 8 Inteligencias de Gardner, o de cualquier teoría similar que entrelaza las áreas cognitivas y sensitivas, sin olvidar ¡la 'herencia'!, porque en esto también la genética juega un papel sustancial !

    En el altiplano andino, especialmente en sus zonas tropicales, en cada familia se puede ver que el padre y toda su prole tocan los instrumentos autóctonos, de oído, afinadamente. Jamás falta una quena, un siku, unas uñitas en el bolsillo de colla, ni una caja en la manos de las mujeres. Es un arte casi 'natural', de tradición por 'ósmosis sentimental' le llamo yo.

    Pero estas culturas, estas obras, estos haceres, alguien los estudia, los metodiza, los cobija ascéticamente para que no se pierdan y para que queden como patrimonio histórico-cultural. Para que se entiendan y se puedan enseñar a los que no lo mam/aron desde la cuna y también lo pueden desarrollar.

    Un estudioso puede o no ser artista (válgame Bach!), y un artista innato, puede (pocas veces, pero puede) llegar a ser magistral y trascendental. Como M. Sosa o Jaime Torres, que no leían ni una nota.

    Hay espacio para todas las expresiones y necesidades en la parquización cerebral. Nos gusta lo elaborado, lo simple, lo enmarañado, lo difícil...

    Cada uno busca su propia identificación con lo que sabe hacer, puede hacer, o le encanta recibir de la expresión de otros.

    Yo nací profana en mis mundos... pero la realidad me golpeó en un punto y tuve que completarme con un aprendizaje formal... De lo contrario, el nudo te lo hacés porque no podés avanzar o porque el camino se hace totalmente retorcido y gordiano, mientras los que tienen el sentir y el saber, llegan mucho más rápido a lo mismo que vos! Así de fácil !!

    Por debajo de una mente lúcida, puede o no haber algo más... Hay que buscar!

    http://3.bp.blogspot.com/-06dvqaNnMLQ/UcrLsUqYtQI/...

  • Lilí
    Lv 6
    hace 6 años

    Hola Bunny

    Adhiero a las sabias palabras de Lia, cada quien tiene derecho a escribir lo que le nace o la inspiración le dicta. Luego, cada quien podrá leerle, comprenderlo, y puede gustarle o no su lectura.

    A mi personalmente, cual un buen asado, no me gusta demasiado cruda la cosa jajajaajaja Me cuesta comprenderlo si tiene palabras muy complicadas, aunque las palabras puedo buscarlas en un diccionario. Lo que me cuestan son las ideas muy complicadas, me pierdo la verdad y no llego a comprender, pierdo el sentido de lo que leo. Pero eso me pasa a mi, hay personas con mayor nivel cultural o intelectual, que seguramente se harían un festín con lo que a mi no me llega del todo. Así como hay paladares para comidas o vinos, paladares más exquisitos y otros más básicos, hay paladares intelectuales y cada quien se sirve lo que le gusta ¿no te parece?

    De todas maneras, los textos complejos me ayudan a pensar, a abrir la mente a pensamientos que por mi misma no podría acceder. Por eso creo que es importante elevar el target un poco, no quedarse con lo que a uno le parece sencillo. Ir en busca de un poquito más. Y luego otro poquito más.

    La vida a vece se nos hace un nudo, circunstancias que se nos complican, del tenor que sean.Pero el peor nudo es el que nos hacemos nosotros mismos, cuando dejamos de ver las cosas con alegría y esperanza. Si se instala la depresión, la desesperanza, no encontrarle un propósito a la vida, ese nudo si que es difícil de desatar.

    Bunny, rizá el rizo todo lo que quieras, que leerte -aunque hoy estés un poquito inentendible para mi- es siempre grato.

    Bendiciones

    Lilí

  • hace 6 años

    hay algo turbio en esta forma de prosa, demasiado recargada de alegorías, figuras... tanto rizar el rizo puede confundir al lector y hacerle perder interés <

    personalmente no me gusta darlo todo mascado y semidigerido, pero tampoco darlo demasiado crudo

    Fuente(s): <<<
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 6 años

    Perdí la inocencia en la devolución por un instante al leer el secreto del minotauro: el motivo de su inspiración al concebir el texto.

    Haré abstracción de eso.

    Suelo sumergirme en lo que me dispara un escrito y salir a la orilla con la red cargada de múltiples visiones cuando el mismo es rico, es decir, contiene un algo a lo que agregar un algo más, algo personal y subjetivo que se da como devolución.

    Cuando la semántica me devora, escapo por el lado de la libertad de imaginar un mundo que acaso no tenga nada que ver con aquello que ignoro y ha sido la finalidad de la propuesta, ya de por sí acotada en una interrogante que a veces es un faro y a veces un mero pretexto para dar curso a la expresión lírica que se postea.

    Yo ví ésto:

    A veces hasta el autor desconoce lo que nadie más sabrá.

    Y eso le genera un texto literario o un intento de plasmar un texto literario, bueno, quizás interesante, original, más o menos encriptado en su mensaje, rico en recursos linguisticos o no...

    La presentación puede tener distintas formas, a veces claramente definidas con cierto oficio y conocimiento, a veces aún esboza la búsqueda de una forma que no ha logrado concebir.

    Lo presenta al lector de la manera en la que puede y eligiendo dentro de su capacidad de elección, a veces con un propósito concreto, a veces sin buscarlo, pero que quizás lo hallará al ver el trabajo reflejado en la mirada de otros, que a su vez quizás tengan oficio o no, quizás tengan un bagaje propio de lecturas y vivencias que le permitirán hacer distintos niveles de lectura; o sencillamente, no tendrán más que una referencia escueta de lo poco que han leído, de la clase de obras que han leído.

    A más formación -no me circunscribo a lo académico- como lector, a más entrenamiento de su intelecto y mayor cantidad de referentes literarios posea a la hora de "valorar" -en sentido de activamente ahondar para extraer la sustancia de lo vertido, más podrá aportar con su comentario.

    El autor presenta la obra o ejercicio, de muchas maneras: sea de ex profeso, sea por limitación en su bagaje simbólico o en su capacidad expresiva.

    Hay textos muy breves que tienen la capacidad de potenciar mensajes sensibles -no hablo de apuntar necesariamente a tocar la sensibilidad, ni de promover o exhaltar estados anímicos ni sentimientos, sino de lo que no puede a mi criterio faltar para lograr que algo trascienda como "arte" y no me refiero a arte en relación a cánones preestablecidos- que perduran en el tiempo como piezas relevantes dentro de la literatura en la obra de ciertos autores.

    Y otros extensísimos, con elementos que los colocan en igual sitial.

    Hay textos y formas que no perecen, estilos que sin ser contemporáneos siguen teniendo valía y coexistiendo, disímiles...No creo -más allá de que escribir en el estilo de los poetas, por decir, del siglo de oro español o en romance antiguo pueda ser un gusto desafiante y hasta una práctica obligada en el estudio de las Escuelas y demás y desde luego, la literatura moderna plantea otras necesidades expresivas- que haya que concebir el crecimiento de lo que es la propia experimentación como algo lineal.

    En la espiral del crecimiento producto de la búsqueda de quien escribe, se pasa por distintas etapas y estadíos.

    Y a veces, al menos a mí me sucede, como aprendiz, que procurando ese ir por algo más del que habla una compañera aquí, pareciera que se está por momentos en fojas cero, o con la sensación peor, de estar con la vivencia escritural hecha un nudo gordiano.

    Opino que es natural que así sea, caso contrario, se está frente a alguien que sólo desea expresarse como venga, sin mayor apetencia ni desafío impuesto -lo cual es válido, respetable por supuesto.

    Cuando algo nos supera, es que tenemos la posibilidad de abordarlo y avanzar.

    Eso significa para mí entonces: ni realidad profana ni pintura extraña, sino simplemente, que es buena señal, que estoy creciendo algo y me motiva a desanudar el nudo. Y no es gordiano, sólo lo parece.

    Me parece un texto de buen nivel, que debe releerse bastante antes de procurar elaborar una conclusión, dar una opinión.

    Un gusto volver a leerte y gracias por el tipo de propuestas que brindás como alternativa. Tus aportes a la sección siempre son nutritivos.

    Saludos!

    patricia23/02/15

  • hace 6 años

    [Toma mi mano, te voy mostrar la gloria, esa que ya has tocado en la orilla de mi lecho, el precio... cada una de tus letras encriptadas].

    La mujer lo observaba desnuda y deambulaba como serpiente entre sus piernas, deletreaba [ven a mi] mientras él se resistía, pero no podia más con el amor maldito de sus colmillos e hizo arder el lugar sagrado. La mujer, sedienta de él, lo hizo caer silente en el infierno, en las llamas que ardían producto de su unión.

    [Las letras no se venden, no se esconden] cantaba Caronte al verlos un solo ser. Eran verdad y poema, Paris y Helena, el dios de las letras en un mismo aliento.

    La Biblioteca ardía... las letras volaban en la barca, [la verdad no existe, Muerte mía, ni la llama enciende lo que tus flores en mi llaga].

    Aún arden las llamas de esos dos, la Biblioteca mora en ti, en mi, en las letras de tu nombre, en mis canciones mudas, en el que esta por nacer... ese poema...

  • Anónimo
    hace 6 años

    No por sus dioses inventados, no!

    Ahora todas son liliantrópas!

    Cara,jo. a mi me cancelaron mi cuenta en el Rincón del vago, Nacopedia y Monografías. com por ladrón!

    Me quemaron mis manitas y pusieron en extraña posición mi pierna por delante de mi cuerpo y la otra pierna, con extraño nudo al centro y corriendo en zigzag por el verdemar. Me castigaron, con aquella penitencia insensible y vejatoria de perseguir mi colita en círculos gritando al estilo simpson: "patopatopatopatopato/ ganso -maldita sea-"!

    Mi reino por otra alegoría!

    Conejo turbio, conejo turbio. Diosito bimbo te va a castigar por tus bigotes de Dalí y por tu surreal surealismo. Ni siquiera en los suburbios de Santa Fé he leído semejante abstraccionismo.

    Pero me gusta sufrir y mirá vos: Foqueo! Ouckouckouck!

    Mis manitas, mis manitas. Tienen vida propia! Foquean! Clapclapclap.

    Quisiera un autógrafo en la nalga izquierda, pero ya traigo demasiados tatuajes de la Sushi. Ja!

    Al club de supersabias espero hagas lo que todo sano zombie debe hacer -pregunta al maligno evil arrepentido- Lee las dos primeras letras, persígnate enseguida, reza tres aves marías, incendia tu pantalla y pon ambroxol en tus ojos.

    No funciona, obvio, pero harás algo interesante con tu vida men. ja!

    Ya pues tzingao, no aguantan nada.

    Me voy, este bar está muy atascado.

    Salud y ciao!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.