¿Cuál es la función de los movimientos de las manos y la batuta del director de orquesta?

¿Es para indicar quiénes siguen en tocar? ¿Es a modo de metrónomo? ¿Solo indica los agudos y graves o el volumen?

Sinceramente, no lo sé.

Saludos y gracias por sus respuestas... :3

5 respuestas

Calificación
  • hace 7 años
    Respuesta preferida

    Esta pregunta es sumamente abarcativa y la respuesta podría ser eterna, ya que es dinámica la función del director, tanto como lo es la 'concepción' que se va teniendo de esa función, según las épocas y los estilos vigentes o priorizados.

    En principio, el Director es un coordinador general de la orquesta, que hará sonar la Obra de acuerdo a su personalidad, conocimientos y tendencia estética.

    Toda la orquesta lee música y puede tocar su particella si él, pero alguien tiene que guiar las entradas, los tiempos, los cortes y dar la dinámica expresiva.

    El Director llega a su atril con la obra muy estudiada, casi memorizada, y lo primero que hace es mirar a sus músicos para saber que están todos listos y atentos para empezar, ya que la afinación previa, está a cargo del Concertino (generalmente Violín I), que con su instrumento da las notas a todos los demás y ensambla la afinación hasta decidir que está perfecta a su oído.

    Un Director se vale de batuta, manos y todo tipo de gestualidad de su torso y cabeza. Por eso es híper importante que sepa la obra y pueda tener contacto visual con la orquesta, porque mirando a los ojos a cada uno de los músicos y solistas instrumentales o vocales, sabe en qué estado de atención y de respuesta se encuentra y puede manejar los matices de la obra, más allá de las notas.

    Cuando el director sabe que todos lo miran y están afinados y en silencio, suele 'anticipar' con la batuta el ritmo con el que empezará a dirigir. Marca uno o dos compases de 'modelo' y luego avisa con un gesto que va a comenzar. Es la 'anacrusa', el tiempo cero de la entrada.

    Con la batuta (eso es bastante personal, pero hay muchas técnicas rigurosas) marca los tiempos y da algunas entradas a los grupos de instrumentos que se van agregando a la composición (no todos tocan en simultáneo) y con la mano izquierda marca cierres, los calderones, las dinámicas (los 'pianos' los fortes, staccato, pizzicato, piano súbito, crscendo, decrescendo, acellerando, ritenuto, cambios de ritmo, etc) y 'pide' lo expresivo. Para esto, también se vale de sus ojos, sus palabras vocalizadas sin sonido (algunos tararean...también..) y de su ceño. La cara pone la tensión o la distensión que quiere darle a cada fragmento, a cada frase musical, a cada texto (si es sinfónico coral o con canto solista).

    No se dirige igual lo glorioso que lo trágico, lo que duele, lo oscuro, lo luminoso, los superfluo, lo que nace, lo que muere, lo que ama...

    El director es el responsable de captar la realidad de la orquesta y de poder sacar lo mejor de cada músico, en una total entrega artísca que debe sentirse, 'vivirse' sentimentalmente. Para eso también es importante que conozca mucho al compositor que se interpreta y lo que quiso decir.

    Cuando la obra está por comenzar, la orquesta debe ser el espejo sonoro de lo que el director gesta con sus movimientos....

    http://images.lainformacion.com/cms/el-director-da...

    Cuánto por decir.... Mejor a pedido, para no irme por las ramas!

    me encantó tu pregunta, espero que se note!

    Un abrazo maestro...

  • hace 7 años

    Hola Garuru!

    Veo que llegué tarde a tu pregunta, Ja!

    Esto es lo mío!

    He tenido la oportunidad de dirigir, aunque muy pocas veces, ya que lo mío es en sí la interpretación y se puede decir que la composición, principalmente en la música barroca y el clasicismo. También estoy escribiendo una obra de teatro, la expresión artística es una de mis fortalezas.

    La respuesta de Liliana es muy completa, supongo que el link que nos comparte es de igual importancia, no lo he leído.

    Liliana ya te habló de las funciones, yo voy a centrarme en la importancia.

    Garuru, en las orquestas, el director es tan importante casi como en la interacción dualista mente/cerebro de John Eccles. Es como una especie de correlación conductor/automóvil, piano/pianista, es decir, se requiere de una fuente inteligente que indíque el camino. Puedes poner el automóvil a que ande solo en línea récta, pero éste necesita de un conductor para realmente brillar

    Una orquesta de 40 músicos, sin el director, no impactaría tanto emocionalmente.

    Para que entiendas un poco esto, en una orquesta, el director es tan importante como lo era W. Disney cuando decidió llevar a Blanca Nieves a la pantalla grande; Disney les enseñó nuevos estílos a los artístas, les indicó la magia que debían seguir, el corte europeo, la actitud del personaje, y casi todo esto era propio de él, obviamente con la esencia pura de Walt, los artístas eran los encargados de plasmar la visión de este genio con su talento.

    En la música tenemos la partitura, pero es sólo la partitura!, hace falta informarse sobre el compositor, leer sus apuntes, investigar su vida personal para entender un poco mejor su visión de la misma, si era profesor leer sus consejos, y si es posible, investigar la instrumentación de la época.

    Cualquiera puede pararse a leer una partitura y tocarla, pero no cualquiera la hace suya. Basándonos en el estudio del compositor, otra cosa importante es hacer Nuestra la partitura.

    Tenía un profesor que nos decía: "tienen que hacerle el amor a la obra, hacerla suya, que su esencia pese". Todo esto, como dije antes, aunado a las intenciones originales del compositor.

    Sin el director y su visión, estaríamos ante una atmósfera acicalada pero vacía en su esencia, sería como interpretar una pieza para órgano de Buxtehude sin el ornamento propio de cada intérprete que exige dicha música, y además a piano! (si nos limitamos a lo que esté a nuestro alcance, es como decir al "ay se va"). Es por eso que la importancia de conocer a plenitud la obra y esencia del artísta cobra mayor relevancia en la interpretación musical.

    No es tanto "memorizar", sino "disfrutar" y que la música fluya. Por ejemplo, seguramente Liliana ha visto dirigir a N. Harnoncourt, este gran musicólogo (y chelista) fue de los pilares que rescató la música barroca de las garras romanticistas de los Klemperer, los Karajan, entre otros, iniciados con Mandelssohn y su versión de la BWV 244. Ok, pues este gran maestro (Harnoncourt) puede dirigir sin partitura, lo memoriza todo, aparentemente, y digo aparentemente porque Harnoncourt en realidad nos ofrece diferentes interpretaciones de una misma obra. Es decir, tiene aprendida la música como base, sin llegar al extremo de memorizarla.

    Lo importante es comprender la obra y su propósito.

    Yo no me imagino tener una pieza de Couperín en la memoria! Prefiero tener la partitura e irle dando mi toque personal con influencias historicistas.

    Cabe mencionar que hay partituras hechas para la vista. Por el momento solo se me viene a la mente " el arte de la fuga", de J.S. Bach; es complicado hacerle justicia a esta partitura. Es música que disfrutarás mucho si la lees. Es como leer el trabajo de un prominente filósofo.

    Siento que muchos directores modernos (inclusive de renombre) no le hacen justicia a la música barroca ni al clasicismo. Algunos son muy planos, otros muy fríos, otros muy suaves, y a su vez, otros muy rudos. Muchos directores se han olvidado del embellecimiento musical principalmente en el aspecto vocal, estílo Buxtehude y recientemente Veldhoven, y Koopman, entre otros pocos.

    La visión musical del director e intérprete es más importante de lo que mucha gente cree.

    Para muchos directores, al parecer, el Amor por la música se ha esfumado, solo parecen importarles los aspectos técnicos, solo eso. Como decía el propio T. Koopman: "hemos estado tanto tiempo casados con la música que olvidamos cómo fue aquella primera vez"

    Garuru, la música es emoción, alegría, goce, bienestar, ideas, filosofías de vida, entre otras cosas. La música no son solo notas, partituras, batutas, gestos, trajes elegantes, recintos importantes, etc, la música es mucho más que eso.

    A propósito, los gestos teatrales sí tienen importancia en la dirección de la obra, es emoción, transmitir sentimientos, etc.

    Te dejo una excelente interpretación de una obra barroca.

    http://www.youtube.com/watch?v=r4zvjV4_sAY

    Youtube thumbnail

    &hd=1

  • hace 7 años

    Sí, Garuru, todo eso y mucho más.

  • Anónimo
    hace 7 años

    Es para marcar tiempos, ritmos, entradas e intensidad de el conjunto de instrumentos. Así como permanecer en una nota o terminarla.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Como director dirige la ejecución de la obra dependiendo de la obra y de quienes la van a ejecutar o asesinar. Y de su propio conocimiento de la obra.

    Lo que suene tiene que ser su interpretación de la obra dentro de las limitaciones con las que cuenta.

    Como la dirige (los gestos que emplea) dependerá de como quiera cotrasmmitir al personal lo que no está escrito en la partitura y es por tanto de su libre interpretación.. Para conseguir un acuerdo en lo que significan sus gestos cuentan la experiencia de los músicos y los ensayos previos que sean necesarios para corregir malos entendidos..Liliana da una información importante sobre los gestos convencionales que se utilizan para que los músicos no se sientan perdidos..

    Además puede añadir todo tipo de gestos teatrales que no tienen mayor importancia para la ejecución de la obra, pero que le permiten dar una imagen pública que satisfaga su ego. Se notan porque no concuerdan con lo que suena.

    No es el director el que tiene que tener, como dice Liliana, contacto visual con la orquesta. Es la orquesta la que tiene que tener contacto visual con el director. Además es imposible mirar a los ojos a CUARENTA músicos o más. Y menos con los ojos cerrados.

    Y tampoco pienso lo que dice Liliana acerca de que el director tenga la obra CASI memorizada. Tiene que dar su interpretación de la obra pero ni siquiera usa partitura, con lo cual no puede fallar. Eso de dirigir una obra improvisando suena a película cómica de Cantinflas.

    Hasta yo mismo sin ser músico tengo memoria completa de unas cuantas interpretaciones de obras musicales y puedo sufrir escuchando otras..

    Bueno. Hablo de acuerdo con lo visto y oido (ambos sentidos me funcionan bien). No como estudiante de dirección de orquesta ni de músico.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.