Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesFilosofía · hace 7 años

¿El equivocado concepto de el Amor, que nos inculcan los medios, trae un innecesario drama a nuestras vidas?

7 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 7 años
    Respuesta preferida

    Antes de que los medios aparecieran, los seres humanos ya habíamos creado conceptos equivocados y dañinos sobre el amor. Eso debe haber empezado en los primeros tiempos de la humanidad. Los medios solo repiten lo que todos creemos.

    En lo que hacen mal los medios es en no dar nueva información sobre los descubrimientos que se han hecho en los últimos 200 años sobre la naturaleza y la biología del amor, de la diferencia entre hombres y mujeres respecto a los sentimientos amorosos.

    Todo es biológico y solo se convierte en amor cuando las parejas maduran intelectual y emocionalmente y no todas lo logran.

    Cualquiera que quiera ser sincero consigo mismo no tendrá dificultad en reconocer que, en el 99% de los casos, las uniones amorosas, el amor entre un hombre y una mujer, comienza por una recíproca aprobación de la apariencia física del otro. Si el que veo no me gusta no me enamoraré.

    Por supuesto, hay la posibilidad de ganar puntos con la inteligencia, la calidad humana, etc., pero estoy hablando de nuestra inclinación “natural”, no de las definiciones que pudieran surgir luego de sopesar el asunto. Si naturalmente no nos interesara la belleza o fealdad de una persona, nos casaríamos con cualquiera, total la vejez siempre terminará por arrebatarle toda hermosura física.

    Esta inclinación a valorar especialmente la belleza física parece estar muy acentuada en los hombres o, al menos, ser más manifiesta en ellos que en las mujeres. No refleja más que una absoluta verdad la bien conocida frase: “Un vello del pubis femenino, tira más fuerte que una yunta de bueyes”. El hombre es subyugado por la belleza de una mujer; su cuerpo puede encandilarlo como si mirara un tesoro soñado.

    Desde siempre el macho disfrutó del cuerpo de la hembra. Cuando quiso tener coito con alguna de ellas lo hizo sin problemas. Apoyado en su fuerza física, por las buenas o por las malas, satisfizo su apetito sexual sin que ello le implicara un sufrimiento posterior. Sin remordimiento de conciencia por las consecuencias adversas para su eventual y desafortunada (las más de las veces) compañera (estamos hablando de los primeros años de la existencia humana, de alto carácter animal), disfrutó de la mujer a su placer.

    Para las mujeres la situación fue la opuesta. Se vieron sufriendo la imposición de un hecho no siempre deseado e incluso, aun así, desprovisto de un interés por conocer su parecer o sus deseos por parte del hombre.

    Las mujeres fueron, literalmente, violadas. Toda vez que un hombre deseaba coito sólo tenía que imponer su fuerza física sobre el, para este caso bien llamado, “sexo débil”.

    La mujer no elegía. El hombre sí.

    No es extraño ni inexplicable entonces que el hombre, hasta el día de hoy vea en la mujer un ser que puede proveerle todo el placer sexual que él desea. Ha sido así durante miles de años. En principio por la fuerza y posteriormente organizando una estructura a su servicio a la que llamó “prostitución”.

    La mujer se liberó gracias a la ciencia. No quedará embarazada si no lo desea. La civilización o culturización de los machos le permite disfrutar de derechos que nunca poseyó; ser respetada como un par.

    El macho ya no puede disponer de las hembras tal como hacía en el pasado remoto, pero ha recibido una compensación: Puede disfrutar de su belleza física, fantasear con sus cuerpos, dada la libertad de la que ahora disponen las mujeres para exhibir sus formas semidesnudas o desnudas según las costumbres de cada lugar.

    Todos saben que la maternidad es la debilidad de cualquier mujer. ¿Cuál entre todas ellas no se queda boquiabierta frente a un bebé? Pues bien el mismo modo que para las mujeres es irrefrenable el impulso que las lleva a gozar de un niñito, y eso está bien y responde a vuestra naturaleza, así también los hombres nos vemos impelidos a disfrutar de los cuerpos femeninos que se cruzan en nuestro camino. Y es tan natural nuestro comportamiento como lo es el de ellas. Es tan irrefrenable nuestra inclinación a esa actitud como lo es que ustedes queden absortas frente a un bebé.

    Así es la naturaleza humana. Podemos negarnos a verla, pero no podemos evitar que exista. La mujer está evolucionando y el hombre no lo está haciendo, eso está creando nuevos conflictos en las relaciones sexuales de los seres humanos, que tendrán que resolverse con el tiempo.

    LOS HOMBRES Y LAS MUJERES SON DIFERENTES

    Los hombres y las mujeres son diferentes, traen diferente programación de la naturaleza. Los hombres fueron programados para sentir mucho deseo sexual con poca provocación (unos más y otros menos) con el objetivo de poblar la tierra.

    Las mujeres (con sus excepciones) fueron programadas por la naturaleza para concebir hijos para poblar la tierra también, por eso desde niñas juegan que sus muñecas son sus hijos, en la adolescencia solo piensan en conseguir novio y luego casarse y tener hijos y tener una familia. Es la programación y muy pocas son diferentes. Para las mujeres que un hombre sea fuerte es importante porque necesitan a alguien que las cuide a ellas y a sus hijos, el elegir así es subconsciente, es un instinto. También prefieren a hombres trabajadores y de preferencia ricos, por lo mismo, para que las atiendan, las cuiden a ellas y a los críos. Las mujeres no gustan tanto del sexo como los hombres, solo en ciertos días, pero gustan de las caricias y las palabras bonitas, pues necesitan sentirse valoradas por el hombre para sentir deseo sexual. Por eso los hombres ricos les dan tantos regalos a sus parejas pues saben que con eso las mujeres se excitan. Las mujeres casadas con hombre normales, se excitan con las palabras bellas, los regalos, las atenciones, un buen proveedor, alguien que las valore, si el hombre no es así, llega un momento que la mujer ya no quiere sexo porque inclusive ya no se moja, está seca y empiezan los "estoy cansada", etc.

    Los hombres dicen que las mujeres son interesadas y es cierto, así son, así las hizo la madre naturaleza. Y la mujer necesita sentir que el hombre es fiel porque necesita estar segura de que el hombre no la va a abandonar con las crías, por eso insiste tanto en la fidelidad.

    Por su parte el hombre no fue hecho para la fidelidad, tiene que hacer un esfuerzo, pues después de dos a siete años, el hombre empieza a sentir el deseo de mujeres diferentes, es también una programación.

    Las mujeres fingen muchas veces el deseo sexual, porque saben que eso le gusta al hombre, pero no necesariamente tienen orgasmos como los hombres. Disfrutan el sexo pero no en la forma que los hombres y fingen para que el hombre no se vaya con otra.

    Los hombres ocultan que les gusta tener sexo sin compromisos y las mujeres ocultan que lo que les interesa es casarse.

    Muchas veces las mujeres tienen sexo con su pareja con la esperanza de atraparlo, eso es todo.

    Respecto a la inteligencia, los intereses de la mayor parte de las mujeres tiene que ver con novio, marido e hijos y economía, o sea dinero. Si la naturaleza le hubiera dado a la mujer tantos intereses como a los hombres, las mujeres no se quedarían en sus casas a tener hijos y cuidarlos, andarían construyendo edificios, descubriendo nuevos mundos, etc. Eso les interesa más a los hombres. Las mujeres son inteligentes y cuando hay necesidad algunas son tan inteligente como algunos hombres, porque no todos los hombres son inteligentes, solo unos cuantos. La primera y la segunda guerra mundial obligaron a la mujer a trabajar, a dejar los hogares pues sus hombres que las cuidaban y protegían habían muerto, por eso se está dando un gran cambio en la mujer y no es su culpa que los hombres sean tan peleoneros y estén haciendo guerras a cada rato, eso está provocando la evolución de la mujer, la mujer está cambiando por necesidad no por gusto. De todas maneras la vida que los hombres le daban y le dan a las mujeres de hogar es horrible, no la valoran, la tratan con la punta del pie, no vale la pena tener un hombre así. Todavía hay millones de mujeres aplastadas, pero cada día serán menos.

    Pronto las mujeres dejarán de pedir permiso a los maridos hasta para salir a tomar un café. Pronto, ya no querrán tener hijos...... Pronto las mujeres dejarán de ser las sirvientas de sus parejas. A veces llegan hasta a mantenerlos con tal de que no se vayan, pronto todo eso se terminará... los tiempos cambian!

  • hace 7 años

    el amor es necesario para la vida humana,todo podemos sentir amor esa es la clave de la grandeza,por eso los medios controladores no quieren que amemos,quieren que creamos que amar es tener a una zorra a tu lado y cogertela el dia san valentin,el amor esta en nuestro corazones, no necesitamos que otra u otras personas nos amen,solo necesitamos amar a una persona ,creeeme la puedes ver en tu propio espejo.

  • Anónimo
    hace 7 años

    Toda construcción social que ha sido generada para el dominio de las personas, trae un padecer a las vidas de los humanos, porque no conoce la realidad conceptual a la que ne verdad hace referencia y encuentra su significado, sino que acepta lo que le es planteado, y en esa medida desea conseguirlo. El padecer viene cuando eso que se le ha planteado de forma social no es real, y lo busca, el sufrimiento es del tamaño del que tienes un objetivo a alcanzar (que buscas) y de lo que realmente alcanzas. Esto regularmente es lo que pasa con esas ideas sociales que se nos imponen acerca de las cosas, y que regularmente son utilizadas con fines políticos, es decir con fines de dominio.

    Saludos.

  • Anónimo
    hace 7 años

    claro que si por que se tiende a crear la falsa idea de que si tienes una relacion sera linda como en las peliculas disney aparecera un principe y seras feliz no siempre es asi por que la relacion se desgasta,puede aparecer la monotonia y conflictos y destruir todo lo bello que alguna vez fue..

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Ara22
    Lv 6
    hace 7 años

    Si totalmente, esa idealización absurda de las personas. Tanto hombres como mujeres se someten a un "deber ser" que es un absurdo: deber ser flacas, deber ser femeninas, deber ser machotes, deber ser varoniles, deber ser más sensibles o menos, etc. Muchos prejuicios se generan a partir de estos conceptos de amor que dan los medios basados en esta cultura que nos sobrepasa y que muchas veces nos golpea duro.

    También está toda la pavada de que tienes que casarte y ser felices para siempre, cuando en la realidad el amor dura lo que tiene que durar y las personas pueden cambiar: hoy pueden amar a alguien y mañana la relación se desgasta y ya no. Además está la cuestión de la monogamia, que es relativa hay personas que prefieren el poliamor. Hay muchas más variantes de las que nos inculcan y eso hace que juzguemos a lo diferente, que no lo entendamos porque estamos encorsetados en lo que nos dice nuestra cultura occidental. Sin dudas los medios no buscan cambiar la imagen del amor porque quieren seguir entorpeciendo a la gente y porque siguen reflejando lo que esta cultura que prima nos quiere imponer.

  • hace 7 años

    opino que los medios nos inculcan un concepto de amor ligado a los intereses del sistema capitalista, regidos por la posesión de objetos materiales y patrimonio, ostentación y lujo. Esto es observable en mayor medida a través de la publicidad. Es por eso que , por ejemplo, cuando se escucha, a través de los medios, acerca de algún romance entre personas de diferente clase social o franja etaria, o de alguien "famoso" y otro no tanto, lo primero que piensa el común de la gente es que en lugar de amor, prima el interés económico o la "fama". Esta falacia, que tiene su base en esta concepción, está tan arraigada que indefectiblemente conduce a la insatisfacción personal y la frustración, haciendo que las relaciones humanas sean cada vez más efímeras e individualistas.

  • sandra
    Lv 4
    hace 7 años

    Si definitivo nos meten en la cabeza que tenemos que sufrir y que no somos nada sin tal persona

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.