Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 7 años

¿Cual ha sido tu mejor sueño de amor?

¿Quien alguna vez no ha vivido de sueños? Yo sí. Cuando te conocí algo en mi cambio, aun sin saber nada de ti pude percibir tu sentir, me sentía feliz cuando tu sentías que lo eras, y cuando lloraste amargamente de tristeza por un amor, sentí que cada lagrima que tu derramabas quemaba mis mejillas y mi corazón se ahogaba con ellas aun sabiendo que no era yo quien las provocaba.

Sin conocer tu rostro pude ver como se reflejaba el dolor y la angustia en él, no sabía a bien que sucedía solo sé que tu dolor me dolía, que al ver tu alma triste la mía también se sentía destruida; fue entonces que me di cuenta que te amaría con todo mi ser y así sucedió.

No sé con exactitud ni que día, ni qué hora, ni ningún otro detalle de cómo fue que empecé a amarte, cuando abrí mis ojos a la realidad de un nuevo día, ya había sido tuya, te pertenecía por completo, desperté con la emoción que brinda el amor, pero no un amor cualquiera, sino un amor de verdad del que colma y llena de bendiciones, del que se entrega total, sin límites; al verme al espejo tan feliz, tan radiante, tan fuera de mi, sin conciencia, sin cordura, supe que no habría marcha atrás, te quería mío, te sentía como tal.

Fue tanto el amor que tenia para dar y lo volqué en ti sin reservas ni precauciones no quería que mi conciencia regresara para no sentirme culpable de tanta dicha, así que permití una y mil veces que la amaras a ella (mi conciencia) para que marchara feliz y que no quisiera regresar, solo así podía vivir soñando que podríamos ser uno, no sabía por cuánto tiempo pero incluso hasta esa incertidumbre me llenaba de gozo, daba todo y recibía, quizá no en la misma medida pero era amor, amor verdadero porque era la comunión de dos almas la tuya, la mía… era una forma de amar pura, clara como el agua. Aun recuerdo la exquisitez de tus palabras diciendo que un amor como el nuestro perduraría a lo largo de nuestras vidas pues lo que verdaderamente une a dos personas son los lazos afectivos que se logran crear y en eso tú lo sabes bien fuimos uno.

Lastimosamente y sueño al fin, tan lejos de mi realidad, tan absurdo en la tuya, nos toco despertar y afrontar lo que no queríamos ver… al amor no le basto la esencia que ambos entregamos exigía presencia, y ni tú, ni yo la pudimos ofrecer en el momento justo, nos toco decir adiós porque descubrimos que jamás podríamos estar juntos.

Me duele el alma al sentir como mi ser se calcina poco a poco entre tanto amor… aun siento tus labios ardiendo en los míos con ese eterno beso que la cruel distancia nos negó.

Tu amor ha sido el regalo más grande y más preciado que Dios me regalo aunque hoy obedeciendo a sus principios debo darle libertad y con el corazón palpitando entre mis manos hoy te digo adiós

3 respuestas

Calificación
  • Respuesta preferida

    Toda una romántica descripción de lo que puede ocurrir con los sueños, que de momento te hacen ver la realidad con desdén...

    Y hablando de sueños, algunas composiciones de mi humilde autoría como obsequio que espero sean de tu agrado:

    “Cuidando tus sueños”

    Anoche le pedí a un ángel que fuese

    a protegerte mientras dormías.

    Casi que inmediatamente volvió

    a aparecerse en presencia mía

    y le pregunté por qué había vuelto,

    por qué de mi solícita petición huía

    sonrió y dijo una lógica y gran verdad

    como una catedral o el sol del mediodía

    Honestamente: Un bello ángel no necesita

    que otro ángel lo cuide, ni de noche ni de día.

    “Sueños en soledad” – H. V. L.

    Señora que a la postre sueñas

    con ansias de vivir y amar

    no te me quedes en deuda

    sumida en la soledad

    pensando en tus desamores

    que eso no te aliviará

    de tus tragedias pasadas

    cometidas por algún truhan,

    por muy viejo que sea un vino

    recuerda con solemnidad

    sólo es bueno el vino añejo

    hecho con uvas de calidad,

    sueña en lo bello de la vida

    que tiene la particularidad

    de hacerte reír gratamente

    con detalles para armonizar

    no juego con sentimientos

    no quiero vender ni comprar

    tazándolos con precio injusto

    que luego has de despreciar;

    vaya un humilde obsequio

    y sin ánimo de lastimar

    a tus sonrojadas mejillas

    mi beso sin agria maldad.

    "Motivos de mi sueño y desvelo"

    Entre mi sueño y mi desvelo

    deseo estar entre tus brazos

    sentir la calidez de tu regazo

    por siempre mi grande anhelo.

    Probar tus labios de caramelo

    entre dulces caricias y abrazos

    ascender contigo al Parnaso

    hasta el confín del alto cielo.

    Y en nuestro mágico vuelo

    tu compañía un espaldarazo

    un Cupido atinando saetazos

    con el arco iris del mismo cielo.

    De mis cuitas serás consuelo

    sin prisa pero sin retraso

    serás cálido elixir de mi ocaso

    en mis madrugadas de hielo.

    “Aunque sea en tus sueños celestinos”

    No diré un ojalá

    como suerte de adivino

    que eso me parece

    de mal augurio y azaroso sino,

    mejor lo digo a mi manera...

    Quiera el Creador y Dios mediante

    confabulado con el destino,

    me pienses tanto

    hasta en sueños clandestinos,

    harto y suficientemente

    como yo te escribo...

    y para no abusar en mis deseos

    al menos aunque sea un poquito... – Hermes Varillas Labrador

    En San Cristóbal “La Ciudad De La Cordialidad” del estado Táchira, Venezuela

    Sin derechos reservados, sino derechos compartidos, bajo licencia copyleft.

  • Anónimo
    hace 7 años

    :P

  • hace 7 años

    o.0

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.