Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 8 años

¿Sabías que Raoul Wallenberg es considerado el Moisés del Siglo XX?

En 1944 Raoul Wallenberg , miembro de una acaudaladisima familia sueca, dejó la seguridad de Estocolmo y marchó a Budapest a rescatar judiós. Su plan era darles pasaportes provisionales.. en los que se acentaba que el portador era un protegido del rey de Suecia. La persecución nazi encabezada por Adolf Eichmanb destinaba a cientos de hombres y mujeres a Auschwitz y otros campos de exterminio. Cuando Wallenberg se enteraba de tales operaciones, se presentaba en la estación ferroviaria, mostraba grandes listas de protegidos y en un tono imperioso, exigía que le fuesen entregados.

Wallenberg fue hallado bajo protección soviética, quizá fue confundido con un espía, según sus captores murió de un ataque cardíaco en prisión en 1947, pero hay quienes dicen haberlo visto años después. Quizá el caso Wallenberg no se aclaré jamás lo cierto es que en seis meses aquel hombre salvó entre 20,000 y 25,000 vidas., muchas más si se considera su labor en el ghetto de Budapest.

Según un descendiente de una de las familias que Wallenberg salvó , "Fue el Moisés del siglo XX, en la historia de la humanidad ha habido pocos como él.

6 respuestas

Calificación
  • hace 8 años
    Respuesta preferida

    No conocia esa historia en concrto, se de muchas personas que salvaron a los judios del holocausto como Irena Sandler, te comparto su historia, es hermosa.

    IRENA SENDLER, LA HEROINA QUE SALVO LA VIDA DE 2500 NIÑOS JUDIOS CATOLICA

    SALVABA A LOS NIÑOS DE LA MUERTE SACANDOLOS EN BOLSAS DE BASURA, CESTOS DE ROPA... Y EN ATAUDES

    salvó a 2.500 niños del Gueto de Varsovia.

    Cuando Alemania invadió el país en 1939, Irena era enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia, que llevaba los comedores comunitarios de la ciudad. Allí trabajó incansablemente para aliviar el sufrimiento de miles de personas tanto judías como católicas. Gracias a ella, estos comedores no sólo proporcionaban comida para huérfanos, ancianos y pobres sino que además entregaban ropa, medicinas y dinero.

    En 1942 los nazis crearon un gueto en Varsovia, e Irena, horrorizada por las condiciones en que se vivía allí, se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos, Zegota. Ella misma lo cuenta: "Conseguí, para mí y mi compañera Irena Schultz, identificaciones de la oficina sanitaria, una de cuyas tareas era la lucha contra las enfermedades contagiosas. Más tarde tuve éxito en conseguir pases para otras colaboradoras. Como los alemanes invasores tenían miedo de que se desatara una epidemia de tifus, toleraban que los polacos controláramos el recinto."

    Cuando Irena caminaba por las calles del Gueto, llevaba un brazalete con la estrella de David, como signo de solidaridad y para no llamar la atención sobre sí misma. Pronto se puso en contacto con familias a las que ofreció llevar a sus hijos fuera del Gueto. Pero no les podía dar garantías de éxito.

    Más tarde tuve éxito en conseguir pases para otras colaboradoras. Como los alemanes invasores tenían miedo de que se desatara una epidemia de tifus, toleraban que los polacos controláramos el recinto."

    Muchas madres y abuelas eran reticentes a entregar a sus niños, algo absolutamente comprensible pero que resultó fatal para ellos. Algunas veces, cuando Irena o sus chicas volvían a visitar a las familias para intentar hacerles cambiar de opinión, se encontraban con que todos habían sido llevados al tren que los conduciría a los campos de la muerte.

    A lo largo de un año y medio, hasta la evacuación del Gueto en el verano del 42, consiguió rescatar a más de 2.500 niños por distintos caminos: comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus, pero pronto se valió de todo tipo de subterfugios que sirvieran para esconderlos: sacos, cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercancías, bolsas de patatas, ataúdes... en sus manos cualquier elemento se transformaba en una vía de escape.

    Irena quería que un día pudieran recuperar sus verdaderos nombres, su identidad, sus historias personales y sus familias. Entonces ideó un archivo en el que registraba los nombres de los niños y sus nuevas identidades.

    Pero los nazis descubrieron sus actividades. El 20 de octubre de 1943, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo y llevada a la infame prisión de Pawiak donde fue brutalmente torturada. En un colchón de paja encontró una estampa de Jesús Misericordioso con la leyenda: "Jesus, en vos confio", que conservó consigo hasta el año 1979, momento en que se la obsequió a Juan Pablo II.

    Ella era la única que sabía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos. Soportó la tortura y se negó a traicionar a sus colaboradores o a cualquiera de los niños ocultos. Fue sentenciada a muerte. Mientras esperaba la ejecución, un soldado alemán se la llevó para un "interrogatorio adicional". Al salir, le gritó en polaco "¡Corra!". Al día siguiente halló su nombre en la lista de los polacos ejecutados. Los miembros de Zegota habían logrado detener la ejecución sobornando a los alemanes, e Irena continuó trabajando con una identidad falsa.

    En 1944, durante el Levantamiento de Varsovia, colocó sus listas en dos frascos de vidrio y los enterró en el jardín de su vecina para asegurarse de que llegarían a las manos indicadas si ella moría. Al finalizar la guerra, Irena misma los desenterró y le entregó las notas al doctor Adolfo Berman, el primer presidente del comité de salvamento de los judíos sobrevivientes.

  • Dylena
    Lv 7
    hace 8 años

    Todo un héroe.

  • Anónimo
    hace 4 años

    Para facilitarte la visita a una ciudad diferente tienes este sitio https://tr.im/1cVEV que te ayudara a ver la ciudad Budapest. Aunque no es tan popular como otras capitales europeas, Budapest tiene, sin duda su encanto y hará de tus reposo unos especiales. Hay muchas cosas que ver y hacer en Budapest como por ejemplo pasearte por la calle Váci Utca, la calle más importante de Budapest cercano con la Avenida Andrássy. Esta calle peatonal está repleta de tiendas de memorias, centros comerciales, restaurantes y cafeterías. Igualmente puedes visitar el Parlamento de Budapest, un edificio más representativo de Budapest y uno de los más famosos de Europa porque es tercer parlamento más grande del mundo. Y, no te puedes ir de Budapest sin presentarse el Castillo de Buda y el Puente de las Cadenas.

  • Anónimo
    hace 8 años

    Según el relato, con mucha razón.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 8 años

    No, Moises moderno no

    pero si un heroe como Oskar Schindler que hizo loo mismo

  • Anónimo
    hace 8 años

    No fue un Moisés, pero, sin ninguna duda fue un gran hombre. Merece toda nuestra consideración, y estoy seguro que Dios no lo olvidó.

    Son gente que viene con una misión difícil, en la que sabe que puede morir de manera terrible, pero, aún así lo acepta. Al igual que Irena Sendler y Schindler. Si hay gente que merece nuestra admiración son esos tres, y muchos otros anónimos, que arriesgaron su vida para salvar a los judíos............Paz a todos

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.