Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 9 años

¿Dónde guardas tus anhelos?

Seguid la carretera que tendida

entre prados está

como inmenso reptil de fina escama

parado a descansar,

y una plaza, antesala de una aldea,

por fin encontraréis

donde la vieja iglesia está orgullosa

de su misma vejez.

Y allí donde agrupadas las acacias

al declinar el sol

parecen los guardianes que se estrechan

para velar mejor;

allí donde las brumas misteriosas

flotan entre la luz;

donde corta el escueto campanario

el horizonte azul;

allí donde las negras cordilleras

parecen a mi afán

negras perlas formando de los valles

el sombrío collar,

está la pobre aldea que idolatro

porque en ella nací,

cuando el otoño descolora impío

de la selva el matiz.

Mi hogar perdido en la olvidada aldea

contemplad con amor

y en su iglesia rezad, que allí he rezado

mi primera oración.

¡Mi aldea! Quiero verla, quiero sola

sus playas recorrer

y aspirar en sus auras nueva vida,

la vida de la fe.

¡Llevádme, por favor! Busco armonías

que sólo encuentro allí,

secreto de sus noches y sus olas

que cantan al gemir.

Quiero, Galicia, en tu adorado seno

mi tristeza cantar,

tú, que vives, cual yo, desventurada,

tú me comprenderás.

Quiero en tus soledades dar al mundo

mi postrimer adiós…

y en tu iglesia rezar entre mis lágrimas

mi postrera oración.

Sofía Pérez Casanova

2 respuestas

Calificación
  • ?
    Lv 6
    hace 9 años
    Respuesta preferida

    Guardó mis anhelos donde han nacido ilusiones, donde he enterrado sueños y he forjado emociones, tengo en mi alma tantas cosas... mas el frió de la ausencia de quien ame tanto en mi vida, me a gritos que me aferre a una balsa, aun madero, a una bandera...

    --Madre: esta fiebre pertinaz y loca

    me quema el corazón, seca mi boca

    y siento en mi interior la despedida

    que mi cuerpo cansado da a la vida.

    ¿ Qué vale el mundo todo y qué la suerte

    cuando se está a dos pasos de la muerte ?

    ¡Cuando se tiene el corazón herido

    parece una impiedad haber vivido!

    No llores más... La muerte es mensajera

    de una VIDA MEJOR... La primavera

    eterna en cuyas blancas floraciones,

    como rosas, perfuman corazones...

    Presintiendo el espasmo de la crisis

    ¿ qué espero de esta vida melindrosa?

    Cuando el arbusto viejo da la rosa

    es preciso que enferme o que fenezca

    y ceda su lugar a otro que crezca

    rozagante, altanero, juvenil...

    ¡Que sólo así los necesita Abril!

    ¡Y yo he cumplido mi misión terrena!

    Fuerza es que venga presto la serena,

    la ensoñada beldad de eterno abrazo

    Tengo frío el corazón y flojo el brazo,

    y aunque mi fé de vencedor es mucha,

    no habré de resistir la cruenta lucha,

    ni mis viejos y débiles oídos

    escucharán los roncos alaridos,

    ni el gemir del cañón, ni la armonía

    que tiene toda la fusilería...

    --Madre: la fiebre ardiente me sofoca...

    Me duele el corazón... Siento en la boca

    ese amargor de hiel que es triste anuncio

    de mi partida... Mi valor es nuncio

    de la envidiable soledad del muerto...

    Mira: yo no quiero que sufras... ¿Cierto

    que no lo harás? Yo no quiero que llores,

    ni que en mi tumba pongas BLANCAS FLORES,

    ni que reces, contrita, por mi alma...

    ¡Feliz he de vivir en esa calma

    que tiene el cementerio, ideal morada

    donde no llega el hombre, Dios, ni nada!

    Si soy de barro, como dice el cuento,

    venga la tierra, pues, como alimento

    de mi carne impura, carne de humano

    que servirá de cárcel al gusano!

    No quiero honores, llantos, ni lamentos...

    Tan sólo cuando mi alma por los vientos

    siga un rumbo ignorado, yo quisiera,

    madrecita mía, que la bandera

    istmeña fuese mi única mortaja...

    ¡Grandeza tánta no cabrá en la caja!

    Si es cierto que me quieres tánto, tánto,

    júrame por tu Dios glorioso y santo,

    madrecita mía, que cuando muera

    envolverás mi cuerpo en la bandera!

    Así me iré dichoso al infinito

    sin que exhale mi boca un solo grito...

    Se me escapa la vida... Un denso velo

    oculta a mi mirada el claro cielo...

    Mira, un frío de muerte estoy sintiendo...

    Me voy... Adiós... Adiós... Me estoy muriendo.

    Pero escúchame, madre... Antes que muera...

    Sí, madre... La bandera... Mi bandera!

    Anónimo

    Saludos amigos, mi abrazo y mi mejor deseo para estas fiestas.

  • En mi corazon, para nunca dejarlos morir....

    No dejes el tiempo consumirte...

    abre los ojos,

    deja sentir ese viento

    que aun llega a tu alma...

    No caigas en la arena...

    siente la libertad

    aunque la creas perdida,

    vive esos instantes de ilusion...

    No mueras en vida

    cierra los ojos

    y míranos a tu lado

    cientos de brazos abiertos

    No consumas tu alma...

    déjala fluir

    toma la luna en tus manos,

    abrazala y que escape la angustia...

    No mueras hoy...

    vive la realidad,

    mundo de lagrimas ausentes

    que recorren tus sentidos...

    Dibuja un amigo...

    que ellos siempre están contigo,

    déjate fluir en realidades

    que la soledad no es morir,

    es solo una manera de ver el mundo...

    ๑۞๑єℓ ρσєтα ∂єѕηυ∂σ๑۞๑

    27/11/11

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.