¿Crees que se puede moderar la escritura?

Jamás he tenido tantos cuentos abiertos, a las provocaciones respondo con letras, no aprendí a bajar las escaleras que llevan a la miseria. SIN TIEMPO El autorretrato de unos de los pintores más grandes del mundo será trasladado a un museo en otro lugar del planeta. Todas las obras son embaladas... mostrar más Jamás he tenido tantos cuentos abiertos, a las provocaciones respondo con letras, no aprendí a bajar las escaleras que llevan a la miseria.

SIN TIEMPO

El autorretrato de unos de los pintores más grandes del mundo será trasladado a un museo en otro lugar del planeta.
Todas las obras son embaladas prolijamente, placas de telgopor separan el papel marrón de la tela.
Será una muestra diferente, jamás nadie en todo el orbe imaginará algo parecido.
Meses antes el intendente de una localidad ubicada en la provincia más austral del mundo se da cuenta que el municipio carece de capacidad física para albergar tantos cuadros.
Convoca a los vecinos, sabe que en la zona hay estancias con mucho espacio, necesita acordar con todos para que ninguno se sienta desplazado.
Malena ha heredado la propiedad.
Sus ancestros han vivido en siglos pasados.
El casco de la estancia tiene una belleza indescriptible.
La planta baja está conformada por un solo salón de dimensiones enormes, en el piso superior están las habitaciones.
Es una joven mujer, el destino eligió para ella la soledad.
Siempre anheló que la quisieran por lo que era, no por el bagaje que traía.
Todos estuvieron de acuerdo en utilizar la sala principal de la casa para que la muestra tuviera éxito.
El titular del municipio ofreció todo tipo de ayuda para concretar el sueño de la muestra.
Sería un impulso para el turismo sumado al placer de observar originales de pintores famosos.
Malena robó tiempo al sueño, todo debía estar perfecto.
En los jardines internos de la estancia ubicaría carpas para los periodistas, nada les faltaría para cubrir el evento.
No modificaría la entrada principal, había espacio suficiente para covertir un sector del jardín en estacionamiento.
Los jardineros agregarían plantas de estación en los canteros.
Marcos es un simpático fotógrafo llegado de la gran ciudad.
Sin darse cuenta el amor encenderá la hoguera.
Malena lo ama, la entrega es sin límites, ninguno de los dos piensa en mañana.
Faltan pocas horas para la inauguración, los caballetes de fina madera sostienen las obras.
Debajo de cada una lucen arreglos florales traidos del Alto Valle de Río Negro, azucenas blancas, alguna orquídea, profusión de helechos plumosos.
Aromas y colores inundan el espacio.
Marcos es un hombre que no acepta estar atado a nada.
El autoretrato de Vincent Van Gogh toma vida.
Malena está bellísima, viste igual a la famosa mujer de la sombrilla que el pintor retratara hace mucho.
Gasas etéreas cubren el cuerpo de la muchacha.
Adivina en la mirada que algo oculta.
Se siente ridículo con su traje de época, la oreja cortada en un momento de extásis.
Escucha a Marcos recitarle a su amor efímero versos que una mujer le dedicara a Juan Carlos Onetti.

“No me abrazarás nunca como esa noche, nunca.
No volveré a tocarte. No te veré morir. “

Vincent toma alcohol, no soporta las lágrimas de una mujer tan bella como ingenua.
Le ofrece vivir en otro tiempo, le asegura que no perderá absolutamente nada.
Natalia no puede con su vida, retrocederá en el tiempo, llorará al ver los “Pájaros negros” que su tutor plasma en la tela.
Recuerda.
Marcos se aprovechó de su debilidad, la entrega fue consentida.
Se amaron hasta que se consumían los pábilos de las velas.
En su vientre tiene el hijo del amor no correspondido.
Quiere olvidar todo para recibirlo.
Un ave de alas oscuras se desprende de la tela, Natalia no teme, el niño que crece en sus entrañas, nacerá en tiempos eternos.

http://www.youtube.com/watch?v=2bazHGdQz...

12 respuestas 12