¿Como se puede obtener el mandil de masones?

se tienen que pasar por pruebas de que tipo?

2 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 10 años
    Respuesta preferida

    La Historia del hombre que usaba un extraño Mandil En cierta ocasión un hombre llega a un país remoto y desconocido. Fue aceptado por los amables habitantes de la región, los cuales le brindaron todo tipo de ayuda. Luego de un tiempo, el visitante empezó a notar algo extraño en la gente de ese país. Tenían una memoria muy limitada. Esto hacía difícil para ellos el comprender la esencia de la realidad, incluso no podían transmitir sus experiencias a las nuevas generaciones, y esto los limitaba a comprender la ciencia divina, pues no podían recordar absolutamente nada de un día a otro. Como resultado, cada hombre tenía que empezar de nuevo; y siempre cada persona tenía que experimentar la misma cosa una y otra vez, en lugar de poder beneficiarse de la acumulación de experiencias. El viajero se percató que si portaba a la cintura un mandil de piel de cordero, este le servía para mantener su propio recuerdo: si no lo usaba se volvía cada vez más vulnerable al miedo y al olvido de sí mismo. Se dio cuenta que el mandil, de alguna manera, contrarrestaba la influencia maléfica que hacía que los habitantes de ese país olvidaran todo, incluso su propia identidad. De manera que esta prenda se convirtió, en la vestimenta que distinguiría al extraño viajero. Los habitantes del país del olvido respetaban principalmente al viajero por su buena memoria. Él pensó adecuado ayudarlos y comenzó a manufacturar mandiles e intentó que las personas lo usasen. Esto iba, sin duda en contra de sus costumbres, y muchos temían portarlos porque los asociaban con el gran poder y superioridad del visitante. Sin embargo, el visitante logró convencer a alguna gente a que vistiesen los mandiles. Ellos, siempre que portaban los mandiles olvidaron los esfuerzos por recordar, y estaban dotados de buena memoria, ya sabían incluso quienes eran y se reconocían unos a otros. La mayoría de los habitantes continuó sin utilizar el mandil, o a usarlos sin comprender su significado, y en el curso del tiempo todo quedó con la simple idea de quien portara el mandil, tendría otras perspectivas equivocadas y olvidaron incluso que debían recordar. Y es que el buen funcionamiento del mandil, estaba vinculado a saber cuál era su verdadero propósito. Algunos usaron el mandil, pero, no recordaban su propósito real. Como el que compra pastillas para mejorar la memoria, las tiene a la mano, pero olvida tomarlas, y por ello su memoria nunca mejora. Como la mayoría de las veces, pasa un tiempo y el objetivo principal se olvida, dando paso a especulaciones sin sustento. Ese país del olvido aún está allí. Sus habitantes han olvidado porque usan mandiles, el viajero regreso al reino donde todos recuerdan quienes son. Los mandiles continúan realizando su función decorativa y en ocasiones alguien intenta sin existo recordar cuál era su verdadero propósito.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.