Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

Ayuda cOn pOema... x favOr ?

hola :)

alguien me puede recomendar algun poema para un corcurso de declamacion? x favOr!!

minimo de 30 versos

y me gustariia que hablara de los sentimientos...

alguien sabe de algunO??

graciias de antemanO

3 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    LOS ZAPATICOS DE ROSA

    Hay sol bueno y mar de espumas,

    Y arena fina, y Pilar

    Quiere salir a estrenar

    Su sombrerito de pluma.

    —“Vaya la niña divina!”

    Dice el padre, y le da un beso,

    “Vaya mi pájaro preso

    A buscarme arena fina!”

    —“Yo voy con mi niña hermosa”,

    Le dijo la madre buena:

    “¡No te manches en la arena

    Los zapaticos de rosa!”

    Fueron las dos al jardín

    Por la calle del laurel:

    La madre cogió un clavel

    Y Pilar cogió un jazmín.

    Ella va de todo juego,

    Con aro, y balde y paleta:

    El balde es color violeta,

    El aro es color de fuego.

    Vienen a verlas pasar,

    Nadie quiere verlas ir,

    La madre se echa a reír,

    Y un viejo se echa a llorar.

    El aire fresco despeina A Pilar,

    que viene y va

    Muy oronda: —“¡Dí, mamá!

    ¿Tú sabes qué cosa es reina?”

    Y por si vuelven de noche

    De la orilla de la mar,

    Para la madre y Pilar

    Manda luego el padre el coche.

    Está la playa muy linda:

    Todo el mundo está en la playa:

    Lleva espejuelos el aya

    De la francesa Florinda.

    Está Alberto, el militar

    Que salió en la procesión

    Con tricornio y con bastón,

    Echando un bote a la mar.

    ¡Y qué mala, Magdalena

    Con tantas cintas y lazos,

    A la muñeca sin brazos,

    Enterrándola en la arena!

    Conversan allá en las sillas,

    Sentadas con los señores,

    Las señoras, como flores,

    Debajo de las sombrillas.

    Pero está con estos modos

    Tan serios, muy triste el mar:

    Lo alegre es allá, al doblar,

    En la barranca de todos!

    Dicen que suenan las olas

    Mejor allá en la barranca,

    Y que la arena es muy blanca

    Donde están las niñas solas.

    Pilar corre a su mamá:

    —“¡Mamá, yo voy a ser buena;

    Déjame ir sola a la arena;

    Allá, tú me ves, allá!”

    —“¡Esta niña caprichosa!

    No hay tarde que no me enojes:

    Anda, pero no te mojes

    Los zapaticos de rosa.

    Le llega a los pies la espuma,

    Gritan alegres las dos;

    Y se va, diciendo adiós,

    La del sombrero de pluma.

    ¡Se va allá, donde ¡muy lejos!

    Las aguas son más salobres,

    Donde se sientan los pobres,

    Donde se sientan los viejos!

    Se fue la niña a jugar,

    La espuma blanca bajó,

    Y pasó el tiempo, y pasó

    Un águila por el mar.

    Y cuando el sol se ponía

    Detrás de un monte dorado,

    Un sombrerito callado

    Por las arenas venía.

    Trabaja mucho, trabaja,

    Para andar: ¿qué es lo que tiene

    Pilar que anda así, que viene

    Con la cabecita baja?

    Bien sabe la madre hermosa

    Por qué; le cuesta el andar:

    —“¿Y los zapatos, Pilar,

    Los zapaticos de rosa?”

    ¡Ah, loca! ¿en dónde estarán?

    ¡Dí dónde Pilar!” “—Señora”,

    Dice una mujer que llora:

    “¡Están conmigo, aquí están!”

    “Yo tengo una niña enferma

    Que llora en el cuarto obscuro

    Y la traigo al aire puro,

    A ver el sol, y a que duerma.”

    “Anoche soñó, soñó

    Con el cielo, y oyó un canto,

    Me dio miedo, me dio espanto,

    Y la traje y se durmió”.

    “Con sus dos brazos menudos

    Estaba como abrazando;

    Y yo mirando, mirando

    Sus piececitos desnudos.

    “Me llego al cuerpo la espuma.

    Alcé los ojos, y ví

    Está niña frente a mí

    Con su sombrero de pluma.

    —“¡Se parece a los retratos

    Tu niña!”—dijo:—“¿Es de cera?

    ¿Quiere jugar? ¡si quisiera!...

    ¿Y por qué está sin zapatos?”

    “Mira, ¡la mano le abrasa,

    Y tiene los pies tan fríos!

    ¡Oh, toma, toma los míos,

    Yo tengo más en mi casa!

    ¡No sé bien, señora hermosa,

    Lo que sucedió después;

    ¡Le ví a mi hijita en los pies

    Los zapaticos de rosa!

    Se vio sacar los pañuelos

    A una rusa y a una inglesa;

    El aya de la francesa

    Se quitó los espejuelos.

    Abrió la madre los brazos,

    Se echó Pilar en su pecho,

    Y sacó el traje deshecho,

    Sin adornos y sin lazos

    Todo lo quiere saber

    De la enferma la señora:

    ¡No quiere saber que llora

    De pobreza una mujer!

    —“¡Sí, Pilar, dáselo! ¡y eso

    También! ¡tu manta! ¡tu anillo!”

    Y ella le dio su bolsillo,

    Le dio el clavel, le dio un beso.

    Vuelven calladas de noche

    A su casa del jardín;

    Y Pilar va en el cojín

    De la derecha del coche.

    Y dice una mariposa

    Que vio desde su rosal

    Guardados en un cristal

    Los zapaticos de rosa.

    es de jose marti....trata sobre los buenos sentimientos...espero que te haya gustado,...

  • hace 4 años

    entonses l. a. señora paquita le dijo a mi vesina por que mi abuela le dijo un chisme al amigo de mi amigo de mi primo que estaba serca de donde estava l. a. vesina y se iso un chismarajo y le dijo piripitiflautica xD

  • hace 1 década

    Me dices que te vas,

    y estoy de acuerdo,

    no, no dejas nada atrás,

    si acaso un pequeño recuerdo.

    No destruyes una vida

    ni acabas con mi existencia,

    el tiempo, todo lo olvida,

    incluso se está borrando tu ausencia.

    Pero, sabes, yo creía en el amor,

    ese que pregonan tantos

    con poesía y cantos,

    que a algunos causa alegría

    y a otros causa dolor,

    Ese que inclemente

    y con carácter de ladrón

    va robando el corazón

    y sometiendo la mente.

    Ese que sutil penetra

    por los poros de la piel,

    que te mantiene soñando

    y hasta a veces divagando,

    Que no te deja salida

    que te obliga a serle fiel.

    El que te hace prisionero

    en una cárcel de cristal

    por el que te dices !me muero!

    si llega mi libertad.

    Y todo ésto que veía

    reflejado en tu mirar

    hoy no lo puedo encontrar,

    fué solo una fantasía.

    Por eso, vete, ya no haces mal,

    total si brilla tu ausencia

    o si florece tu presencia

    es sólo circunstancial.

    Porque lograste aclarar

    de forma más que inclemente

    y explicarle a ésta mente

    que no existe el verbo amar.

    Porque lograste aclarar

    a mi pobre corazón

    que muere por sin razón

    pues no existe el verbo amar.

    Por tí, no voy a llorar,

    más si por lo que me has enseñado

    me duele haberme engañado

    pues yo amaba el verbo amar.

    LO SIENTO ESTA UN POCO LARGO OJALA Y TE GUSTE

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.