Anónimo
Anónimo preguntado en Política y gobiernoGobierno · hace 1 década

que me pueden decir acerca de los macheteros de puerto rico?

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    El Nacimiento de Los Macheteros

    La última década del siglo 19 presagiaba un cambio dramático en lo que era la transformación de una república revolucionaria de profundas reivindicaciones so-ciales en una nación neocolonialista y sobretodo, imperialista. Estados Unidos de América se iniciaba en la esfera internacional como el país que habría de estable-cer las pautas políticas y económicas para todo el mundo. El hundimiento del aco-razado USS Maine, hecho denunciado como autoprovocado, fue el pretexto utiliza-do para declarar la guerra a una España debilitada, nación que ejercía la soberanía sobre las islas de Cuba, Puerto Rico y, en el Pacífico, sobre las Filipinas.

    En 1898, el gobierno de Estados Unidos ordena a su ya poderosa flota naval la invasión del territorio puertorriqueño, ejecutándose esta tras un implacable bom-bardeo sobre la capital puertorriqueña de San Juan. Este hecho marcó el principio de la aplicación de una política colonial clásica en Puerto Rico, cosa que no pudie-ron hacer en Cuba ni en Filipinas.

    Existían entonces numerosas partidas sediciosas, entre ellas, una denominada como Los Macheteros, que es el origen histórico del nombre del Ejército Popular Boricua - Los Macheteros. Estas llamadas partidas sediciosas estaban divididas en sus objetivos. Algunas exigían, además de reivindicaciones sociales, el respeto a los derechos humanos y civiles de los puertorriqueños, al igual que la libertad para Puerto Rico. Otras se dedicaban a obtener beneficios mediante actos ajenos a los mejores intereses políticos y sociales de los puertorriqueños.

    Desde muchos meses antes de la invasión, Puerto Rico había logrado su autono-mía política tras décadas de luchas anticoloniales, y negociaciones con el régimen monárquico español. Uno de los artículos fundamentales del pacto político enton-ces concertado entre el pueblo de Puerto Rico y España expresaba, con toda clari-dad, que el mismo no podía ser unilateralmente modificado por ninguna de las partes, por lo que cualquier modificación política no podía ser impuesta por Espa-ña sin el tácito consentimiento del pueblo puertorriqueño. Ha sido ampliamente demostrado, por juristas expertos en la ley internacional, que el Tratado de París, firmado entre Estados Unidos y España en 1898, constituía una violación del Pacto Autonómico acordado entre el régimen de España y los representantes del pueblo puertorriqueño. El Tratado de París constituía, de hecho, una imposición de carác-ter militar que permitía la usurpación de la soberanía que legítimamente le corres-pondía al pueblo puertorriqueño, mediante un "traspaso" del territorio y del pueblo puertorriqueño a los Estados Unidos.

    Estos hechos reafirmaron el derecho ya reclamado durante más de un siglo por el pueblo puertorriqueño a su independencia nacional y al pleno ejercicio de su sobe-ranía. La administración política de Estados Unidos sobre Puerto Rico, durante los primeros años de su usurpación de nuestro territorio nacional, le fue asignado a las fuerzas militares y navales de ocupación. De inmediato, estos se dieron a la tarea de intentar destruir la personalidad nacional del pueblo puertorriqueño, su cultura, costumbres e idioma, todo ello ejerciendo el total control sobre la econo-mía nacional, sobre la superestructura ideológica sobre los medios de comunica-ción y formativos, y sobre todas aquellas agencias que tienen la responsabilidad de establecer las normas de vida de un pueblo.

    Estas agresiones obligaron a los sectores más conscientes del pueblo puertorri-queño a organizarse para salvar la nación y la patria. A través de las décadas que sucedieron a la invasión nuestro pueblo ha luchado por todos los medios a su al-cance para lograr su ansiada libertad y hacer justicia. La defensa cultural ha cons-tituido un bastión de lucha incansable para nuestro pueblo. Es decir, la defensa de nuestro idioma, de nuestras tradiciones, de nuestro folclor y de nuestros valores nacionalmente patrióticos han sido ejes utilizados por el pueblo para garantizar su sobrevivencia. La lucha armada ha sido, igualmente, un mecanismo irrenunciable por constituir en sí mismo un derecho de todo pueblo colonizado para luchar por la independencia de la patria. El derecho al ejercicio de la lucha armada fue conver-tido en práctica y concepción de lucha central por don Pedro Albizu Campos y su heroico Partido Nacionalista. El gobierno de los Estados Unidos conoce muy bien cómo en el 1950 se llevara a cabo la Revolución del 50, al igual que los ataques por comandos nacionalistas no sólo a la Casa Blair en ese año, sino también al Congreso de los Estados Unidos en el año 1954.

    Fiel a nuestra tradición de lucha, en 1978, fue fundado el Ejército Popular Boricua, tras un profundo análisis de lo que era nuestra realidad política. Las dos décadas que precedieron a su fundación fueron años de profunda represión política a todos los sectores identificados con la independencia de la patria; fueron años en los cuale

    Fuente(s): Yop...Y mi libro...
  • hace 1 década

    Todos están presos o escondidos en Cuba.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.