Giralda preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

¿Hay manera de delimitar las horas de un mismo día?

Pelaje

Al borde, el cuerpo guarece al alma invernadero.

Riela red sobre el pulso del alba

que cascada desgrana luz.

Rubor que se hincha pliegue

de mañana

en

mañana.

II

Desde su oscura entraña

el sol

perla retoza

infatigable oriente solitario

al mediodía.

III

Las primeras horas de la tarde desapercibidas desfilan. Tintineos femeninos, franjas, se confabulan platos y ollas. La piel reposa y rocío, se escurren aire. Declinan, ambarino velo de terciopelo, ultimas gotas de agua en el fregadero.

IV

Imperceptible arriban rumor,

embriagan

labios,

inciertas mariposas,

las horas

previas

al

ocaso.

V

Amancebada yace

cadera amplia

la noche.

Peldaño

a peldaño

fragua

sortija

Las primeras estrellas

encaje clarean holán

Risueñas bailan

filigrana

sobre su enagua

VI

Címbrese sueño la madrugada

Cada poro

destile

aérea faz

alma.

Actualización:

Humberto G, gracias por ser tan puntual. Efectivamente, somos nosotros los que hacemos los días.

Actualización 2:

Scarlata, tu exaltación alumbra faz. Quién tuviera tu atinada osadía. Eres no sólo una escritora ágil y versátil sino una lectora que irrumpe luz.

El instante iris, a veces opaco, a veces tan blanco,

jugando a ondear con crepúsculo rojo,

en el horizonte danza de colores,

púrpuras, azules, nubes, nubes, nubes

Actualización 3:

Así es, Sí soy reiterativa tanto en óptica como en código. Se llama estilo.

Gracias por la visita.

Actualización 4:

Silas, lo lindo, lo maravilloso es que las tramas poéticas, aun las más intrincadas o las más ingenuas, son pasión que se desborda manto sobre el lector. Eyyy, no seas tan masoquista. Ícaro o Sísifo, no importa. El caso es venir al caso. Lo tuyo me llamó y éso barro o ala atiza.

Actualización 5:

Lilas, olfato y vista ondeas sombra y todo sobre la cuadratura de un patio que franja se ciñe avistamiento. Me conmociona.

Actualización 6:

Lilas, olfato y vista ondeas sombra y todo sobre la cuadratura de un patio que franja se ciñe avistamiento. Me conmociona.

Actualización 7:

Gato, haciendo honor a tu nic, sigilo te vuelcas aliento. Gracias.

Actualización 8:

Devota quedo yo de tu música que en el contrapunto del silencio se unta hora.

Ya las sombras se alargan,

la tarde baja;

sube desde el oriente

la noche larga.

Actualización 9:

Andy, alma inicias y alma feneces. Coincido contigo y con Humberto G, el ánimo es un abanico que se abre ojiva o se cierra umbral a voluntad de quién lo porta. Me honras.

Actualización 10:

Elsa, linda, siempre generosa. Me alegro que te hayas montado a la travesía a lo largo de horas acompañadas de excelsa compañía. Mi abrazo y cariño para ti toda.

Actualización 11:

Revelación:

Puse este poema para conjurar una umbría que me "cortó la viada" (como dicen por aquí). Viene de días luminosos. Qué frágiles caminan los días.

No hay mejor respuesta. Todos me honran.

9 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Querida Giralda, ¡qué bello! ....y Scarlet, también.

    Modestamente, ad hoc, hemos preparado una fusión ( antes puse refrito, queda mal) de dos poemas para la ocasión, la celebración del poema de Giralda. Es que me lo imaginé que cada invitado que hacía toc...toc debía trer uno...jajajajaja

    Mirando el cielo, quizás puedas delimitar las horas

    I.-

    Al alba cielos como techumbres celestes.

    Los he visto al despertar.

    gloriosos, violentos, magníficos con sus truenos y relámpagos

    volviendo mar el patio.

    Cielos claros del amanecer alivian el final de insomnes noches .

    Impertérritos cielos son los de los condenados a muerte

    II.-

    Cielos que van con trenes que parten desde ignotas estaciones

    dejando las pálidas manzanillas de las vías.

    Cielos abandonados en graves playas solitarias.

    Otros en paisajes lunares en los que predomina el blanco.

    Esos son los de la tarde temprana

    III.-

    Los olvidados arden en desvanecidos jirones.

    Son cielos rojos del crepúsculo teñidos por soles marchitos

    Olvidados digo, pues nadie nombra ya la palabra crepúsculo.

    IV.-

    Arriban los cielos de las noches en sus destellos diamantinos.

    su luna cómplice

    y su jazmín cimbreante que se asoma desde la barandilla..

    Lilas P

  • hace 1 década

    Las horas se delimitan por si solas, las tareas, las sombras, los colores, se ocupan de ayudarlas.

    Giralda, tanto me ha gustado tu poemas, ha traído a mi recuerdos de los años lejanos de la niñez, que me motivó a escribir algo de esos recuerdos que compartiré contigo.

    Gracias por dejarnos tus expresivas letras.

    I

    Sube, brillante el astro

    desde la mar en calma,

    tibieza al aterida ave

    cubierta por la escarcha,

    un arco iris forma entre las ramas.

    II

    Cantando el labrador

    al campo marcha,

    en la cocina quieta

    el rumor avanza.

    III

    La siesta se termina,

    el trabajo aguarda;

    los niños que regresan,

    fuera la calma.

    IV

    Ya las sombras se alargan,

    la tarde baja;

    sube desde el oriente

    la noche larga.

    Un placer leerte y responder.

    Un abrazo

  • *
    Lv 6
    hace 1 década

    Desde el otro lado de...tu orilla, delimito día

    imaginando asueto, sin faena, esfuerzo, tajo.

    holgazaneando aún con rumor de tálamo arrastrando,

    izando pestañas a la luz que, osada, entra por la ventana.

    II

    Sol en plenitud, tasca, birra, amistad y risas,

    luminosidad en la cima, cumbre,

    caracol humanidad, sin prisas.

    III

    Mesa, manjar y hambre,

    cocinas bullendo, gritando reboso,

    mirar, probar, devorar...comienza la tarde.

    IV

    Párpados cansados, dormitar, soñar,

    las panzas rellenas reposando todo,

    sestear le llaman, descanso y aplomo.

    V

    Minutos inciertos, allá cada escena,

    en unas, partida, cartas, mus o copa,

    café que endereza, arreglar los tiros

    que de largos visten para proseguir camino.

    VI

    El instante iris, a veces opaco, a veces tan blanco,

    jugando a ondear con crepúsculo rojo,

    en el horizonte danza de colores,

    púrpuras, azules, nubes, nubes, nubes.

    VII

    Astro tras telón ocultando faz,

    se viste de montes y esconde la cara,

    las aves trinando, algarabía en árbol,

    una capa oscura nos muestra su luna.

    De ahí en adelante, todo sea, osea,

    desde fiesta, cena, hasta ese comienzo

    donde piel engendra su cuna...y el sueño.

    Saludos giralda, muy buen poema el tuyo, me gustó y además me resultó muy divertido, muy interesante crear letras(inspiración generada en las tuyas) e intentar acoplarlas a tus excelentes versos.

    Un placer.

  • hace 1 década

    No Giralda, no hay manera. Ni las horas o minutos, vamos; ni siquiera los segundos, pueden ser delimitados de ninguna manera. Tus versos, por ejemplo, transcurren contingentes al paso de tu sangre. Cada instante, como cada pulsación de tus arterias, es ráfaga de astillas que a cada nueva ondanada cambia de dirección, color, temperatura, vértigo. Esto es, por ello, una suerte de afortunada locura. De cualquier manera, gracias por tu optimismo.

    Fuente(s): Richard Rorty
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • A
    Lv 7
    hace 1 década

    Hola, Giralda.

    Y yo me quedo muda.

    Y nadie me sacará una palabra después de leer esta belleza...esta noche amancebada, con las estrellas que danzan en punta sobre las enaguas plateadas de la luna...

    Hermoso talento, disfrutan las palabras hilvanando maravillosas ideas en tu poesía...

    Te aplaudo y también lo hago a las respuestas que te dieron, festín del alma y de las letras.

    Muchos cariños.

    Elsie

  • hace 1 década

    Hola, bello poema, con su encanto en cada momento, en el trancurrir del día, de hora en hora con sus mágicos cambios, de luz, tonalidad, temperatura, que nos lleva de instante en instante a los cambiantes estados de ánimo y que alargan o comprimen nuestras horas, pues es el medio que podrian ser delimitadas, en muy particular experiencia de cada quien.

    Por ello, aunque las horas no existen, son una medida y son delimitadas según nuestro sentir, felices o tristes, animadas o sufridas.

    Así como la sicronía de las horas en tu poema, cada una en su ritmo y trivialidad, que llenan los espacios de nuestra vida, y recorren el sendero de nuestras horas vividas en un eterno ahora.

    Felicidades por tu bello poema. Saludos.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Giralda:

    La forma exquisita y hermosa; como delimitas y nos representas al día; conforme se va dando su paso e interminable recorrido; es agradable como el viento y fresco como la brisa. Tu agudeza e ingenio inspiracional; te permiten muy bien captar en esencia del día, lo más fenomenal.

    Tu escrito es; Interesante y Brillante.

    Saludos!.

    Fuente(s): Opinión!.
  • hace 5 años

    A posteriori de haber sufrido durante mucho tiempo con este problema y sin encontrar una alternativa eficaz debes saber que, este https://tr.im/1KJF2 es el lugar perfecto para resolver el problema del mal aliento.

    Fin Al Mal Aliento es un libro donde el método presentado es completamente natural y elimina eficazmente el mal aliento. Los ingredientes necesarios se pueden encontrar fácilmente en cualquier sitio y a precios muy accesibles y como el producto es descargable, su entrega está hecha de forma inmediata a posteriori de efectuar el pago para que resoles de una vez por todo este problema.

    Con este volumen también recibirás obsequios extra, varias guías digitales que complementan el software por otra parte de la seguro de 2 meses en caso de que el volumen no te convence.

  • Anónimo
    hace 1 década

    hay un algo repetitivo en tu poesía, pero no se lo que es

    quizás la temática o algunas palabras...

    un día me entretengo a verlo bien

    .

    Fuente(s): >>>
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.