Archer preguntado en Belleza y modaModa y Accesorios · hace 1 década

¿que tipo de maquillaje,peinados,ropa interior,joyas,zapatos y accesorios utilizaban en el siglo 19 en mexico?

Es urgente, es para un trabajo de la escuela

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Blusas, corpiños, camisas, corsés, canesús de encaje, enaguas múltiples, miriñaques, crinolinas, camisolas, camisolines, frú, frú de seda, puf, polisón, y demás; un sinfín de prendas en ropa blanca, de algodón o lino, por medio de las cuales se pretendía que las damas de sociedad realzaran su belleza. Gran variedad de accesorios como las sombrillas, sombreros, pañuelos, cuellos de encaje, guantes, bolsas, zapatillas, botines, y muchos más.

    Durante el día, especialmente para asistir a misa, las damas simplificaban su vestimenta y portaban mantillas a la usanza española y velos de seda, las más jóvenes, o cubiertas con un pañolón de seda. ”.

    Por su parte, las mujeres del pueblo dedicadas al trabajo –vendedoras de hortalizas, de flores, de frutas, de aguas, de tortillas, de comida, y en sus labores, la molendera, la planchadora, la lavandera, la tamalera, la buñolera y muchas más con “su liso cabello negro, sus blancos dientes que enseñan con franca y sencilla risa...”– vestían huipiles y enaguas de telas de lana o de algodón de colores. Sus adornos estaban formados por “gargantillas y relicarios, anillos de plata en las manos y aretes de calabacillas de corales” y sus arracadas de oro, que lo mismo ostentaban la mujer que elaboraba las enchiladas, como la vendedora de aguas frescas. Desde luego, como prenda indispensable estaba el rebozo, hecho de seda o de algodón, cuyo valor dependía de su largo, de la forma de las puntas y tras del cual las mujeres se ocultaban: “esconden frente, nariz y boca y sólo se ven los puros ojos, como entre las mujeres árabes... y si no les llevan les parece que van desnudas...” Destaca la presencia de la tradicional China vestida con “una enagua interior con encajes bordados de lana en las orillas, que llaman puntas enchiladas; sobre esa enagua va otra de castor o seda recamada de listones de colores encendidos o de lentejuelas; la camisa fina, bordada de seda o chaquira...con el rebozo de seda que se echa al hombro... y su breve pie en un zapato de raso...”

    La vestimenta masculina, a diferencia de la femenina, se conservaba más dentro de la comodidad y de la actividad laboral. Los campesinos y pastores indígenas requemados por el sol, vestían la inconfundible camisa y calzón blanco de manta. De ahí la creciente producción de mantas de algodón por las cuales surgieron muchas fábricas mexicanas a finales del siglo XIX.

    En cuanto a los rancheros, su vestimenta se componía de “unas calzoneras de gamuza de venado, adornadas a los lados de botones de plata ...otros las usan de paño con galón de oro...”, un sombrero adornado con toquilla se plata, alas grandes y a los lados de la copa “unas chapetas de plata en forma de águila u oro capricho”. Cubría su cuerpo con la manga de Acámbaro, especie de capa, y un sarape de Saltillo, considerados como los mejores.

    Los trajes masculinos eran la levita, con sombrero de copa, el frac, el uniforme militar, o bien el traje de ranchero o de charro. La vestimenta masculina se conserva siendo prácticamente la misma desde el uso de la levita por Benito Juárez y el grupo de liberales, quienes mantenían con orgullo la austeridad republicana como símbolo de honestidad ybuen gobierno. Esta actitud se extendió incluso a las esposas. Cabe recordar la memorable referencia de la carta que Margarita Maza de Juárez hace a su esposo: “Toda mi elegancia consistió en un vestido que me compraste en Monterrey hace dos años, el único que tengo regular y que lo guardo para cuando tengo que hacer alguna visita de etiqueta...”

    Conforme finaliza el siglo XIX, la mecanización de la industria textil y el descenso en el precio de las telas de algodón, combinado aún con el interés por cubrir y ocultar, libera a la mujer de la crinolina, pero le añade el polisón y se mantiene el corsé de varillas de ballena. Hacia 1881, los vestidos de lujo para las damas mexicanas se elaboran en diversas telas, como la faya de seda, y se adornan con abalorios: “Las mujeres se disputaban la cintura más estrecha, conseguida con corsets tan apretados que hasta les quitaban la respiración y las hacían desmayarse, rivalizaban en profusión de encajes, aplicaciones, pliegues y bordados. La mujer de la época era de movimientos estudiados y precisos y su figura llena de adornos simbolizaba el romanticismo”.

    Hacia 1895, la variedad de telas aumentan en sedas, terciopelos, satines, los tradicionales encajes denotan la opulencia. Las mujeres se vuelven más activas, por ejemplo, para practicar algunos deportes como tenis, golf, ciclismo y natación. Además, la silueta femenina se afina cada vez más.

  • hace 1 década

    XD QUE PREGUNTA¡¡¡ COMO QUIERES Q SEPAMOS ESO?????????????

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.