Tsunami preguntado en GastronomíaRecetas de Cocina · hace 1 década

Quiero cocinar caracoles. si alguien sabe como purgarlos y una receta mi mail es cristianferzoco@yahoo.com.ar?

6 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Hay regiones que fabrican unas tinas de barro específicas para su purga, otras usan cestos de mimbre.

    En cualquier caso debemos tener muy en cuenta que la función del purgado no es eliminar las babas, como mucha gente piensa, sino la de que estos bichitos coman y caguen durante un par de días una dieta controlada, para eliminar de sus intestinos posibles alimentos tóxicos para el hombre, como esas hojas de hiedra que tanto les gustan o incluso setas venenosas que para ellos son golosinas de lo más saludable.El mejor sistema es ponerlos en un cesto de mimbre con un plato de agua, otro de harina y varias ramas de romero (también deben ponerse las botas comiendo laurel y tomillo,)

    De esta forma los bichitos estarán a sus anchas, comiendo y cagando harina de trigo y hojas de romero, con lo que al cabo de esos tres días estarán gorditos, sabrosos, saludables y hasta con un gustito especiado que les sale del interior.

    Una vez purgados, deben lavarse muy bien con abundante agua salada y acidulada de vinagre. Esto ya sí es una ***** porque los pobres se ponen histéricos y empiezan a restregarse y a babear .

    Una vez bien lavados, pasamos al tercer paso que consiste en cocerlos, algo que tampoco suelen aceptar de muy buen grado.

    Esto debe hacerse en agua dulce fría. De este modo, el gasterópodo se siente sus anchas después del duro trance del vinagre y sale tomar el fresco para preguntar a sus vecinos que demonios ha sucedido y si la lluvia ácida ha pasado ya. Ante la falta de información metereológica, estos salen cada vez más de su Mobil Home y, como la cazuela está al fuego, pues cuando se quieren dar cuenta, se han cocido con el **** al aire.

    Se lavan los caracoles con abundantes aguas y se dejan en ayuno con harina y romero unos tres o cuatro días. Se les vuelve a lavar con agua y un poco de vinagre con sumo esmero, luego, se sumergen en una olla grande con agua fría y se acerca al fuego lento para que la temperatura vaya subiendo muy despacio, los caracoles emergen de sus helicoidales cáscaras (este proceso se denomina engañarlos) y cuando todos están asomando se da un buen golpe de calor, se hierven. Se añade algo de laurel y un clavo. Con cinco-siete minutos basta.

    No es mala técnica, pero yo prefiero echarlos directamente en agua hirviendo con sal y vinagre, es menos divertido, pero el bicho, al ver la que se avecina, se acurruca en su bunker y así conserva mejor sus sabores.

    Basta con un hervor y ya se pueden sacar y conservar un par de días, o hasta el momento del guiso.

    Paella de caracoles

    Poner el paellón al fuego y verter más o menos 10 cucharadas de aceite, y alrededor del aceite (para que no se queme el paellón por los extremos) se espolvorea con sal. Se coloca la cabeza de ajos (perdiz) en el centro del paellón junto con el conejo, el pollo y la costilla de cerdo, previamente sazonados y a fuego medio, se sofríe bien la carne.

    Cuando empiece a dorarse, es cuando se añaden las alcachofas troceadas y el pimiento rojo dejándolo sofreír un poco. Luego se agrega el bote de tomate y se deja unos 5 minutos más.

    Por último se tiran las judías verdes troceadas, los bajocons y los caracoles, rehogándolo todo durante unos minutos y se añade el agua hasta cubrir los clavos de las asas del paellón.

    Cuando empiece el hervor, añadir el azafrán, la sal y las ramitas de romero fresco que deberán permanecer durante 5 minutos en el caldo antes de retirarlas. Dejar cocer a fuego fuerte durante 20 minutos más.

    Transcurridos los 20 minutos se añade agua, si hiciera falta, para suplir la evaporada, hasta los clavos, se deja hervir un par de minutos y se prueba de sal. Rectificar si hiciera falta. A continuación se tira el arroz en forma de cruz.

    El arroz deberá sobresalir por encima del caldo aproximadamente un dedo. Se remueve distribuyéndolo por toda la paella y al mismo tiempo se pone a fuego fuerte, para que el hervor lo distribuya bien. Se mantiene así durante unos minutos, y luego se baja a fuego medio otros 20 minutos más.

    Si empezase a oler un poco a quemado, y la parte de arriba se viera que todavía no está hecha, lo que haremos, una vez retirada la paella del fuego, es taparla con papel de aluminio o un trapo húmedo y mantenerla así durante unos 10 minutos para que se termine de hacer la parte superior.

    De todas formas la paella siempre se ha de dejar reposar destapada unos 5 ó 10 minutos antes de servir.

    INFORMACIÓN ADICIONAL

    Antes de servir la paella a los comensales, es necesario remover un poco el arroz en el paellón para que se mezcle la parte superior con la inferior, ya que uno puede estar más hecho que el otro.

    La cabeza de ajos (llamada perdiz) se sirve a aquellas personas que les guste, pues los ajos después de haber sido fritos y hervidos pierden su fuerza y tienen un sabor muy rico.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Para purgarlos simplemente cuelgalos de la propia red donde vienen un dia, (significa que hacen caquita y se vacian)

    receta

    caracoles sazonados y cocidos en aceite de oliva con bacón, tomate triturado, pimiento rojo y guindilla entre otros ingredientes.

    calentamos el aceite en una cazuela de barro, y cuando comience a humear incoporamos sazonamos los caracoles y los incorporamos a la cazuela. Rehogamos hasta que se consuma el líquido que hayan soltado.

    A continuación añadimos el ajo y la cebolla, removemos y cocinamos hasta que tomen color. Ahora añadimos el bacón y dejamos que se dore un poco, añadiendo luego el tomate, la pimienta y la guindilla.

    Finalmente cocinamos hasta que los caracoles estén cocidos y la salsa en su punto de sabor. Servimos en la misma cazuela.

    Fuente(s): mentol
  • Anónimo
    hace 1 década

    Se los tiene durante tres o cuatro dias alimentadolos con harina de maiz , luego se los lava muy bien.

    Aqui te va una receta quedan buenisimos

    A la bordelesa

    Limpiar y purgar 750 gramos de caracoles, prepararlos con dos o tres días de anticipación. Espolvorearlos con abundante harina para que coman. Al cabo de este tiempo se los lava muy bien, pasándolos varias veces por agua tibia y dejándoles el caparazón completamente limpio.

    Luego se los vuelve a lavar con agua tibia con un poco de sal para que suelten la baba, y por último se los coloca en una cacerola con abundante agua tibia y con hierbas aromáticas.

    Colocar a fuego lento hasta que los caracoles salgan del caparazón, y luego se eleva a fuego fuerte. Dejar hervir durante 20 minutos, espumando de tanto en tanto. Posteriormente se separan dos cucharones de esa agua y los animales se pasan por el colador.

    Aparte, en una cacerola baja y ancha, colocar 50 gramos de manteca y media taza de aceite. Se lleva al fuego y se doran cuatro dientes de ajo y una cebolla, todo finamente picado. Agregar seis tomates pelados y bien cortados, una cucharada de hongos secos remojados y picados y 70 gramos de jamón crudo. Saltar esto y poner una cucharada de conserva de tomate y una cucharada de harina. Revolver bien, agregándole dos vasos de vino seco y una cucharada de ají. Poner los caracoles, saltarlos un momento, agregarles hierbas aromáticas y el agua que se separó de la cocción. Tapar la cacerola y dejar hervir a fuego lento hasta que la salsa esté algo reducida, luego servir

  • hace 1 década

    El objeto del curado de los caracoles es cambiar en sus intestinos los restos de vegetales que estuvo ingiriendo, por alimentos controlados, además de asegurarse de cocer solamente los que están vivos.

    Guarde los caracoles en un balde donde se haya puesto en su interior una capa de harina de maíz seca hasta cubrir el fondo, también se puede poner harina integral, harina de trigo, salvado o lechuga. Tápelos con un mosquitero atado para que puedan respirar y no se salgan. Déjelos 2 días para luego pasarlos a otro balde igual al anterior todos los que estén vivos dejándolos 1 día más.

    Traspáselos a un balde con agua tibia que se le ha agregado 1 vaso de vinagre y ½ taza de sal, dejándolos 15 minutos para luego enjuagarlos en abundante agua corriente.

    Para cocerlos colóquelos en una cacerola con agua tibia con un poco de sal hasta que empiece a hervir, déjelos 5 minutos más y sáquelos con una espumadera.

    Sáquelos de su caparazón con un escarbadiente, lávelos con agua y sal, déjelos escurrir, quedando listos para ser preparados. La parte negra del fondo, los intestinos, siempre es algo amarga, si quiere se la saca

    CARACOLES FRITOS

    Ya listos para prepararlos, páselos por harina, y luego uno por uno páselo por pastina o huevo batido al que se le ha salpimentado y agregado un poco de perejil cortado finamente.

    Fríalos en abundante aceite hasta que estén dorados.

    Se sirven calientes.

    CARACOLES A LA PROVENZAL

    Ya listos para prepararlos póngalos en una fuente o un frasco con sal, pimienta y salsa provenzal, dejándolos en la heladera por un par de días antes de consumirlos.

    Se sirven fríos como parte de una entrada.

    CARACOLES DE MAR A LA PROVENZAL

    Preparación:

    Hiérvalos con un poco de sal por 20-30 minutos o hasta que estén tiernos.

    Pínchelos con un tenedor para sacarlos, descarte el intestino y lávelos en agua fria. Córtelos en pedazos chicos y colóquelos en una fuente.

    Agrégueles salsa provenzal

    Se sirven como parte de una entrada.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Para limpiar los caracoles necesitaremos, los caracoles (como es obvio), harina, sal y abundante agua.

    ¿Cómo se limpian los caracoles?: La finalidad de la limpieza de los caracoles son dos, primero debemos hacer que se purguen. Es decir que se liberen de toda la suciedad que tengan en su “intestino” y de esa manera limpiar todas las toxinas que tengan. Y la segunda finalidad de la limpieza es extraerles todas las babas que tengan. Así que primero deberemos lavarlos, purgarlos y limpiar y lavar las babas, para posteriormente cocinarlos. Cuando tengamos nuestros caracoles los lavaremos bien con mucha agua para eliminar suciedades de las conchas o de los propios bichos. Después para purgarlos. Hay muchas formas: una es dejarlos en ayuno durante unos días. Aunque a mí me parece muy poco efectiva. Para mí la mejor forma es la de meterlos dentro de harina, aunque tampoco hace falta cubrirlos por completo. Con la harina conseguiremos que los caracoles se alimenten de la harina. Con 3 días bastará. Pasados tres días toca, tal vez, lo más engorroso de la limpieza y es intentar eliminar la mayor baba posible. Para hacerlo hay muchas formas como siempre. La mejor es utilizar sal y agua. Limpiamos toda la harina que tengan los caracoles con agua. Veremos como los caracoles se reaniman y empiezan a babear. Acto seguido les “ayudamos” a babear más y les echamos sal por encima. Les dejamos unos 5 minutos de esta forma y les volvemos a pasar por agua. Este paso lo haremos tantas veces como sea necesario hasta que no salga baba. Algunas veces pueden pasar un par de horas limpiando los caracoles. Y llegó el momento de cocinarlos. Los metemos en una cazuela con agua fría y laurel a fuego lento y procedemos a engañar a los caracoles. Conforme la temperatura sube lentamente los caracoles van saliendo de las conchas, entonces es el momento de poner al máximo el fuego y hervirlos. Los mantenemos hirviendo unos 6-7 minutos.

    CARACOLES CON ALIOLI -para 6 personas (aperitivo)

    1 kg de caracoles, agua, sal, laurel, vinagre. Para el all-i-oli podemos utilizar salsas preparadas que dan muy buenos resultados, o hacerla como se indica.

    Mezclar los caracoles cocidos con salsa alioli, que se prepara machacando en un mortero 4 dientes de ajo, agregando 1 yema cruda y 1 cocida. sal y jugo de ½ limón. Agregar lentamente 1 pocillo de aceite a medida que se bate con batidor.

    ----------------------------

    CARACOLES PICANTILLOS

    1 kg. de caracoles, 1 puñado de almendras,1 pimiento seco, 1/2 cucharadita de guindilla molida (algo menos si no os gusta muy, muy picante), 1 rebanada gruesa de pan de ayer, 2 dientes de ajo, 1 ramita de apio, aceite de oliva virgen extra y sal.

    He utilizado caracoles de criadero que obviamente no están tan buenos como los del campo, pero tienen la ventaja de que el lavado se resume mucho.Lavamos los caracoles con agua fría, los sumergimos en un barreño con agua y los tapamos, los dejamos así un par de horas (suena muy cruel, pero, los ahogamos).Hacemos un ajopollo, esto es, freímos en mantequilla con aceite las almendras peladas y los ajos, añadimos el pan , los pimientos y la guindilla, licuamos, sacamos al vaso de la batidora, añadimos agua y batimos.Vertemos el ajopollo en una sartén honda, ponemos al fuego y añadimos la rama de apio y los caracoles, cocemos por 15 minutos a fuego bajo, rectificamos la sal y el picante y listo.

    -.-----------------------

    suerte, Lilulí

    Fuente(s): ww.directoalpaladar.com/recetas...aperitivos/caracoles-con-all-i-oli-receta -
  • hace 1 década

    dejalos 48 horas en harina de maiz o sea polenta luego los lavas y lo haces de la forma que mas te gustan

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.