Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesFilosofía · hace 1 década

¿Zanahoria, huevo o café?

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y lo difíciles que le resultaban las cosas. No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente. Mirando a su hija le dijo:

- "Querida, ¿qué ves?"

-"Zanahorias, huevos y café" fue su respuesta.

La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó:

"¿Qué significa ésto, padre?"

El le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café sin embargo eran únicos; después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua.

"- ¿Cuál eres tú?", le preguntó a su hija. "Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes? ¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable? ¿Poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargado y áspero, con un espíritu y un corazón endurecido?

¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor. Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas mejor y haces que las cosas a tu alrededor mejoren.

Y tú, ¿cual de los tres eres?

11 respuestas

Calificación
  • Respuesta preferida

    De adolescente fui una VERDADERA ZANAHORIA!!!

    Con los años, matrimonio, dos hijos, crisis de todo tipo,

    muertes, enfermedades, separaciones, me convertí en

    algo más sólido, como un grano de café.

    Lo que nunca fui es un huevo!!

    Jamás!!

    Un abrazo gigante querida amiga!

    Muy linda pregunta y reflexion!

  • hace 1 década

    Hola

    Zanahoria.

    Abel

  • hace 1 década

    trato de ser como el cafe!!gracias por tu lindo relato besos!!!

  • hace 1 década

    Que buena lección nos has compartido Angeluz...

    Honestamente soy una extraña mezcla de los tres... aun que de ahora en adelante optare por ser Café... no es fácil... eso requiere más trabajo que ablandarse o endurarse... pero es a lo que hemos venido al mundo.

    Que estes bien.

    Chao.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Hola Angeluz!!

    Sin dudas que soy una zanahoria, jajajaja

    Espero poder cambiar.

    Tengo tiempo para aprender.

    Un besito

    Gracias por tu historia

    es para reflexionar.

    Melisa

  • hace 5 años

    EN VERDAD LO IDEAL SERIA SER COMO EL CAFÉ,,PERO LA DUREZA CON LA QUE NOS TRATA LA VIDA NOS HACE TAN FRÁGILES COMO LA CASCARA DE HUEVO Y ANTE LAS ADVERSIDADES SUPREMAS COMO LA MUERTE DE UN SER QUERIDO TAN BLANDOS COMO LAS ZANAHORIAS,CLARO QUE TODAS ESTAS SITUACIONES NOS SIRVEN PARA LA EXPERIENCIA DE LA VIDA LO CUAL NOS CONVIERTE EN CAFÉ TRANSFORMANDO NUESTRAS VIDAS. SALUDOS ♫♫♫UN ABRAZO DE COLOMBIANO MI HERMAN@♫♫♫. !!!UNA MANITO ARRIBA ES UNA MANITO AMIGA¡¡¡ ¡¡¡ABAJO LOS REPORTES INJUSTIFICADOS Y LAS MANITOS ABAJO!!! ♥ ♥ ♥ COLOMBIA ES PASIÓN ♥ ♥ ♥

  • hace 1 década

    ♥angeluz♥ @migos del @lma ♥ HOLA AMIGA!!!!!!!!!

    QUE HERMOSA HISTORIA, LA CONOCÍA PERO IGUAL ME PRENDÍ DE ELLA Y LA LEÍ HASTA EL FINAL, COMO EL QUE SABOREA UN RICO Y PERFUMADO CAFÉ. QUÉ COSA NO, QUE A PESAR QUE LA CONOCEMOS LO BUENO SE SIGUE LEYENDO?¿?¿?¿

    Mira ante el inmenso dolor que me causó la partida hacia otro plano de mi familiar más querido, EL COLOSO, pasé por todas las etapas

    Me parece recordar que primero fui como el huevo, ME PUSE DURO, preguntándole a Dios POR QUÉ?¿?¿? POR QUÉ?¿?¿

    Después pase a ser como una zanahoria, y quizás hasta ahora a veces lo sigo siendo, PORQUE ME FALTA EL PILAR MÁS IMPORTANTE EN MI VIDA...

    Luego de pegarle a los almohadones, de gritar, de llorar, aunque tu no me ves, menos mal?¿?¿, me convertí en un café... PERO SOLO A VECES...

    Y lo hice TODO POR ÉL, porque quería pedirle a Dios y a Jesús que le hicieran un lugarcito, que lo aceptaran en el Bien...

    Me hizo café, la Fe, la Esperanza y la Caridad, esas que YO LES RECOMIENDO A USTEDES MISMOS...

    Lo que quiero para mí, TAMBIÉN LO QUIERO PARA LOS DEMÁS, así debe ser...

    Porque QUIERO SER CAFÉ para LOS DEMÁS ES QUE ESTOY EN Y.R. para aportar mi experiencia y mi sentir PARA QUE TODOS LO SEPAN, que seguimos existiendo y esto no se termina aquí.

    Y por qué tienen que convertirse en café: Para ser mejores personas cada día, a cada instante...

    Gracias por escucharme y por EL BELLO RELATO QUE NOS DEJASTE.

    Se tu un rico café todos los días con tus hermanos...

    GRACIAS POR TU PREGUNTA

    TE DEJO MI ♥, UN ABRACITO Y ESTRELLITA

  • hace 1 década

    creo que primero soy como la zanahoria al enfrentarme a una situación que no esperaba o desconosco después soy como un huevo me enduresco protegiéndomee a el miedo, desilusión o lo que me halla pasado en ese momento ya cuando analizo las cosas soy como el cafe trato de aprender de lo que me sucedió y trato mejorar las cosas y recobro mi esencia :-)

  • hace 1 década

    como el grano de cafe! me gusto mucho!

  • hace 1 década

    uno de kada uno

    xD

    no no te kreas soi los granos de cafe

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.