¿Se puede comparar al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, con Adolf Hitler.?

El odio expresado por el presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad es una advertencia a toda la humanidad. ¿Corremos el peligro de ver la repetición del Holocausto? Ahmadineyad ha hablado ante la reunión de la ONU, sobre Israel y de que es un Estado racista. Garrigues dijo "por eso nos hemos... mostrar más El odio expresado por el presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad es una advertencia a toda la humanidad.

¿Corremos el peligro de ver la repetición del Holocausto?

Ahmadineyad ha hablado ante la reunión de la ONU, sobre Israel y de que es un Estado racista.
Garrigues dijo "por eso nos hemos ido", además aseguró "Esta retórica inflamatoria no tiene de ninguna manera cabida en una conferencia de la ONU sobre el racismo y cómo combatirlo", en palabras del embajador británico ante la ONU, Peter Gooderham, quien también abandonó la sala. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue más allá y pidió en un comunicado "una reacción de extrema firmeza" de la UE ante un "discurso de odio

Los 23 representantes de la UE, en su mayoría embajadores, abandonaron la sala de reuniones entre abucheos al presidente iraní, que continuó impasible su discurso animado por los aplausos de varias delegaciones árabes.

El grueso de países europeos, incluida España, se unió así al boicot de Alemania, Italia, Polonia y Holanda, países que, junto a Estados Unidos e Israel, habían decidido no asistir a la cita en Ginebra.

Ahmadineyad aseguró que "el sionismo mundial está en el origen del racismo" el mismo día en el que los judíos conmemoran el Holocausto y tras reunirse con el presidente de Suiza, Hans Rudolf Mertz.

La reunión provocó la rápida llamada a consultas del embajador de Israel en Berna, la capital del país. En un comunicado difundido por la embajada en España, Israel aseguró que "el encuentro con un conocido negacionista (...) no es compatible con los valores de libertad, justicia y democracia" y subrayó la "vergüenza" sentida por el presidente israelí, Shimon Peres.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que desde que llegó al cargo en 2007 se ha caracterizado por su discreción, reaccionó tras el discurso con contundencia. "Deploro el uso de esta tribuna por el presidente de Irán para acusar, dividir e incitar", manifestó. Para Washington, la alocución fue "vil y odiosa", además de "vergonzosa", en palabras del embajador adjunto ante la ONU, Alejandro Wolff.

Aquí pueden leer más:
http://www.publico.es/internacional/2201...
.
10 respuestas 10