por que somos hijos de san jorge?

por que dicen que todos somos hijos de san jorge

7 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    SAN JORGE Y EL DRAGÓN: Hace mucho tiempo, cuando había caballeros por estos lares, existía un caballero que se llamaba Jorge. No sólo era más valiente que los demás, sino tan noble, generoso y bueno que la gente le dio en llamar San Jorge.Los salteadores no se atrevían a molestar a la gente que vivía cerca de su castillo, y todas las fieras fueron exterminadas o ahuyentadas, para que los niños pudieran jugar sin temor en el bosque.Un día San Jorge salió a recorrer la comarca. Por doquier vio a los hombres trabajando en los campos, a las mujeres cantando mientras hacían sus quehaceres en el hogar, y a los niños jugando alborotadamente.-Estas personas están felices y a salvo. Ya no me necesitan -dijo San Jorge.“Pero tan vez en alguna parte haya entuertos y temores. Tal vez haya alguna parte donde los niños no pueden jugar tranquilos, alguna mujer a quien han secuestrado, incluso dragones para matar. Mañana empezaré a cabalgar en busca de tareas que sólo un caballero puede realizar.Temprano por la mañana, San Jorge se puso el casco y la reluciente armadura, se ciñó la espada, montó su gran caballo blanco y salió por la puerta del castillo. Echó a andar por la empinada y tosca carretera, muy erguido, con el aire de bravura y fortaleza que cuadra a un caballero.Atravesó la aldehuela del pie de la colina y echó a andar a campo traviesa. Por doquier vio fértiles campos llenos de espigas ondulantes, por doquier reinaban la paz y la abundancia.

    Siguió cabalgando hasta llegar a un paraje que nunca había visitado. Notó que no había hombres trabajando en los campos. Las casas estaban silenciosas y vacías. La hierba de la vera del camino estaba quemada como si la hubieran incendiado. Un trigal pisoteado estaba en llamas.San Jorge acercó el caballo y miró en derredor. Había silencio y desolación por doquier.-¿Qué será este espanto que ha ahuyentado a la gente de sus hogares?. Debo averiguarlo, y ayudar si es posible -se dijo.Pero no había nadie a quien preguntarle, así que San Jorge siguió cabalgando hasta que vio en lontananza las murallas de una ciudad.-Sin duda aquí encontraré a alguien que podrá explicarme la causa de todo esto -dijo, y cabalgó más deprisa.

    Entonces la gran puerta se abrió y San Jorge vio muchedumbres que se apiñaban dentro de la muralla. Algunos lloraban y todos parecían atemorizados. San Jorge vio a una bella doncella vestida de blanco, con un cinturón de seda escarlata, atravesando la puerta a solas. La puerta se cerró con estré**** y la doncella echó a andar por la carretera, sollozando amargamente. No vio a San Jorge, que se le aproximaba a la carrera.-Doncella, ¿por qué lloras? -preguntó San Jorge, acercándose.Ella miró a ese caballero erguido, alto y apuesto.

    -¡Oh, señor caballero! -exclamó-. Aléjate de este lugar. ¡Ignoras el peligro que corres!-¡Peligro! -dijo San Jorge-. ¿Crees que un caballero huiría del peligro? Además, bella moza, estás sola aquí. ¿Crees que un caballero te dejaría así? Dime cuál es tu problema, para que pueda ayudarte.-¡No, no! -exclamó ella-. Lárgate. Sólo perderías la vida. Hay un temible dragón en las cercanías, y puede venir en cualquier momento. Su hálito te destruiría si te encontrara aquí. ¡Vete cuanto antes!-Cuéntame más -dijo severamente San Jorge-. ¿Por qué sales sola al encuentro de este dragón? ¿No quedan hombres en tu ciudad?

    -Ay -suspiró la doncella-, mi padre el rey es viejo y débil. Sólo me tiene a mí para cuidad de sus súbditos. Esta espantoso dragón los ha echado de sus hogares, se ha llevado sus reses y ha arruinado sus cosechas.Todos han buscado refugio dentro de las murallas. Hace varias semanas que el dragón llegó a las puertas mismas de la ciudad. Nos hemos visto obligados a darle dos ovejas por día para el desayuno.“Ayer no quedaron más ovejas, así que dijo que derribaría las murallas y destruiría la ciudad a menos que le ofrecieran una doncella. La gente pidió ayuda a mi padre, pero él no pudo hacer nada. Voy a entregarme al dragón. Tal vez si me tiene a mí, la princesa, perdone a nuestro pueblo.Guíame, valiente princesa. Muéstrame dónde se encuentra ese monstruo.Cuando la princesa vio los brillantes ojos y el fornido brazo de San Jorge, que desenvainó la espada, ya no sintió miedo. Dando media vuelta, echó a andar hacia una reluciente laguna.-Allí suele estar siempre -susurró-. Como ves, el agua se agita. Está despertando. San Jorge vio que la cabeza del dragón salía de las aguas Pliegue tras pliegue emergía. Al ver a San Jorge, rugió furiosamente y arremetió contra él.Exhalando humo por las narices, abrió las mandíbulas como para engullir al caballero y su caballo.San Jorge gritó y atacó al dragón blandiendo la espada, asentándole feroces y fuertes mandobles. Fue una batalla terrible.

    Al fin el dragón cayó herido. Rugió de dolor y se lanzó contra San Jorge, abriendo la bocaza cerca de la cabeza del bravo caballero.

    San Jorge aguzó la vista y hundió la espada con todas sus fuerzas en la garganta del dragón, que cayó muerto a los pies del

  • hace 1 década

    anda esa si no me la sabia, donde lo leiste o donde supiste de ello?

    yo...ps soy yo... hija de quien debo ser, aunque algunos son hijos de su.... no creo que sean hijos de san jorge.

  • hace 1 década

    Mira yo no me meto en las andanzas de tu familia.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Mi papá no se llama Jorge y menos aún es santo.,

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    no habia escuchado eso, yo soy hijo de mi papa y de mi mama...gracias a Dios....

  • hace 1 década

    Soy hija de Dios ¿ quién es San Jorge ? Ay , perdón ,un hombre que vivió por justicia y lo han hecho "santo". Un espíritu bueno y de luz ¿ no ? Y que seguro ha padecido muchisimo con todas las sectas de este mundo ... SÍ YA SÉ QUIÉN HA SIDO CUANDO SE LLAMÓ ASÍ.

    Saludos.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Yo soy hija de Caillech.

    Fuente(s): Mitologa.
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.