La plataforma de Yahoo Respuestas cerrará definitivamente el próximo 4 de mayo de 2021 y solo estará disponible en modo de lectura. Ningún otro producto de Yahoo ni tu cuenta personal se verán afectados por este cambio. Si necesitas más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos puedes acceder a esta página de ayuda.

Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

NECESITO 3 POEMAS DE LA EPOCA DEL ROMANTICISMO PARA HOY CON SU AUTOR?

Necesito 3 poemas de las epocas de el romanticismo, realismo, modernismo y satirico 10 puntos al que lo conteste en menos de 30 minutos

4 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Gustavo Adolfo Bécquer

    No sé lo que he soñado...

    No sé lo que he soñado

    en la noche pasada;

    triste muy triste debió ser el sueño,

    pues despierto la angustia me duraba.

    Noté al incorporarme

    húmeda la almohada,

    y por primera vez sentí al notarlo

    de un amargo placer henchirse el alma.

    Triste cosa es el sueño

    que llanto nos arranca,

    mas tengo en mi tristeza una alegría...

    sé que aún me quedan lágrimas.

    Edgar Allan Poe:

    EL CUERVO

    I

    En una noche pavorosa, inquieto

    releía un vetusto mamotreto

    cuando creí escuchar

    un extraño ruido, de repente

    como si alguien tocase suavemente

    a mi puerta: «Visita impertinente

    es, dije y nada más » .

    II

    ¡Ah! me acuerdo muy bien; era en invierno

    e impaciente medía el tiempo eterno

    cansado de buscar

    en los libros la calma bienhechora

    al dolor de mi muerta Leonora

    que habita con los ángeles ahora

    ¡para siempre jamás!

    III

    Sentí el sedeño y crujidor y elástico

    rozar de las cortinas, un fantástico

    terror, como jamás

    sentido había y quise aquel ruido

    explicando, mi espíritu oprimido

    calmar por fin: «Un viajero perdido

    es, dije y nada más ».

    IV

    Ya sintiendo más calma: «Caballero

    exclamé, o dama, suplicaros quiero

    os sirváis excusar

    mas mi atención no estaba bien despierta

    y fue vuestra llamada tan incierta...»

    Abrí entonces de par en par la puerta:

    tinieblas nada más.

    V

    Miro al espacio, exploro la tiniebla

    y siento entonces que mi mente puebla

    turba de ideas cual

    ningún otro mortal las tuvo antes

    y escucho con oídos anhelantes

    «Leonora » unas voces susurrantes

    murmurar nada más.

    VI

    Vuelvo a mi estancia con pavor secreto

    y a escuchar torno pálido e inquieto

    más fuerte golpear;

    «algo, me digo, toca en mi ventana,

    comprender quiero la señal arcana

    y calmar esta angustia sobrehumana »:

    ¡el viento y nada más!

    VII

    Y la ventana abrí: revolcando

    vi entonces un cuervo venerando

    como ave de otra edad;

    sin mayor ceremonia entró en mis salas

    con gesto señorial y negras alas

    y sobre un busto, en el dintel, de Palas

    posóse y nada más.

    VIII

    Miro al pájaro negro, sonriente

    ante su grave y serio continente

    y le comienzo a hablar,

    no sin un dejo de intención irónica:

    «Oh cuervo, oh venerable ave anacrónica,

    ¿cuál es tu nombre en la región plutónica? »

    Dijo el cuervo: «Jamás ».

    IX

    En este caso al par grotesco y raro

    maravilléme al escuchar tan claro

    tal nombre pronunciar

    y debo confesar que sentí susto

    pues ante nadie, creo, tuvo el gusto

    de un cuervo ver, posado sobre un busto

    con tal nombre: «Jamás ».

    X

    Cual si hubiese vertido en ese acento

    el alma, calló el ave y ni un momento

    las plumas movió ya,

    «otros de mí han huido y se me alcanza

    que él partirá mañana sin tardanza

    como me ha abandonado la esperanza »;

    dijo el cuervo: «¡Jamás! »

    XI

    Una respuesta al escuchar tan neta

    me dije, no sin inquietud secreta,

    «Es esto nada más.

    Cuanto aprendió de un amo infortunado,

    a quien tenaz ha perseguido el hado

    y por solo estribillo ha conservado

    ¡ese jamás, jamás! »

    XII

    Rodé mi asiento hasta quedar enfrente

    de la puerta, del busto y del vidente

    cuervo y entonces ya

    reclinado en la blanda sedería

    en ensueños fantásticos me hundía,

    pensando siempre que decir querría

    aquel jamás, jamás.

    XIII

    Largo tiempo quedéme así en reposo

    aquel extraño pájaro ominoso

    mirando sin cesar,

    ocupaba el diván de terciopelo

    do juntos nos sentamos y en mi duelo

    pensaba que Ella, nunca en este suelo

    lo ocuparía más.

    XIV

    Entonces parecióme el aire denso

    con el aroma de quemado incienso

    de un invisible altar;

    y escucho voces repetir fervientes:

    «Olvida a Leonor, bebe el nepenthes

    bebe el olvido en sus letales fuentes »;

    dijo el cuervo: «¡Jamás! »

    XV

    «Profeta, dije, augur de otras edades

    que arrojaron las negras tempestades

    aquí para mi mal,

    huésped de esta morada de tristura,

    dí, fosco engendro de la noche oscura,

    si un bálsamo habrá al fin a mi amargura »:

    dijo el cuervo: «¡Jamás! »

    XVI

    «Profeta, dije, o diablo, infausto cuervo

    por Dios, por mí, por mi dolor acerbo,

    por tu poder fatal

    dime si alguna vez a Leonora

    volveré a ver en la eternal aurora

    donde feliz con los querubes mora »;

    dijo el cuervo: «¡Jamás! »

    XVII

    «Sea tal palabra la postrera

    retorna a la plutónica rivera,»

    grité: «¡No vuelvas más,

    no dejes ni una huella, ni una pluma

    y mi espíritu envuelto en densa bruma

    libra por fin el peso que le abruma! »

    dijo el cuervo: «¡Jamás! »

    XVIII

    Y el cuervo inmóvil, fúnebre y adusto

    sigue siempre de Palas sobre el busto

    y bajo mi fanal,

    proyecta mancha lúgubre en la alfombra

    y su mirada de demonio asombra...

    ¡Ay! ¿Mi alma enlutada de su sombra

    se librará? ¡Jamás!

    Victor Hugo

    LA TUMBA Y LA ROSA

    La tumba dijo a la rosa:

    -¿Dime qué haces, flor preciosa,

    lo que llora el alba en ti?

    La rosa dijo a la tumba:

    -de cuanto en ti se derrumba,

    sima horrenda, ¿qué haces, di?

    Y la rosa: -¡Tumba oscura

    de cada lágrima pura

  • A
    Lv 7
    hace 1 década

    Romanticismo: José de Espronceda, Rosalía de Castro y Bécquer:

    Gustavo Adolfo Bécquer

    Rima LIV

    Cuando volvemos las fugaces horas

    del pasado a evocar,

    temblando brilla en sus pestañas negras

    una lágrima pronta a resbalar.

    Y, al fin, resbala y cae como gota

    de rocío al pensar

    que cual hoy por ayer, por hoy mañana,

    volveremos los dos a suspirar.

    Realismo:

    RECUERDOS

    Gaspar Núñez de Arce

    ¡Tantas esperanzas muertas

    y tantos recuerdos vivos!...

    en el corazón humano

    jamás se forma el vacío.

    Nace una ilusión y muere;

    pero su cadáver mismo

    queda insepulto en el alma

    y siempre en la mente fijo.

    ¡Ay! por eso yo que os llevo

    ha tantos años conmigo,

    esperanzas engañosas

    que me halagásteis de niño;

    hoy que bajo el grave peso

    de vuestro cadáver gimo,

    ¡infeliz de mí! quisiera

    que nunca hubiérais nacido.

    Modernismo: Amado Nervo, José Martí.

    José Martí.

    Cultivo una rosa blanca

    Cultivo una Rosa Blanca

    Cultivo una rosa blanca

    En Junio como en Enero,

    Para el amigo sincero,

    Que me da su mano franca.

    Y para el cruel que me arranca

    El corazón con que vivo,

    Cardo ni ortiga cultivo

    cultivo una rosa blanca.

    Satirico: Francisco de Quevedo, Luis de Góngora.

    Francisco de Quevedo

    A un hombre de gran nariz

    Erase un hombre a una nariz pegado,

    érase una nariz superlativa,

    érase una alquitara medio viva,

    érase un peje espada mal barbado;

    era un reloj de sol mal encarado,

    érase un elefante boca arriba,

    érase una nariz sayón y escriba,

    un Ovidio Nasón mal narigado.

    Erase el espolón de una galera,

    érase una pirámide de Egito,

    las doce tribus de narices era;

    érase un naricísimo infinito

    frisón archinariz, caratulera,

    sabañón garrafal, morado y frito

    muchos saludos.

  • Anónimo
    hace 1 década

    es.shvoong.com/tags/romanticismoes.wikipedia.org/wiki/Literatura_espa%C3%B1ola_del_Romanticismo - monografias.com/trabajos16/.../autores-romanticismo.shtml html.rincondelvago.com/romanticismo_generos-y-autores.html ...suerte ...besos

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.