¿Qué significa la parábola de los talentos?

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el de los dos talentos dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el que había recibido un talento dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo. Mas su señor le respondió: Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.

Mateo 25, 14-30

13 respuestas

Calificación
  • Respuesta preferida

    Los talentos no sólo representan las pertenencias materiales. Los talentos son también las cualidades que Dios nos ha dado a cada uno.

    La primera alude al que recibió cinco monedas y a su compañero, que negoció con dos. Cada uno debe producir al máximo según lo que ha recibido de su señor. Por eso, en la parábola se felicita al que ha ganado dos talentos, porque ha obtenido unos frutos en proporción a lo que tenía. Su señor no le exige como al primero, ya que esperaba de él otro rendimiento.

    Igualmente se aplica a nosotros, según las posibilidades reales de cada individuo. Hay personas que tienen gran influencia sobre los demás, otras son muy serviciales, otras, en cambio, son capaces de entregarse con heroísmo al cuidado de personas enfermas, los hay con una profesión, con un trabajo, con unos estudios, con una responsabilidad concreta en la sociedad...

    Pero puede darse el caso del tercer siervo del evangelio: no produjo nada con su talento. A Cristo le duele enormemente esa actitud. Se encuentra ante alguien llamado a hacer un bien, aunque fuera pequeño, y resulta que no ha hecho nada. Eso es un pecado de omisión, que tanto daña al corazón de Cristo, porque es una manifestación de pereza, dejadez, falta de interés y desprecio a quien le ha regalado el talento.

    El que ama de verdad, querido amigo, no deja escapar ninguna ocasión para aprovechar sus dones y hacerlos fructificar en bien de los demás.

  • Anónimo
    hace 1 década

    bueno los talentos son los dones que nos da Dios...

    todos tenemos... Dios te da los que El cree conveniente...

    1,

    2,

    3,

    4...

    cada quien a su capacidad, Dios te da esos talentos o dones para que los uses los desarrolles y con ellos ganes gente para Cristo, si no los usas, osea si no crees en Dios o si crees pero no haces nada para ganar gente pues eres como ese siervo inutil, a lo que se refiere con,...

    Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.

    es que se te quitara ese talento para darselo al que tiene mas ya que ese si los sabe trabajar... osea las bendiciones se van para el que usa sus talentos... no importa que tengas solo uno.. con el puedes hacer muchoooo.

    y pues al que no los use para Dios, como lo dice el versiculo, sera hechado al infierno, ahi se arrepentiran por no haberlos usado y se lementaran deseando que el tiempo vuelva

    espero haberte ayudado

    Dios te bendiga

  • Anónimo
    hace 1 década

    mira no se si lo haya entendido bien, ami me explicaron muchas parabolas en un colegio en el que estube, ami comprender te digo que Dios al momento de nacer te da virtudes de las cuales depende de ti desarrollarlas o dejarlas en el olvido, un ejemplo facil es la inteligencia, a todos los hombres nos dio una capacidad de inteligencia que nosotros en lo que estamos vivos debemos de desarrollarla y no desaprovecharla, asi el que se dedica toda la vida atrofiando su mente con chaladerias y fruslerias es como si fuese el siervo malo que en lugar de multiplicar sus dones los escondio, me entiendes?, bueno espero te haya gustado mi respuesta , adios.

  • Maria
    Lv 7
    hace 1 década

    Hola

    La biblia manifiesta que Dios repartió dones y ministerios a su iglesia, desde el que hace misericordia, don de sanidades, ciencia, sabiduría, discernimiento, ministerios de evangelista, maestro, etc. Dios cuando da a una persona un don o un ministerio espera a que esa persona lo use para edificar el pueblo de Dios y el nombre de Dios sea glorificado. Hay personas que teniendo un don o un ministerio lo tienen lleno de polvo, olvidado, no le ponen voluntad, fuerza ni deseo, entonces viene la demanda de Dios...

    Bezaso!

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Que el día que uno se encuentre frente a Dios,te pedirá explicaciones sobre lo que hiciste con los dones o talentos que El te dio,por ejemplo si tienes una voz melodiosa como la aprovechaste,?

    si tienes el don de la ayuda y comprencion a cuantos ayudaste,son ejemplos para que entiendas,saludos

  • Anónimo
    hace 1 década

    Los ocho talentos —los bienes de Cristo— se distribuyen según las aptitudes o capacidades espirituales de los esclavos. Los esclavos representan clases de discípulos. En el primer siglo, la clase que recibió los cinco talentos evidentemente incluía a los apóstoles. Jesús pasa a decir que tanto el esclavo que recibió los cinco talentos como el que recibió los dos talentos los duplicaron al predicar el Reino y hacer discípulos. Pero el esclavo que recibió un solo talento lo escondió en la tierra.

    El gozo de su Amo, Jesucristo, era el de entrar en posesión del Reino cuando viajara al extranjero, a su Padre en el cielo. En cuanto a los esclavos fieles de la actualidad, ellos se sienten muy gozosos de que se les confíen más responsabilidades relacionadas con el Reino, y a medida que terminan su vida terrestre tienen el gozo culminante de ser resucitados como parte del Reino celestial.

    Los seguidores de Cristo tenemos que trabajar para aumentar los bienes de su Amo celestial mediante participar de lleno en predicar para que reciban Su encomio y recompensa y eviten que se les eche a la oscuridad de afuera y a la destrucción completa.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Dios nos ha dabo "talento" o habilidades cada uno segun su capacidad, y de nosotros depende usar lo q Dios ha puesto en nosotros para tener "mas", aki no importa kien obtubo mas ganacias sino q al q reunio los 4 talentos le fue = q al de los 10, pues a Dios solo le importa nuestra fidelidad y el el ultimo caso el siervo pone excusas del por q no hizo crecer su dinero...por eso su final diferent.

    Pero lo q Dios kiere d nosostros es nuetra FIDELIDAD

    bendiciones

  • Anónimo
    hace 1 década

    Puede haber muchas interpretaciones, dependiendo de en qué área de la vida lo apliques.

    Una de ellas es que si Dios te concede ciertas virtudes debes cultivarlas, tanto para tí mismo como para provecho de los demás. Por ejemplo, si a tí te concedió la voz (cosa que algunos no tienen, al menos físicamente) deberías usarla para bien y crecimiento, no para engañar o insultar a los demás.

  • hace 1 década

    Dios te ha dado al nacer, muchos dones especiales. (talentos).

    A esos "bienes" que te regalo, vos debes hacerlos producir. cuanto mayor produccion obtengas, mayores beneficios tendras. Esto habla de las capacidades conque has venido al mundo. el amor, la verdad, la inteligencia, la caridad, el respeto por la autoridad, el deber, la responsabilidad.Cuanto mas ofreces, a vos mismo primero, cuidando y valorando tu propio cuerpo como templo en donde mora el espiritu; y a la vez amando, respetando al "otro" como a vos mismo. Siendo un ejemplo de honradez, regalando buen humor, palabras amables, trabajando esforzadamente...eso es hacer producir tus talentos.!

    Pero el que es perezoso, irrespetuoso, lujurioso, egoista con todos sus bienes, materiales o no, el usurero, el avaro,, el desamorado; bien a este que nacio con los "talentos" pero no los hizo producir" le seran quitados.!

    No deseo cansarte con la explicacion.

    Espero haber sido clara, concreta y capaz de sintetizar algo tan maravilloso como la explicacion de la palabra divina.

    Abrazo afectuoso

  • Anónimo
    hace 1 década

    hola

    aparte de sacarle el mayor provecho a tus dones o talentos así como siempre hacer las cosas para el bien, creo que habla esta parábola de que no debemos dejar pasar las oportunidades para ser mejores.

    siempre hay que ver que es lo que se tiene y con respecto a eso tienes que hacer un plan el cual te beneficie a ti, por consecuencia beneficia a los demás.

    habla del progreso de cada individuo y que todos somos capaces de hacer lo que queremos dejando a un lado los temores.

    además la recompensa esta al terminar y se siente bien.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.