¿Qué es un "Do de pecho"?

.

Por ejemplo he leido que en una ópera hay como veintitantos dos de pecho. ¿A qué se refieren?

Actualización:

ferdecla: perfecta e ilustrativa tu respuesta pero me surgen otras dudas: ¿quiere decir que ese Do de pecho es la nota mas alta en la tesitura de un tenor? ¿hay composiciones para tenor donde incluyan la nota Re de esa misma octava del Do de pecho? gracias

3 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Bueno, aflojando un poco con el delirio!!!

    El do de pecho es el do del registro del tenor que se encuentra 2 octavas mas agudo que el do central del piano (si ves un piano, el do que se encuentra justo en el medio del teclado es el do central, a partir de allí 14 teclas blancas blancas mas hacia la derecha está el do que, cantado por un tenor es el do "de pecho" y que es muy difícil de alcanzar para cualquier tenor si bien hoy en dia casi cualquier tenor lirico profesional lo logra sin que ello signifique que sea una estrella ni mucho menos. Para ser un gran cantante no alcanza con poder emitir tal o cual nota, las condiciones son muchísimas mas.

    Y se lo llama "de pecho" por oposición al do "de cabeza" que es como se llamaba antes al do cantado en falsete, que es el tipo de voz con la que canta un hombre cuando "imita" a una voz femenina (como Michaekl Jakson o los Bee Gees) Y que no es ninguna gras virtud, casi cualquiera puede hacerlo.

    Te paso un enlace con uno de los mejores tenores del mundo , Juan Diego Florez(peruano) cantando una de las arias de ópera mas agudas que se hayan escrito que tiene 9 veces el do de pecho

    http://www.youtube.com/watch?v=tgqpQKEXtYQ

    Youtube thumbnail

    &feature=related

    (los "do" están en 0:59, 1:07, 1:29, 1:36 y 1:53)

    Agrego: acabo de leer la respuesta de Alemvd y te aclaro que la denominación "do de pecho" es una antigüedad que ya no se usa. Ese do se llama "do agudo" y ya. Tiene razón la respuesta anterior, las notas graves resuenan mas en el pecho (pulmones y vias aereas superiores) y las agudas mas en la cabeza(faringe, boca, nariz senos paranasales) Pero en realidad todas las notas rersuenan en todos los resonadores pero los graves mas en el pecho y los agudos mas en la cabeza. Imaginate el tweeter y el buffer de un altoparlante, en el buffer resuenan mas los graves en el tweeter los agudos, pero ambos estan funcionando todo el tiempo.

    Hasta mediados del siglo XIX las notas mas agudas de los tenores eran cantadas en falsete y a eso se le llamaba cantar "de cabeza" (error) El primer tenor que cantó un do agudo (no falsete) en público , durante una representación de Guillermo Tell de Rossini, fue un frances llamdo Duprez y su "do de pecho" fue una conmoción en el mundo de la ópera, ya que se creía que esa nota era imposible de alcanzar de otra manera que en falsete.

    Fuente(s): soy cantante profesional y profesor de canto
  • hace 1 década

    Cuando uno canta, puede utilizar los resonadores naturales que tiene el cuerpo; existen en nuestro interior muchas cavidades que actúan como si fueran cajas de resonancia (similar a lo que es la caja para una guitarra). Cuando uno canta "de pecho" se supone que usa los resonadores que están en esa área del cuerpo. El famoso "do de pecho" no es tal, y te explico porqué. El do agudo es una nota bastante alta para los tenores y mientras más agudas son las notas, más se usan los resonadores de la cabeza, en lugar de los del pecho. Lo que se llama "do de pecho" es en realidad un do cantado con una buena cobertura del sonido (sin olvidar la conexión con el resto del cuerpo, claro) de modo que no suene estridente como una corneta, sino agradable al oído y bien timbrado. Saludos.

    ---------------------------------------------------------------------------------

    Ferdecla, creo que no es necesario responder con agresividad, las respuestas no son malintencionadas. Adjunto un extracto y un link a un artículo de Miguel Patrón Marchand al respecto. Creo que no djie ningún disparate, pero estoy abierto a aprender, claro.

    (...) "Otra cosa importante. El "Do de pecho" del tenor no existe. Sí, alguno lo puede dar desgañitándose y abriendo la boca desmesuradamente. Di Stefano lo hizo mientras pudo, pero después no llegaba nunca a la nota, ni al Si, ni al Si bemol. El mal llamado "Do de pecho" es una nota cubierta, que se produce con el paladar por allá arriba y que parecería estar orientado hacia un punto imaginario entre las dos cejas."

  • hace 1 década

    El do de pecho

    Los amantes de la ópera tienen en el do de pecho el fielato por el que se miden a los grandes cantantes de los mitos. Luciano Pavarotti era un portento de fuerza y dio el do de pecho, aunque esto sea algo que se guarda en la memoria ya que desde que Luciano se dedicó a formar el famoso trío de tenores, creció su fama y su cuenta corriente de manera exponencial, pero sus hitos artísticos quedaron congelados en los momentos previos, en aquellos en los que suplía su falta de técnica con unas dotes innatas y un poderío inconmensurables. Ha muerto un tercio de aquellos tenores que convirtieron el canto operístico en un producto digerible, aunque algunos quisieron ver en ello una popularización de un género restringido a los grandes templos. Pavarotti era el más divo a la vieja usanza, ahora veremos vídeos y escucharemos discos y buscaremos aquellos en los que dio el do de pecho.

    Entre las ocho y las nueve de la noche las generalistas compiten con concursos de muy similar contenido y mecánica de funcionamiento. Son concursos en donde es necesario usar resortes de la memoria, se deben tener conocimientos de cultura general, haberse leído los periódicos. Destaca la uniformidad y la coincidencia en ese modelo más o menos inteligente de poderse llevar unos euros a casa y de tener unos buenos minutos de gloria. En todos hay presentadores que escapan de los cánones de portada de revista y dan la apariencia de haberse trabajado bien el guión.

    Entre ellos está Carlos Sobera, que es un género en sí mismo. Está tan crecido, tan adocenado, tan seguro de que es un fenómeno de masas que presenta igual, con el mismo tono, las mismas bromas, pero las mismas, oiga, las mismas, cualquier tipo de concurso o programa, siempre interponiéndose entre el concursante y el guión y la mecánica del concurso. Es tan repetitivo que parece un hombre cebolla, aunque vaya camino de ser un cebolletas. Otra cosa es que le funcione. Y que le dejen sus productores, directores y responsables. Pero «Jeopardi», de momento, está a la cola en cuanto a resultados de audiencia. Que tome nota, porque si lo retiran se acabaron las monerías y los anuncios, que es lo que importa.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.