Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

El retorno de la Esfinge (4 de 5)

En tiempos antigüos, la sexualidad y la maternidad eran.. lo que ahora se clasificaría como precoz.

Williams Shakespeare; hace decir a (su personaje) la aya, en su inmortal "Romeo y Julieta" ( diálogo situado en la famosa escena en donde ella ha regresado con noticias del Mantuano; y se hace la remolona, pidiendo su vaso de "Acqua Vitae" o vulgar whisky escocés) en una picante conversación con su rufián; que ella, a la edad de trece años, ya andaba retozando (sexualmente se supone) en los pajares y galpones, con los rapaces de su edad; quienes andaban como toros en brama, buscando alguna mocita, para desfogar su vitalidad -y virilidad- engendradadora:

Por esto no es de extrañar que la madre verdadera de Esfinge; haya sido una nubil y adolescente princesita de palacio, quien en un aparente descuido amatorio, la concibió y en otro más; cual hiena del desierto, haya consentido en deshacerce de ella, con el consabido expediente de echarla al Sagrado Nilo,como si de una cachorrita se tratase. La maga, su hermana menor; por su parte y con el correr del tiempo, era confundida con Esfinge. cuestión que hizo nacer en sus entrañas un odio irracional hacia la negra y bastarda Esfinge, quien para más oprobio; vivía malquerida, en el sótano de palacio con la clase de gente de la que ya se sabe.

Pero Esfinge, tenía un enorme ascendente no solo sobre princesas, esclavas sexuales y amantes reales de Egipto; No se diga de la esmirriada aprendiz de maga; hermana menor de nefertiri.

Peor el odio femenil es algo que va más allá de toda cuatificación y mesura. Precoces como la misma esfinge, las allegadas a palacio, eran capaz de los más atroces asesinatos, no se diga por una enemistad absurda, si no por cuestiones de desalojar a alguna dama que en algo les aventajara.

Más bella, más sensual y más astuta que muchas; Esfinge: a más de ser la favorita de faraón (sí, sí; no obstante que éste emperador era su tío carnal), lo era de los más altos sacerdotes, de los generales del ejército y de uno que otro desarrapado de los sótanos reales. Esta en apriencia desordenada conducta carnal, obedecía a una especie de furor amatorio. No obstabnte esta conducta desordenada, era "regulada" por los precisos --y preciosos-- consejos de su madre adoptiva (la famosa encantadora de serpientes) en el sentido de que... reprimiese lo más posible, los embates de su furor sexual que le aquejaba; y que, válida en ella, obtuviera donativos de una cuantía fabulosa por parte de sus seguidores y adoradores. Así lo hizo la Esfinge, pero no por afán de enriquecer, ni por avaricia, ni por deseo de posesiones y riquezas acumulabres. No.

No, Esto a ella le tenía sin cuidado. Lo hacía solo por dar gusto a la que creía era su madre.

La prima de ella, se consumía en celos y deseos de venganza. Ya que, de una alcurnia más alta, reconocida como princesa;

jamás obtuvo las peticiones, ni los devaneos o solicitudes que Esfinge tuvo a millares. Muchos de los ataques asesinos que sufrío, fueran planeados y ejecutados bajo su tutoría. Sheetas asesinos amaestrados le fueron echados en la oscuridad del submubndo palaciego; serpientes tan venenosas como las fieras áspides... fueron depositadas en sus lechos: venenos elabotrados a base de opio oriental, bebedizos en las comidas; de todo esto fue blanco. Más Esfinge tenía un ángel guardián en la persona de su madre adoptiva (la encantadora de serpientes) quíen, con un ojo al alba y otro en el atardecer, siempre probaba antes los alimentos y bebidas destinadas a su hija. Sabia herbolaria, siempre detectó los venenos que le proporcinaba su escasa servidumbre.

Por otra parte: Esfinge era una especie de diableza; siempre alerta. Agil: había convivido toda su vida con toda laya de fieras y reptiles. cuando al desuido le pusieron sierpes venenosas, en su infancia; las ahorcó con sus propias manecitas. ya de adolescente; la encerraron como por casulaidad con dos cebados sheetas de Nubia: Esfinge los desollo casi vivos con su puñal de Damasco. Y Así. su prima, la princesa faraónica, nunca pudo suprimirla, -como ella misma lo pregonaba- Ni esfinge se preocupó tan siquiera de tomar una punitiva venganza. su natural era indolente, despatrensiva. Era Esfinge; como se diría hoy; una mujer sin sangre en las venas.

- - - - - -

Nota: Los llamados puñales Damasquinos, en realidad eran fabricados en las aldeas de las "Hesperes"; ciudades muy alejadas de Egipto. Hoy se sabe que corresponden a las cercanías de la Ciudad de Toledo (España) y sus alrededores

5 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Gracias por tu altruismo al desasnarme.Cariños sinceros ..Ro

  • Anónimo
    hace 4 años

    Sea bastarda, sea faraon, sea pobre osea rica en conciencia, Anubis pesara junto a toth todo lo malo en un fugaz golpe de pluma sobre la balanza y la suerte se decidira, tan rapido sera que el ojo de horus ni pestañeara. Un Abrazo para ti Tapatiux.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Una nínfula (como las describe tan precisamente Nabokov) comparada, tendria un infimo nivel, al lado de nuestra adorada Esfinge, que sin duda era abrasada por la lascivia mas candente.Tenia un ave fenix en la entrepierna.

  • hace 1 década

    Hermoso y completo tu relato; lleno de lecciones, apasionante para leer y reflexionar.-

    Voy a hacerte solo dós comentarios y una reflexión:

    La mujeres en la antiguedad, desde niñas eran prometidas y una vez que menstruaban estaba en condicones de casarse y concebir.- La razón de esto és que la vida era muy corta, las pestes y las guerras mataban muy jóvenes a las personas.-

    Con relación a la nota sobre los "puñales damasquinos", su fabricación en Toledo; es posterior a la ocupación mora en España.- El imperio egipcio no tuvo colonias en iberia.-

    La refexión: " Dos vellos púbicos de mujer; tiran más que una yunta de bueyes"

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Honesta y sinceramente me dio vagancia leer tooodo esto que escribiste. Pero se nota que sabes del tema... Hay algo que no entiendo ¿relatas una historia o nos comentas algo a lo que diste vida? (es una forma de decir)

    Saludos

    Au Revoir

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.