Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 1 década

Creyentes, ateos y agnósticos….hablemos de Dios....?

1. Cuál es TU concepto de Dios? ( de existir para los ateos y agnósticos, claro)

2. Cuál es tu opinión acerca de El y de su desempeño sobre el universo y la humanidad?

Aclaración para Ateos y agnósticos:

* No se valen comparaciones ni ridiculizaciones con figuras mitológicas o fantasiosas. Sino puedes responder sin caer en lo anterior querrá decir que no puedes realmente responder. Me gustaría que respondieran las dos preguntas.

Quiero criterios propios hechos con madurez por fa!!!

* Amigos creyentes que conste que yo lo soy porque luego creen que soy del “equipo contrario”!

Feliz fin de semana!

Silverstar

Actualización:

Nunca he pedido estrellas pero ahora sí me gustaría porque necesito reunir muchas respuestas esta vez para conocer sus opiniones!!!

Necesito conocer la opinión generalizada de este foro.

¿ME REGALAS UNA ESTRELLA? ; )

21 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Cuando era joven, Kant escribió un libro que se titulaba algo así como La única demostración posible de la existencia de Dios. Esta simple idea me produce cierta desazón, porque encuentro sospechoso que sólo haya un camino para ir de la razón a Dios, cuando son tantos los que llevan a Roma.

    Lo más curioso es que Kant maduro se vio obligado a rechazar incluso ese único tinglado conceptual que había pergeñado en su mocedad. El caso no es insólito. Cuando abrimos los libros de teología natural, a menudo encontramos que sus autores dedican mucho más tiempo y esfuerzo a desmontar las pruebas ajenas que a asentar las propias. Uno se pregunta si los que elaboran tan ingeniosas refutaciones llegan a darse cuenta de que, al hacerlo, están creando un clima de desconfianza hacia todos los argumentos, incluido el que quieren erigir sobre las ruinas de los restantes.

    El problema quizá depende de que casi todos los filósofos que se empeñan en demostrar la existencia de Dios ven competidores y no colaboradores en los que han realizado el mismo intento antes que ellos. Tal vez piensan que la única demostración que cuenta es la primera, como si se tratara de conquistar una cima inexplorada. Eso explicaría el interés en invalidar las pruebas precedentes. Por mi parte, opino todo lo contrario: en este caso lo interesante no es ser el primero ni el único en escalar la cumbre: cuantos más lo hagan, mejor, y que para ello se habiliten la mayor cantidad posible de vías.

    También puede ser que la mayoría no precise demostraciones para creer o dejar de creer en Dios. Incluso entonces resulta paradójico que los que no creen en Él se empeñen en refutarlas todas y los que creen, todas menos una: la suya.

    Por fortuna, también hay personas sensatas que encaran el problema con mayor tolerancia y realismo: evitan las descalificaciones y manifiestan, en todo caso, sus preferencias, las fórmulas que les iluminan con mayor eficacia, para acceder a la verdad que buscan. Hay que reconocer, sin embargo, que las pegas que unos u otros ponen a los argumentos más conocidos no son gratuitas.

    Al fin y al cabo, el asunto es arduo. Dios es infinito; nuestra inteligencia y las fuentes que la alimentan, limitadas. A pesar de ello, encuentro que es mucho más fácil razonar la existencia del Ser supremo, que la simple presencia del hombre y el universo, despojados de todo rasgo de divinidad.

    De no haber ninguna potencia trascendente, ¿qué impediría al mundo crecer y crecer hasta alcanzar las dimensiones de lo incondicionado? ¿Por qué habría de ponerse a sí mismo límites en su ser, poder o conocimiento? Una de las más recientes doctrinas cosmológicas, la teoría del universo inflacionario, postula la existencia de algo bastante parecido: de un solo punto salen universos y más universos, como conejos de una mágica e inagotable chistera.

    La pregunta decisiva, por tanto, no es si Dios existe, sino por qué yo, tú, el otro o el universo mismo no lo somos. Panteísmo o teísmo trascendente: tales son probablemente las únicas alternativas teóricas serias.

    Pero, volviendo a la cuestión de los argumentos, no excluyo que los haya errados, absurdos y hasta ridículos. Lo que cuestiono es que sólo haya uno veraz.

    O que todos tengan que reducirse de un modo u otro a él. Dado que Dios es principio de todo, todo puede ser principio para retornar a Él. Me sorprendería que no hubiera tantos argumentos posibles como posibles usuarios. Es alentadora la idea de que por ahí está, agazapada en la jungla de silogismos y teoremas, una demostración que lleva nuestro nombre y apellidos, adaptada a nuestra inteligencia como un traje hecho a medida.

    Y con un poco de optimismo, a lo mejor no hay una sola prueba, digamos, personalizada, sino muchas, ajustadas a los diversos momentos y situaciones de la existencia. De ser así, los argumentos tradicionales (el ontológico, el de la contingencia, el de la finalidad, etc.) no designarían especímenes aislados, sino familias de consideraciones que admitirían tantas versiones como la ejecución de una obra maestra de música.

    Si algo de todo esto es verdad, no sería difícil encontrar nuevas formas de llegar a la misma conclusión.

    Más, sin embargo, la interminable polémica sobre la existencia de Dios parece tener mucho de bizantina.

    Decimos que algo existe cuando podemos situarlo en el tiempo y el espacio. Por lo tanto, la no existencia de Dios está clara, tanto para creyentes como para no creyentes.

    Pero lo está de distinta manera. Para el creyente, Dios trasciende el tiempo y el espacio, y por tanto no existe al modo como existen las demás cosas, aunque se manifieste en ellas.

    El descreído, en cambio, excluye de sus consideraciones lo no existente, opina que nada puede trascender el tiempo y el espacio. Por lo tanto, atribuye a la idea de Dios el mismo valor que a la de los fantasmas, y explica la persistencia de la religión como un producto del desvalimiento causado por la ignorancia que padece el ser humano. Pero la ciencia, al superar esa ignorancia, terminará por superar también los fantasmas religiosos.

    No obstante, sería extraño que la religión encontrara su causa en la ignorancia, y el ateísmo en la ciencia, porque tanto la creencia como su contrario han existido siempre, en mayor o menor grado. Si no, la Biblia no condenaría al segundo.

    La eclosión de la ciencia solo ha dado una nueva dimensión al viejo problema. El ateo corriente parte de una fe: la de que lo existente se explica por sí mismo, cosa que la ciencia no ha justificado nunca. Cualquier encadenamiento de razones aboca siempre a principios indemostrables, y las mismas matemáticas, el reflejo más abstracto del funcionamiento del mundo, remiten a proposiciones cuya verdad es indemostrable.

    Probablemente, la religiosidad nace de esta sensación, no eliminada por el método científico: la de que el mundo y su razón de ser tienen un fundamento distinto de su propia existencia, y una profundidad inasequible a nuestra mente.

    Es la emoción abrumadora ante el misterio, aludida por algunos y que puedo más o menos percibirla, aunque no transmitirla, debido a mi incapacidad, hija de mi espíritu algo trivial, para sentirla adecuadamente.

    Una emoción no justifica una creencia, y menos una teoría, desde luego, pero algo me hace desconfiar del ateísmo, aparte de su fe contradictoria en el método científico: el comunismo, el nazismo y otras aberraciones de nuestro tiempo se han alzado precisamente sobre esa fe en la ciencia.

    Definitivamente, cuando un hombre deja de creer en Dios, pasa a creer en cualquier cosa. Vista la experiencia, algo de verdad debe de haber en el aserto.

    Nos vemos, Estrella Plateada.......

    Arzarkán.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Y TE SIENTES MAL O HUMILLADA, SI TE DICEN QUE ERES ATEA, CHIQUILLA?

    dios es un cero, es una representación gráfica de algo que no existe, es solo una idea metafórica de la ignorancia del ser humano, dios es la respuesta a todo, a todo lo que se ignora, eso es dios.

    es mi opinión, y espero se respete. no me estoy burlando, me dijeron que es mi concepto de idos y lo exprese.

  • hace 1 década

    Dios es amor! es el dueño de este sentimiento, su amor es tan grande que nos ama a cada uno de nosotros con amor apacionado e infinito...por amor creó todo lo que existe, todo lo que hace lo hace por amor...

  • hace 1 década

    Me parece bastante inteligente la pregunta y con mucho gusto la contestaré.

    1. Mi concepto de Diós, si con mayúscula, es que existe, pero no le pondría un nombre o una figura para alabarlo. Las religiones en el mundo están bastante corrompidas, los hombres son imperfectos (aún el/los papas, que dicen ser inefables, cosa que no comparto, sólo Dios puede serlo), por lo que es difícil diferenciar entre lo que es palabra de Dios y palabra del hombre. No creo que Dios haya dudado que los indígenas tenían alma y perseguirlos por esta razón, hasta el Concilio Vaticano II se aseguró que los indígenas tenían alma, ni tampoco creo que Alá deseará que cayeran las torres gemelas.

    Para mi el mandamiento principal es "no hagas a los demás lo que no deseas para ti", si cumples este sencillo mandamiento tienes asegurado el... lo que sea que venga después.

    2. Mi opinión de es es que no puedo hacerlo, no podemos juzgar sus "acciones", por que hasta que punto son suyas y hasta que punto son nuestras.

    Nosotros tenemos el poder de cambiar las cosas, y con esto no digo que no lo necesitemos, simplemente que nosotros tenemos el poder, por que al fin y al cabo nos hizo a imagen y semejanza suya, con la capacidad de disernir entre que es bueno o malo.

    Espero te satisfaga mi respuesta, un saludo.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Bueno, antes de todo, aclaro que soy ateo/agnóstico (sí, las 2 cosas al mismo tiempo), y a continuación digo porqué:

    1.Cuál es TU concepto de Dios? ( de existir para los ateos y agnósticos, claro)

    R: La definición mas comun de Dios es como ser supremo, omnipotente, omnipresente, omnisciente, creador y protector del universo y la humanidad. No es posible definirlo como algo conocido y establecer una descripción exacta y certera, por lo que la aceptación de su existencia y presencia viene dada por cada individuo, basándose en alguna de las religiones del mundo o por experiencia propia...

    Dios es un concepto teológico, filosófico y antropológico que hace referencia a una suprema deidad adorada por algunas religiones, en especial las de origen abrahámico y aquellas relacionadas...

    La definición que di recien es la concepción teísta, ahora bien, están los deístas, que creen que Dios es una inteligencia superior que pudo haber creado el universo, dispuesto las leyes físicas, entre otras cosas...pero que no interviene en asuntos humanos, digamos, es un teísmo diluido.

    Y por último, está la concepción panteísta, que dice que Dios equivale a cuanta cosa existe, es decir, todo lo que existe, es "Dios". Se podría decir que el panteísmo es un "ateísmo religioso", ya que los panteístas sienten admiración por la naturaleza (yo a mí mismo me considero un ateo panteísta/agnóstico panteísta).

    2.Cuál es tu opinión acerca de El y de su desempeño sobre el universo y la humanidad?

    R: Bueno, esto depende de que dios estemos hablando.

    El dios teísta (como por ejemplo, el que aparece en la Biblia) pienso que es un mito. La probabilidad de que exista tal dios, considero que no es más probable que la posibilidad de que exista el Ratón Pérez...por el hecho de que tanto la Biblia, como el Corán, son libros escritos por hombres.

    Ahora bien, el dios en el creen los deístas, considero que es más probable de existir. Frente a este dios, me declaro agnóstico con tendencia al ateísmo, no afirmo pero tampoco niego la posibilidad de su existencia, es decir, me mantengo escéptico.

    Y por último, el dios panteísta, considero que es un sinónimo de naturaleza. Frente a este dios, me declaro "creyente", más bien me considero un "no-creyente religioso".

    Eso es todo.

    ¡Saludos!

  • hace 1 década

    Mi concepto de Dios es: No existe tal cosa.

    Lo que opino de el: ¿De que se supone que tenia que opinar?

  • Anónimo
    hace 1 década

    soy ateo

    1. para mi dios es una creencia que esta en las mentes de las personas creyentes

    2. no creo que haya o vaya a interferir sobre la humanidad y el universo

  • Anónimo
    hace 1 década

    1.- invento del ser humano para poder darle explicacion a lo desconocido, que ha sido aprovechado para el beneficio de muchas personas

    2.-tiene el desempeño, de hacer infeliz a mucha gente, aparte de asesino, rencoroso,celosos, etc,etc,etc

  • Anónimo
    hace 1 década

    yo creo que yo tengo pensamientos agnosticos asi que creo que dios es el creador, pero dios como se dice utilizo la ciencia desde el principio, para crear el universo, pero yo creo que la segunda pregunta sobre su desempeño no se por que en realidad nadie sabe como el hace las cosas, por ejemplo yo creo que en realidad sobre dios hay muchos misterios todavia, como te dije antes yo creo en dios y un creador por que yo por logica cientifica no creo que todo este orden que tiene las cosas se hicieran solas, es por alguien, pero dudo para que se hizo el universo la biblia responde esto pero no estoy muy seguro del para que.

  • hace 1 década

    hola, muy buena tu pregunta y tus condiciones. primero antes de contestar, me gustaria q sepas q no soy agnostico, ni creyente ni ateo. te pondre mis puntos de vista: si dios existiera deberia dejar de ser un poco mesquino xq darle la vida a las cosa no quiere decir q las deje desamparadas x mas malas cosas hayan hecho, tambien creo q dios existe y en cada uno de nosotros hay un pedaso de "dios" capas de cambiar las cosas, ya sea solo o en grupo. con respecto a q no soy agnostico, ni creyente ni ateo, es x la simple razon en q no creo en nada y creo en todo.

    confuso pero sierto

    saludos y buen fin de semana

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.