polly_bby2 preguntado en Arte y humanidadesHistoria · hace 1 década

vida de los judios durante la shoa(holocausto)?

necesito saber la vida de lo judios durante la shoa( durante el holocausto) como, que estudiaban, donde les estaba permitido ir, como fue la vida en los gettos, como ayudaban a sus familias, etcc..

si saben de aluna pagina me ayudaria muchiisimoo gracias!

3 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Mi esposa (Nacida en 1937) pasó la guerra escondida en Berlín y sus suburbios.

    A mi suegro (que no conocí) lo llevaron a un campo de concentración, pero lograron hacerlo escapar en un translado.

    Mi suegra hizo trabajo forzado, torneando casquillos de balas en la fábrica de Siemens.

    Todos vivían con indentidades falsas, que cambiaban a menudo.

    Pasaron a la clandestinidad, viviendo en pajares y buhardillas de campesinos, que generalemnte no sabían su verdadera indentidad. En el campo, al menos se conseguía algo de comida. Pero debían moverse constantemente por el riesgo de ser descubiertos y llevados a los campos de exterminio, junto con sus inocentes protectores.

    Cuando entraron los rusos a Berlín, los trataron como a los nazis. "No puede haber judíos vivos en Berlín", les decían.

    D"s quiso que les tocara un oficial del ejército ruso que era judío. Cuando mi suegro le recitó de memoria, en hebreo, toda la oración del "Shemá Israel" ( "Oye Israel, el Señor es nuestro D"s, el Señor es UNO...Y amarás al Señor tu D"s con todo tu corazón, con toda tu alma ......."que los judíos observantes recitan dos veces al día) finalmente les creyeron que eran sobrevivientes y los tomaron bajo su protección.

    Mi suegro falleció a consecuencia de las condiciones de la vida ilegal. Mi suegra y mi mujer pudieron venir a la Argentina pues su abuela y sus bisabuelos habían emigrado antes de la guerra a Buenos Aires. Pero para conseguir la visa para inmigrar en la Argentina (en 1949) , tuvieron que conseguir fés de bautismo, ( eran "ciudadanas no deseadas en su país de origen") que un buen sacerdote católico les dió sin necesidad de bautizarse.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Como imaginarás, fue muy difícil, muchas veces arrostrando amargas vicisitudes sin fin, discriminaciones sangrantes al inicio y muertes en masa y asesinatos premeditados al final. Ya puedes pensar que muchos judíos intentaron esconderse o pasar desapercibidos, y que muchos de ellos, en Alemania y Austria, antes del estallido de la guerra, ya se olieron la tostada e intentaron emigrar afuera, como narra la escritora alemana Stefanie Zweig.

    Cuando fueron recluídos en condiciones poco o nada higiénicas en el este de Eropa en guettos, recurrieron mucho al contrabando y a la picaresca para poder sobrevivir. En el oeste de la Europa ocupada, los judíos fueron llevados forzósamente al este.

    Mas adelante, en los campos de concentración, aquello fue el infierno, todos sobreviviendo como podían, incluso en algún campo de concentración como Sobibor se alzaron en armas cuando ya sospechaban que no tenían nada que temer. Las enfermedades campaban a sus anchas, junto con el agotamiento extremo y el hambre, y si no era una bala la que acababa con ellos, era una soga, los mordiscos de unos perros, el suelo rocoso hacie el que eran despeñados o los gases de las cámaras los que se encargaban de exterminarlos.

    Para ilustrarte mejor al respecto, te recomiendo acudir a las ediciones de protagonistas de esta tragedia, de gente que sobrevivió o que pereció en la Shoá, pero que pudieron dejar testimonio de todo esto.

    Está la novela autobiográfica de Stefanie Zweig "En un lugar de África" se narran las dificultades para poder escapar afuera, antes de que se diera el pistoletazo de salida de la II Guerra Mundial.

    "Cronica del guetto de Varsovia" de Emmanuel Ringelblum es un testimonio escalofriante sobre la vida en un guetto.

    Luego está, como no, el archiconocido "Diario" de Anna Frank, pudiendose ser utilizado como el ejemplo mas paradigmático de como vivían los judíos escondidos.

    Como testimonios de supervivientes puede acudirse a "La gorra o el precio de la vida" de Roman Frister, "Quiero dar testimonio hasta el final" de Victor Klemperer y "Si esto es un hombre" de Primo Levi, a lo que hay que añadir los diarios de Helene Holzman, "Esta niña debe vivir". Todos ellos, desgarradores legados de supervivientes del holocausto.

    Espero haberte servido de algo.

    Un saludo.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.