Por diez puntos, enuncien el pasaje más erotico de la Biblia?

Ya sea Nuevo o antiguo testamento.

Gracias

16 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Ezequiel 23

    --------------------------------------------------------------------------------

    1 Y FUÉ á mí palabra de Jehová, diciendo: 2 Hijo del hombre, hubo dos mujeres, hijas de una madre, 3 Las cuales fornicaron en Egipto; en sus mocedades fornicaron. Allí fueron apretados sus pechos, y allí fueron estrujados los pechos de su virginidad. 4 Y llamábanse, la mayor, Aholah, y su hermana, Aholibah; las cuales fueron mías, y parieron hijos é hijas. Y llamáronse, Samaria, Aholah; y Jerusalem, Aholibah.

    5 Y Aholah cometió fornicación en mi poder: y prendóse de sus amantes, los Asirios sus vecinos, 6 Vestidos de cárdeno, capitanes y príncipes, mancebos todos de codiciar, caballeros que andaban á caballo. 7 Y puso sus fornicaciones con ellos, con todos los más escogidos de los hijos de los Asirios, y con todos aquellos de quienes se enamoró: contaminóse con todos los ídolos de ellos. 8 Y no dejó sus fornicaciones de Egipto: porque con ella se echaron en su mocedad, y ellos comprimieron los pechos de su virginidad, y derramaron sobre ella su fornicación. 9 Por lo cual la entregué en mano de sus amantes, en mano de los hijos de los Asirios, de quienes se había enamorado. 10 Ellos descubrieron sus vergüenzas, tomaron sus hijos y sus hijas, y á ella mataron á cuchillo: y vino á ser de nombre entre las mujeres, pues en ella hicieron juicios.

    11 Y viólo su hermana Aholibah, y estragó su amor más que ella; y sus fornicaciones, más que las fornicaciones de su hermana. 12 Enamoróse de los hijos de los Asirios, sus vecinos, capitanes y príncipes, vestidos en perfección, caballeros que andaban á caballo, todos ellos mancebos de codiciar. 13 Y vi que se había contaminado: un camino era el de ambas. 14 Y aumentó sus fornicaciones: pues cuando vió hombres pintados en la pared, imágenes de Caldeos pintadas de color, 15 Ceñidos de talabartes por sus lomos, y tiaras pintadas en sus cabezas, teniendo todos ellos parecer de capitanes, á la manera de los hombres de Babilonia, nacidos en tierra de Caldeos, 16 Enamoróse de ellos en viéndolos, y envióles mensajeros á la tierra de los Caldeos. 17 Y entraron á ella los hombres de Babilonia á la cama de los amores, y contamináronla con su fornicación; y ella también se contaminó con ellos, y su deseo se hartó de ellos. 18 Así hizo patentes sus fornicaciones, y descubrió sus vergüenzas: por lo cual mi alma se hartó de ella, como se había ya hartado mi alma de su hermana. 19 Aun multiplicó sus fornicaciones trayendo en memoria los días de su mocedad, en los cuales había fornicado en la tierra de Egipto. 20 Y enamoróse de sus rufianes, cuya carne es como carne de asnos, y cuyo flujo como flujo de caballos. 21 Así tornaste á la memoria la suciedad de tu mocedad, cuando comprimieron tus pechos en Egipto por los pechos de tu mocedad.

    22 Por tanto, Aholibah, así ha dicho el Señor Jehová: He aquí que yo despierto tus amantes contra ti, de los cuales se hartó tu deseo, y yo les haré venir contra ti en derredor; 23 Los de Babilonia, y todos los Caldeos, mayordomos, y príncipes, y capitanes, todos los de Asiria con ellos: mancebos todos ellos de codiciar, capitanes y príncipes, nobles y principales, que montan á caballo todos ellos. 24 Y vendrán sobre ti carros, carretas, y ruedas, y multitud de pueblos. Escudos, y paveses, y capacetes pondrán contra ti en derredor; y yo daré el juicio delante de ellos, y por sus leyes te juzgarán. 25 Y pondré mi celo contra ti, y obrarán contigo con furor; quitarte han tu nariz y tus orejas; y lo que te quedare caerá á cuchillo. Ellos tomarán tus hijos y tus hijas, y tu residuo será consumido por el fuego. 26 Y te desnudarán de tus vestidos, y tomarán los vasos de tu gloria. 27 Y haré cesar de ti tu suciedad, y tu fornicación de la tierra de Egipto: ni más levantarás á ellos tus ojos, ni nunca más te acordarás de Egipto. 28 Porque así ha dicho el Señor Jehová: He aquí, yo te entrego en mano de aquellos que tú aborreciste, en mano de aquellos de los cuales se hartó tu deseo: 29 Los cuales obrarán contigo con odio, y tomarán todo lo que tú trabajaste, y te dejarán desnuda y descubierta: y descubriráse la torpeza de tus fornicaciones, y tu suciedad, y tus fornicaciones. 30 Estas cosas se harán contigo, porque fornicaste en pos de las gentes, con las cuales te contaminaste en sus ídolos. 31 En el camino de tu hermana anduviste: yo pues pondré su cáliz en tu mano.

    32 Así ha dicho el Señor Jehová: Beberás el hondo y ancho cáliz de tu hermana; de ti se mofarán las gentes, y te escarnecerán: de grande cabida es.

    33 Serás llena de embriaguez y de dolor por el cáliz de soledad y de asolamiento, por el cáliz de tu hermana Samaria.

    34 Lo beberás pues, y lo agotarás, y quebrarás sus tiestos; y tus pechos arrancarás; porque yo he hablado, dice el Señor Jehová.

    35 Por tanto, así ha dicho el Señor Jehová: Por cuanto te has olvidado de mí, y me has echado tras tus espaldas, por eso, lleva tú también tu suciedad y tus fornicaciones.

    36 Y díjome Jehová: Hijo del hombre, ¿no juzgarás tú á Aholah, y á Aholibah, y les denunciarás sus abominaciones? 37 Porque han adulterado, y hay sangre en sus manos, y han fornicado con sus ídolos; y aun sus hijos que me habían engendrado, hicieron pasar por el fuego, quemándolos. 38 Aun esto más me hicieron: contaminaron mi santuario en aquel día, y profanaron mis sábados; 39 Pues habiendo sacrificado sus hijos á sus ídolos, entrábanse en mi santuario el mismo día para contaminarlo: y he aquí, así hicieron en medio de mi casa.

    40 Y cuanto más, que enviaron por hombres que vienen de lejos, á los cuales había sido enviado mensajero: y he aquí vinieron; y por amor de ellos te lavaste, y alcoholaste tus ojos, y te ataviaste con adornos: 41 Y te sentaste sobre suntuoso estrado, y fué adornada mesa delante de él, y sobre ella pusiste mi perfume y mi óleo. 42 Y oyóse en ella voz de compañía en holganza: y con los varones fueron traídos de la gente común los Sabeos del desierto; y pusieron manillas sobre sus manos, y coronas de gloria sobre sus cabezas.

    43 Y dije á la envejecida en adulterios: Sus prostituciones cumplirán ellos ahora, y ella con ellos: 44 Porque han venido á ella como quien viene á mujer ramera: así vinieron á Aholah y á Aholibah, mujeres depravadas. 45 Por tanto, hombres justos las juzgarán por la ley de las adúlteras, y por la ley de las que derraman sangre: porque son adúlteras, y sangre hay en sus manos.

    46 Por lo que así ha dicho el Señor Jehová: Yo haré subir contra ellas compañías, las entregaré á turbación y á rapiña: 47 Y la compañía de gentes las apedreará con piedras, y las acuchillará con sus espadas: matarán á sus hijos y á sus hijas, y sus casas consumirán con fuego. 48 Y haré cesar la depravación de la tierra, y escarmentarán todas las mujeres, y no harán según vuestra torpeza. 49 Y sobre vosotras pondrán vuestra obscenidad, y llevaréis los pecados de vuestros ídolos; y sabréis que yo soy el Señor Jehová.

    Fuente(s): PURA PORQUERIA Y FORNICACION!!! LA BIBLIA
  • hace 1 década

    (El Cantar de los Cantares 1:12-14) 12 “Mientras el rey está a su mesa redonda, mi propio nardo ha difundido su fragancia. 13 Como bolsita de mirra es para mí mi amado; entre mis pechos pasará él la noche. 14 Como ramillete de alheña es para mí mi amado, entre las viñas de En-guedí.”

    (El Cantar de los Cantares 7:1-9) 7 “¡Qué hermosos han llegado a ser tus pasos en [tus] sandalias, oh hija dispuesta! Las curvaturas de tus caderas son como adornos, la obra de manos de artífice. 2 El derredor de tu ombligo es un tazón redondo. No falte [en él] el vino mezclado. Tu vientre es un montón de trigo, cercado de lirios. 3 Tus dos pechos son como dos crías, gemelas de gacela. 4 Tu cuello es como torre de marfil. Tus ojos son como los estanques de Hesbón, junto a la puerta de Bat-rabim. Tu nariz es como la torre del Líbano, que mira hacia Damasco. 5 Tu cabeza sobre ti es como el Carmelo, y la melena de tu cabeza es como lana teñida de púrpura rojiza. El rey se halla atado por las ondulaciones. 6 ¡Qué hermosa eres, y qué agradable eres, oh amada, entre deleites exquisitos! 7 Esta estatura tuya de veras se parece a una palmera, y tus pechos a racimos de dátiles. 8 He dicho yo: ‘Subiré a la palmera, para poder asirme de sus tallos frutales de dátiles’. Y, por favor, háganse tus pechos como racimos de la vid, y la fragancia de tu nariz como manzanas, 9 y tu paladar como el mejor vino que va bajando con suavidad para mi amada, que fluye dulcemente sobre los labios de los durmientes.”

    Saludos Ch

  • hace 1 década

    puedes leer el cantar de los cantares...aunque existen unas partes que el rey salomon se referia a otra cosa...por ejemplo donde dice que su omblijo es esto y lo otro ..pero sabemos ahora que no se referia al omblijo si no a algo que esta mas abajo mmm...

    leelo todo y veras escurre erotismo...ese libro

  • Anónimo
    hace 1 década

    te propongo algo, porque no lees el libro cantar de los cantares y ya despues me dices? te parece?

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Te propongo 2

    Cantar de los Cantares 1: 2-4

    2 Oh, si él me besara con besos de su boca!

    Porque mejores son tus amores que el vino.

    3 A más del olor de tus suaves ung:uentos,

    Tu nombre es como unguento derramado;

    Por eso las doncellas te aman.

    4 Atráeme; en pos de ti correremos.

    El rey me ha metido en sus cámaras;

    Nos gozaremos y alegraremos en ti;

    Nos acordaremos de tus amores más que del vino;

    Con razón te aman

    Cantar de los Cantares 7: 1-5

    1¡Cuán hermosos son tus pies en las sandalias,

    Oh hija de príncipe!

    Los contornos de tus muslos son como joyas,

    Obra de mano de excelente maestro.

    2 Tu ombligo como una taza redonda

    Que no le falta bebida.

    Tu vientre como montón de trigo

    Cercado de lirios.

    3 Tus dos pechos, como gemelos de gacela.

    4 Tu cuello, como torre de marfil;

    Tus ojos, como los estanques de Hesbón junto a la puerta

    de Bat-rabim;

    Tu nariz, como la torre del Líbano,

    Que mira hacia Damasco.

    5 Tu cabeza encima de ti, como el Carmelo;

    Y el cabello de tu cabeza, como la púrpura del rey

    Suspendida en los corredores.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Can 1,4 Llévame contigo: ¡corramos!

    El rey me introdujo en sus habitaciones:

    ¡gocemos y alegrémonos contigo,

    celebremos tus amores más que el vino!

    ¡Cuánta razón tienen para amarte!

    Can 5,1 Yo entré en mi jardín, hermana mía, novia mía;

    recogí mi mirra y mi bálsamo,

    comí mi miel y mi panal,

    bebí mi vino y mi leche.

    ¡Coman, amigos míos,

    beban, y embriáguense de amor!

    Can 5,3 "Ya me quité la túnica,

    ¿cómo voy a ponérmela de nuevo?

    Ya me lavé los pies,

    ¿cómo voy a ensuciármelos?".

    4 Mi amado pasó la mano

    por la abertura de la puerta,

    y se estremecieron mis entrañas.

    5 Me levanté para abrirle a mi amado,

    y mis manos destilaron mirra,

    fluyó mirra de mis dedos,

    por el pasador de la cerradura.

    6 Yo misma le abrí a mi amado,

    pero él ya había desaparecido.

    ¡El alma se me fue detrás de él!

    ¡Lo busqué, y no lo encontré,

    lo llamé y no me respondió!

    Fuente(s): La Biblia
  • hace 1 década

    El Cantar de los cantares

  • Anónimo
    hace 1 década

    el cuento de la virgen maria

  • Anónimo
    hace 1 década

    El libro de EL CANTAR DE LOS CANTARES es el mas erotico y bello habla de amor

  • Anónimo
    hace 1 década

    no se el pasaje pero el que lleva implicito el insesto de adan y eva

  • Anónimo
    hace 1 década

    la m a m a H dha,, eso keee????

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.