Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

corazón preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

quiero saber sobre el destierro del cid?

3 respuestas

Calificación
  • Respuesta preferida

    Cantar Primero: Destierro del Cid

    [El Cid, que servía al rey Alfonso VI, fue atacado por el conde García Ordóñez, un gran amigo del rey. El Cid no pudo dejar sin vengarse el ataque y venció al conde, insultando su honor: le mesó la barba (le arrancó pelos de la barba). García Ordóñez se puso furioso y le habló mal del Cid al rey. El rey desterró al Cid. El poema comienza en el momento de salir de Burgos.]

    1

    Con sus ojos muy grandemente llorando

    tornaba la cabeza y estábalos mirando:

    vio las puertas abiertas, los postigos sin candado,

    las perchas vacías sin pieles y sin mantos

    y sin halcones y sin azores mudados.

    Suspiró mío Cid triste y apesadumbrado.

    Habló mío Cid y dijo resignado:

    «¡Loor a ti, señor Padre, que estás en lo alto!

    Esto me han urdido mis enemigos malos».

    Notas:

    postigo: puerta

    halcón: pájaro fuerte que se usa para la caza

    azores: pájaros fuertes (hawks); mudados: que habían cambiado las plumas

    apesadumbrado: muy triste

    me han urdido: han conspirado contra mí

    2

    Ya cabalgan aprisa, ya aflojan las riendas.

    Al salir de Vivar, tuvieron la corneja diestra,

    y entrando en Burgos, tuviéronla siniestra.

    El Cid se encogió de hombros y meneó la cabeza:

    «¡Albricias, Álvar Fáñez, que si ahora nos destierran

    con muy gran honra tornaremos a Castiella!»

    corneja diestra ... siniestra: ver una corneja (pájaro negro) a la derecha (diestra)

    significaba buena fortuna; a la izquierda (siniestra) indicaba mala fortuna

    3

    Mío Cid Ruy Díaz por Burgos entróve,

    van en su compañía sesenta pendones;

    salen a verlo mujeres y varones,

    burgueses y burguesas a las ventanas se ponen,

    llorando de los ojos, ¡tan grande era su dolor!

    De las sus bocas todos decían una razón

    «¡Dios, qué buen vasallo, si tuviese buen señor!»

    entróve: entró

    razón: palabra

    4

    Le hospedarían con gusto, pero ninguno osaba:

    que el rey don Alfonso le tenía gran saña.

    Antes de la noche en Burgos entró su carta

    con gran mandamiento y fuertemente sellada

    que a mío Cid Ruy Díaz que nadie le diese posada

    y aquellos que se la diesen supiesen vera palabra

    que perderían sus bienes y además los ojos de la cara,

    y aun además los cuerpos y las almas.

    Grande duelo tenían las gentes cristianas;

    se esconden de mío Cid, que no osan decirle nada.

    El Campeador se dirigió a su posada;

    cuando llegó a la puerta, la halló bien cerrada,

    por miedo del rey Alfonso, así ellos acordaran:

    que a menos que la rompiese, no se la abrirían por nada.

    Los de mío Cid a altas voces llaman,

    los de dentro no les querían responder palabra.

    Aguijó mío Cid, a la puerta se llegaba,

    sacó el pie del estribo, un fuerte golpe daba;

    no se abre la puerta, que estaba bien cerrada.

    Una niña de nueve años a mío Cid se acercaba:

    «Ya Campeador, en buen hora ceñiste espada

    «El rey lo ha vedado, anoche entró su carta,

    «con gran mandamiento y fuertemente sellada.

    «No os osaríamos abrir ni acoger por nada;

    «si no, perderíamos los bienes y las casas,

    «y aún además los ojos de las caras.

    «Cid, en nuestro mal vos no ganáis nada;

    mas el Criador os guarde con todas sus virtudes santas».

    Esto la niña dijo y tornó para su casa.

    Ya lo ve el Cid que del rey no esperaba gracia.

    Partióse de la puerta, por Burgos aguijaba,

    llegó a Santa María, luego descabalga;

    hincó las rodillas, de corazón rogaba.

    La oración hecha, luego cabalgaba;

    salió por la puerta, el río Arlanzón pasaba.

    Junto a la villa de Burgos en la glera acampaba,

    mandó plantar las tiendas, después descabalgaba.

    Mío Cid Ruy Díaz, el que en buen hora ciñó espada,

    acampó en la glera que nadie le abre su casa;

    están junto a él los fieles que le acompañan.

    Así acampó mío Cid como si fuese en montaña.

    saña: enojo, odio

    fuertemente sellada: enviada por el rey con intenciones severas

    supiesen vera palabra: no debieran dudar

    acordaran: habían acordado

    la rompiese: rompiese la puerta

    aguijar: espolear, incitar (un caballo)

    ceñiste: te pusiste

    vedado: prohibido

    glera: ribera del río

    montaña: bosque

    (sigue)

  • hace 5 años

    Si quieres en realidad solucionar tus problemas de pareja entonces este volumen, Recuperar Mi Matrimonio de aquí https://tr.im/1A9BF es fundamental para ti.

    No importa cuál es tu situación matrimonial, si eres hombre o mujer o, cuántos abriles has estado casado porque en este manual encontraras consejos y herramientas que te ayudará a desarrollar una buena comunicación y resolver de esta manera tus conflictos.

    Nunca nadie dijo que el enlace bancal cosa sencilla, y si lo hicieron, mentían. Es totalmente corriente que una pareja discuta cuando las cosas implican un esfuerzo mayor que en otros momentos pero con este libro aprenderás a solucionar esto como en un mundo ideal, sentaros y conversar tranquilamente y civilizadamente sobre vuestros conflictos para llegar al final a una opción.

  • hace 1 década

    El poema del Mio Cid es la representación fiel de la época de la épica epañola. Esta obra es un Cantar de Gesta y se trata del libro más representativo de este género. Fue escrito entre los años 1236 al 1239. Su autor es anónimo pero se sabe que está copiado por un monje llamado Per Abat.

    La métrica de este ejemplar es algo inrregular porque no lleva una regla estrófica determinada. Sus versos son monorrímos o, como se conocen, Alejandrinos (14 sílabas) separados en dos hemistiquios. Su rima es asonante.

    El argumento se centra en el destierro que sufre el Cid por el rey de ese tiempo, Alfonso VI, y de como empieza a intentar recuperar su honor y fama luchando contra los moros que ocupaban la península. Al conseguir conquistar la ciudad de Valencia, el rey le perdona y consigue lo que quiere. Pero después el honor será arrebatado por los infantes de Carrión por haber castigados a las hijas del héroe (ya que ellas se casaron con ellas). Finalmente, los vasallos del Cid consiguen recuperar su honor venciendolos en un duelo.

    El tema es heroico-nacional, es decir, que se infunde al pueblo el espíritu heroico, las pasiones y las actutudes del héroe. También es de señalar el engrandecimiento del Cid.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.