Saben si tener un cisticerco calcificado en el cerebro tiene cura? donde? como?

Seguir
  • Seguir públicamente
  • Seguir en privado
  • Dejar de seguir
Mejor respuesta
Neurólogos del Centro Médico Nacional Siglo XXI desarrollaron una terapia pionera en América Latina que cura la cisticercosis, enfermedad que se contrae al comer carne de puerco contaminada y verduras regadas con aguas negras y que padecen cinco millones de mexicanos.
La intervención quirúrgica dura 30 minutos y utiliza métodos computarizados de diagnóstico como la tomografía axial y la resonancia magnética nuclear que resuelven el problema sin dejar secuelas.
En los últimos 10 años, 250 pacientes se han recuperado totalmente bajo este tipo de tratamiento, revelan cifras del nosocomio. Antes de esto, el diagnóstico de la cisticercosis implicaba sentencia de muerte.
El mal proviene de un parásito que se aloja en el cerdo, similar a un tallarín blanco que llega a medir entre siete y 10 metros de largo con una cabeza llena de ganchos y ventosas mediante las cuales se adhiere a los intestinos de las víctimas.
Taenia solium, mejor conocida como solitaria, es uno de los parásitos capaz de causar náuseas, vómito, ceguera e incluso la muerte cuando sus huevecillos (también llamados cisticercos) se alojan en el cerebro humano.
Ramiro Pérez de la Torre, neurólogo director del área de neurocirugía del Hospital Centro Médico Nacional Siglo XXI, explicó a Crónica que "antes de la intervención que estamos implementando, el mal se trataba con fármacos, los cuales en muchos casos, causan desde lagunas mentales, dificultad para hablar e incluso dejar paralítico al individuo".
Esto motivó a que un grupo de neurocirujanos buscáramos la alternativa mediante el desarrollo de la endoscopía de invasión mínima, señaló el experto.
"En ciertos casos nos apoyamos en la prueba de ELISA y en la inmunoelectrotransferencia cuando encontramos imágenes poco claras", abundó.
Procedimiento. La intervención dura 30 minutos y requiere anestesia local. "Se realiza una tomografía axial para tener una imagen y ubicar el lugar preciso donde se encuentran los quistes", explica Pérez de la Torre.
"Se evita cualquier daño a los núcleos cerebrales practicando un pequeño orificio en la cabeza por donde se introduce un endoscopio de seis milímetros de diámetro y tres canales.
Uno para la entrada y salida del líquido que permite irrigar el cerebro y mantener la presión del líquido cefalorraquídeo estable.
Otro para la cámara y luz y el último para introducir una tijera de un milímetro, un electrodo para cauterizar y un catéter para extraer el cisticerco.
Mecanismo de transmisión. El proceso de afectación se inicia cuando una persona come carne de puerco en mal estado o verduras y frutas regadas con aguas negras, "de esas que venden en los puestos callejeros", detalla el neurólogo.
Una vez que el cisticerco está presente en los alimentos, se ingiere vía oral, liberándose en el estómago pasando al torrente sanguíneo alojándose en sitios denominados como órganos blancos, "músculo, ojo y sistema nervioso", afirma.
El parásito, explica de la Torre, "es capaz de manipular la respuesta inmunológica mediante una vía genética, lo que hace que el organismo no reaccione de manera adecuada a los medicamentos".
Cuando el huevecillo o cisticerco, llega al intestino y en lugar de dirigirse al torrente circulatorio se aloja ahí, se forma una Taenia solium, la cual llega a medir entre siete u ocho metros de longitud.
Esta libera proglótidos de forma constante, es decir, pequeños segmentos que contienen huevecillos, hasta medio millón al día. La Taenia solium permanece fija al intestino mediante una hilera de ganchos, apunta el neurólogo.
Pérez de la Torre señaló que cuando el parásito se aloja en el cerebro causa desde dolores de cabeza, cambios mentales como depresión, "uno de los inconvenientes con esta enfermedad es que pueden pasar desde meses hasta años antes de que se identifique el problema".

* Cifras de la OMS revelan que en 2000 hubo 50 mil muertes por neurocisticercosis en el mundo.
* En México hay cinco millones de enfermos.
* El 80% de los pacientes tiene los huevecillos alojados en el sistema nervioso central.
* La edad promedio de los mexicanos con el padecimiento oscila entre los 25 y 44 años.
* Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Morelos son las principales entidades afectadas.
* El 43% de los pacientes afectados no presentan síntomas.
* Entre las consecuencias del padecimiento se encuentran las convulsiones, hidrocefalia, meningitis, y en caso de atacar la médula espinal, dolor y trastornos neurológicos.
* Una vez que la Taenia solium se aloja en el intestino, liberando hasta medio millón de huevecillos al día.
* Cuando el cerdo consume excrementos contaminados con huevecillos adquiere la cisticercosis, y el huevecillo, en el interior del animal, pasa a ser consumido en la carne cruda, parcialmente cocida o es utilizada para elaborar chorizo o longaniza; y se adquiere la enfermedad.
* Generalmente el cisticerco ataca el sistema nervioso provocando dolor de cabeza, ataques, incluso la muerte; también puede localizarse en ojos, afectando la vista, o bien ubicarse en los músculos del corazón o en otras partes del organismo.

La enfermedad le ocasionó un coma cerebral
Avelino Hernández, de 20 años, permaneció en coma durante casi un mes, vómitos, mareos, fuertes dolores de cabeza y agotamiento crónico fueron las principales manifestaciones que en los últimos tres meses le ocasionó el parásito alojado en el cerebro.
Taenia solium, mejor conocida como solitaria, le trajo al joven serias complicaciones neurológicas debido a que sus huevecillos o cisticercos, se introdujeron en tres puntos del cerebro.
"Antes de saber que tenía la enfermedad, no me preocupaba comer en cualquier parte, podía hacerlo en puestos callejeros, por lo regular carnitas de puerco, tripitas y todo lo que se me antojaba", explica a Crónica Avelino, quien actualmente trabaja como cargador en una refresquera en Hidalgo.
Estas malas costumbres terminaron por hacerme daño, y ¡de verdad que yo no pensé qué tanto podrían perjudicarme!".
De acuerdo con el neurólogo Antonio Pérez de la Torre, médico tratante y líder del proyecto implementado en el IMSS, "el joven tenía alojados en el cerebro tres huevecillos del parásito Taenia solium. En cuanto los ubicamos procedimos a su intervención para salvar su vida".
Según el reporte médico de Avelino, su ingreso al hospital fue debido a un coma cerebral por lo que de inmediato fue programado para cirugía.
"Su caso fue excepcional porque se recuperó totalmente, no tuvo secuelas y ya se ha incorporado a su trabajo", señaló Pérez de la Torre.
Una vez que el parásito llega al intestino, "es capaz de liberar hasta medio millón de huevecillos cada día, por eso es importante realizar un diagnóstico oportuno", concluyó.

Source:

  • Calificar
  • Comentario

Otras respuestas (1)

  • heidi respondido hace 7 años
    mi papá tiene 1 cisticerco calcificado alojado en su cerebro,desde hace muchos años y esta super sano,no se lo pudieron sacar,por q es mas riesgo la operacion q dejarlo ahi,esta calcificado y has e cuenta q no lo tiene,eso si tomo tegretol por mucho tiempo por q empezo a tener tics en el ojo de hecho por eso se lo detectaron,pero ahora eso ya es historia.
    • 1
    • Comentario
  • Sign In 

    para agregar tu respuesta

¿Quién está siguiendo esta pregunta?

    %
    MEJORES RESPUESTAS
    Miembro desde:
    Puntos: Puntos: Nivel
    Respuestas totales:
    Puntos esta semana:
    Seguir
     
    Dejar de seguir
     
    Bloquear
     
    Desbloquear