• ¿Los novios porque regresan con su Ex Novia?

    Noviazgo
    Noviazgo
    7 respuestas · Solteros - Citas · hace 2 años
  • ¿Si un hombre te quiere conocer y despues ya no?

    Hay un viudo que me queria conocer.. una amiga mia me lo iba a presentar. Su esposa se enfermo mucho tiempo de todo, tambien se le murio una hija de leucemia.... Antes de presentarmelo tuve un problema de salud muy fuerte, afortunadamente sali adelante...... Segun esto, entro en una deprecion por que extraña a su esposa. Despues en poco tiempo lo... mostrar más
    Hay un viudo que me queria conocer.. una amiga mia me lo iba a presentar. Su esposa se enfermo mucho tiempo de todo, tambien se le murio una hija de leucemia.... Antes de presentarmelo tuve un problema de salud muy fuerte, afortunadamente sali adelante...... Segun esto, entro en una deprecion por que extraña a su esposa. Despues en poco tiempo lo conoci en una comida. El viudo no me hizo caso, nada mas me dijo hola y adios. Mi papa como lo conoce del trabajo lo saluda atentamente. Tambien fue a una misa de un primo que fallecio y no me encontro pero saludo a mis papas. realmete le intereso al viudo o no?.... gracias por su ayuda!!!
    5 respuestas · Solteros - Citas · hace 5 años
  • ¿Que es libertad de expresion?

    La libertad de expresión forma parte de los derechos humanos de las personas y está protegida por la Declaración Universal de 1948 y las constituciones de todos los sistemas democráticos. Esta libertad supone que todos los individuos tienen derecho de expresarse sin ser molestados a causa de sus opiniones. La libertad de expresión es la libertad... mostrar más
    La libertad de expresión forma parte de los derechos humanos de las personas y está protegida por la Declaración Universal de 1948 y las constituciones de todos los sistemas democráticos. Esta libertad supone que todos los individuos tienen derecho de expresarse sin ser molestados a causa de sus opiniones. La libertad de expresión es la libertad de investigar, recibir informaciones y difundirlas sin limitación de fronteras y a través de cualquier medio de expresión. La expresión nunca debe estar sujeta a la censura previa, sino a la responsabilidad ulterior. Esto supone que, con la libertad de expresión, no se puede impedir que una persona se exprese, pero sí que sea penada por su expresión. Por ejemplo: un periodista planea denunciar en un programa de TV que un funcionario es corrupto. Este funcionario intenta detener la emisión del programa, pero el periodista, amparado en la libertad de expresión, logra difundir los contenidos. Sin embargo, la Justicia demuestra que la información es falsa y el periodista debe, finalmente, enfrentar cargos por calumnias e injurias. El derecho a la libertad de expresión, por lo tanto, no es absoluto. La ley prohíbe la propaganda a favor de la guerra, la apología del odio y la incitación a la violencia o al delito. En un país con libertad de expresión no se puede promover la discriminación racial o incentivar los asesinatos. La libertad de expresión está vinculada a la libertad de prensa, que es la garantía de difundir información a través de los medios de comunicación social sin el control previo de los poderes del Estado.
    3 respuestas · Libros y autores · hace 6 años
  • ¿Como se ocultan los espiritus?

    En aquel tiempo Jesús dijo a la muchedumbre: «Nadie enciende una lámpara y la cubre con una vasija, o la pone debajo de un lecho, sino que la pone sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Pues nada hay oculto que no quede manifiesto, y nada secreto que no venga a ser conocido y descubierto. Mirad, pues, cómo oís; porque al que tenga,... mostrar más
    En aquel tiempo Jesús dijo a la muchedumbre: «Nadie enciende una lámpara y la cubre con una vasija, o la pone debajo de un lecho, sino que la pone sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Pues nada hay oculto que no quede manifiesto, y nada secreto que no venga a ser conocido y descubierto. Mirad, pues, cómo oís; porque al que tenga, se le dará; y al que no tenga, aun lo que crea tener se le quitará». Oración Señor, ayúdame a hacer esta meditación con un corazón desprendido, consciente que todo lo que tengo es don y gracia recibida, destinada a iluminar mi camino y el de los demás. Me pongo ante tu presencia, ¡ven Espíritu Santo! Petición Señor Dios, que sepa superar toda dificultad, temor o tribulación que me aparte de cumplir mi misión de ser luz para los demás. Meditación «De hecho, la vida cristiana es una conformación continua a Cristo, imagen del hombre nuevo, para llegar a la plena comunión con Dios. El Señor Jesús es “la luz del mundo”, porque en Él “resplandece el conocimiento de la gloria de Dios” que sigue revelando en la compleja trama de la historia cuál es el sentido de la existencia humana. En el rito del Bautismo, la entrega de la vela, encendida en el gran cirio pascual símbolo de Cristo Resucitado, es un signo que ayuda a captar lo que sucede en el Sacramento. Cuando nuestra vida se deja iluminar por el misterio de Cristo, experimenta la alegría de ser liberada de todo aquello que amenaza su realización plena. En estos días que nos preparan a la Pascua reavivemos en nosotros el don recibido en el Bautismo, esa llama que a veces corre el riesgo de ser sofocada. Alimentémosla con la oración y la caridad hacia el prójimo» (Benedicto XVI, 29 de junio de 2006). Reflexión: ¿Qué es esto de que al que tiene se le dará? Si ya tiene para qué darle mas. ¿ y al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener? Es una injusticia quitarle lo poco que tiene. ¿Cómo entender esta enseñanza evangélica? Quién vive seguro en sus cosas pensando que con comer y vestir tiene resuelta su vida, ahí mismo se queda atrapado y poco a poco se va ahogando en su propio egoísmo. Es como el que teniendo dinero en el banco se fía de los intereses y se dedica a gastar; si no hace ingresos , poco a poco el dinero se agota y pierde lo que tenía. Por el contrario una persona que vive de los valores del espíritu, que goza compartiendo su tiempo y su dinero con los hombres, su vida se carga de densidad, sus fuerzas se renuevan y todo parece renacer cada día. Es cuestión de jugar a la banca rota del AMOR: dando te enriqueces; cuanto más te entregas más te posees. Es la paradoja del evangelio: morir para nacer; servir para reinar; dar para recibir... Propósito Vivir los valores del espíritu, gozar compartiendo mi tiempo y dinero con los demás. Diálogo con Cristo Señor Jesús, que viniste a luminar el mundo, te pedimos quieras acogernos en el esplendor de tu verdad para que guiados por tu luz caminemos siempre en la paz y podamos servir a nuestros hermanos con amor
    4 respuestas · Religión y Espiritualidad · hace 6 años
  • ¿Cual es el fundamento de la armonia familiar? - b?

    b) Persona, don, familia. Las disquisiciones anteriores permiten calibrar en toda su hondura el alcance de la pertenencia mutua de la persona y la familia. Hacen posible entender por qué y con qué fundamento allí donde existe una Realidad Personal plena, que encarna acabadamente la condición de Persona, tienen lugar las Relaciones que la configuran... mostrar más
    b) Persona, don, familia. Las disquisiciones anteriores permiten calibrar en toda su hondura el alcance de la pertenencia mutua de la persona y la familia. Hacen posible entender por qué y con qué fundamento allí donde existe una Realidad Personal plena, que encarna acabadamente la condición de Persona, tienen lugar las Relaciones que la configuran como Familia. Y comprender también los motivos de que entre las personas participadas, que necesitan completar su propia índole personal, la existencia de la familia represente un requisito ineludible para que se lleve a término ese cumplimiento perfectivo. Sin familia no hay persona —ser personal— ni posibilidad de crecimiento en cuanto persona. Atendamos a la primera de estas dos afirmaciones. Considerando la cuestión en su más estricta radicalidad, la familia no solo es necesaria para que la persona se perfeccione, para que acrezca su condición personal. La familia es imprescindible, más bien, y antes, para que la persona sea, en cuanto persona: para que encarne su propio ser personal. Desde esta perspectiva fundamentalísima, la existencia de la familia no proviene de indigencia alguna: es correlativa, simple y llanamente, a la persona como tal. Y, así, en el seno de la Trinidad, el Padre, que desde ningún punto de vista puede considerarse indigente, no sería Persona sin el Hijo y el Espíritu Santo: no podría encarnar su esencial y constitutiva condición de Don, sin un correlato, también personal, capaz de acoger íntegra y libérrimamente la propia Dádiva.Y lo mismo, con las oportunas adaptaciones, habría que decir del Hijo y del Espíritu Santo. No hay donación posible sin recepción. Y, en virtud de la simetría que rige las actividades más estrictamente metafísicas, la realidad que acoge tiene que «estar a la altura» ontológica de la que se entrega: también ella, en nuestro supuesto, ha de ser Persona. De esta sumarísima consideración de la Vida intratrinitaria cabe concluir: considerada en sí misma —en cuanto donación-recepción recíproca—, la comunicación amorosa que define esencialmente a la familia es consecuencia y requisito ineludible de la estricta índole personal: sin familia no hay persona.En el caso del hombre, que es persona participada, cuanto acabamos de ver se mantiene substancialmente, pero exige ser matizado. Ahora, el ser humano no solo reclama un hogar para instaurarse inicialmente en su entraña personal, sino que lo necesita también para completarse, para lograr su cumplimiento como persona.En el seno de una familia humana, el hombre es (nace) y crece en cuanto persona. Pero ¡cuidado!: porque, según acabamos de afirmar, también en estas circunstancias conserva su vigencia participada lo que descubríamos en el interior de la Trinidad. El ser personal humano no solo tiene radicalmente necesidad de otras personas —de la familia— para recibir algo de ellas. Las exige fundamentalmente, al contrario, para poderse dar y, dándose, realizar su vocación esencial. Lo que sucede es que, en efecto, y por una muy notable paradoja, al darse el hombre se perfecciona: recibe un incremento de humanidad. Es más, solo cuando se entrega, cuando ama generosa y liberalmente, acrece su propio temple personal: mejora en cuanto persona. Únicamente des-viviéndose adquiere la integridad de su propia vida humana.¿En virtud de qué «mecanismo»? La cuestión podría resumirse como sigue: al contrario de lo que sucede en Dios, el hombre, por su condición de criatura, necesita perfeccionarse. Pero justo porque alcanza ontológicamente la categoría de persona, porque ha sido instaurado en ese sublime grado de ser, solo la operación más noble entre las existentes, la del amor que se entrega, que se da, resulta capaz de engrandecerlo. Cualquier otro tipo de actividad, incluso la del entendimiento, desligada del amor, lo mejoraría sectorialmente, pero no en su estricta médula personal. Por su misma nobleza, solo el obrar de más rango —el amor, que lo equipara formalmente al Absoluto— tiene el vigor suficiente para acrecer la enjundia personal del ser humano. En el extremo opuesto, cualquier tipo de egoísmo, que equipararía al hombre con los animales y con las realidades aún inferiores, se demuestra del todo impotente para incrementar su valía en cuanto persona. Más aún: por fuerza lo envilece, lo deshumaniza y, como se nos decía antes, lo reduce a la condición de cosa.El ámbito familiar humano se advierte, así, imprescindible para que, dándose, el hombre pueda responder a su vocación esencial de persona. Sin familia, el ser humano no podría nacer como persona, pero tampoco crecer, hasta conquistar su plenitud personal. Lo advirtió maravillosamente, con aguda penetración poética, Pedro Salinas. La aspiración a la entrega, a la cabal donación amorosa —cuyo ámbito primordial es la familia que se funda o la familia en la que se nace—, compone la más substancial exigencia de la condición personal del ser humano. El hombre y la mujer se afirman como tales en la ofren
    4 respuestas · Religión y Espiritualidad · hace 6 años
  • ¿Cual es el fundamento de la armonia familiar? - a?

    Amor de Padres....amor de hijos El fundamento de la armonía familiar Amor de Padres....amor de hijos I. La familia, institución natural Repetidas veces ha explicado Juan Pablo II que, «en su más íntimo misterio», el Dios Uno y Trino «no es soledad, sino familia» . Para quienes llevamos ya algunos años empeñados en una tarea más o menos... mostrar más
    Amor de Padres....amor de hijos El fundamento de la armonía familiar Amor de Padres....amor de hijos I. La familia, institución natural Repetidas veces ha explicado Juan Pablo II que, «en su más íntimo misterio», el Dios Uno y Trino «no es soledad, sino familia» . Para quienes llevamos ya algunos años empeñados en una tarea más o menos fecunda de reflexión metafísica, no puede haber indicio más determinante de que la familia constituye una auténtica institución natural. Nada más natural, podríamos decir, que lo que surge inevitablemente de los principios configuradores de algo: de su núcleo ontológico más íntimo, propio y constitutivo. Y como el ser es el principio radical y primigenio, el fondo energético original del que dimana cuanto encontramos en un existente, lo natural acabará siendo, en última instancia, lo que para cada uno se deriva del propio ser. En este contexto, la referencia a la Trinidad con que he abierto estas páginas viene a decirnos: cuando el ser alcanza la categoría suficiente para convertir a su sujeto en persona, esta no puede permanecer aislada, sino que tiende a configurarse, irremediablemente, como familia. Dios, lo sabemos por la Revelación, no podía ser sino una Trinidad familiar: para el Ipsum Esse subsistens de los filósofos, Ser es ser Familia. Como consecuencia, la persona humana, hecha a imagen y semejanza de este Absoluto, resulta incapaz de alcanzar su plenitud como persona si no surge, crece, se desarrolla y muere en el seno de una institución familiar… o de «algo» que haga eficazmente sus veces. La familia sigue, pues, necesaria e inmediatamente, a la condición personal de la persona. a) Familia y persona. Persona y familia: ¡nunca se insistirá lo suficiente en el nexo indisoluble que liga a estas dos realidades! Pero tal vez compense esclarecer los motivos ontológicos de semejante trabazón. A lo largo de la historia se han propuesto muchas y muy variadas descripciones de lo que es la persona. Las mejores entre ellas poseen una íntima afinidad, hasta el punto de resultar equivalentes. La de Boecio ha sido, durante siglos, la de mayor aceptación: es persona, decía el más ilustre antecesor de la Edad Media, toda substancia individual de naturaleza racional. Empobreceríamos el alcance de esta excelente definición si le achacáramos una especie de singularismo egotista y egocéntrico, que encerraría al sujeto humano en los límites angostos de sus intereses individuales. Para Boecio, y para quienes se sitúan en su misma tradición especulativa, la naturaleza racional no solo implica el entendimiento, sino también la voluntad (y, como consecuencia, la libertad, el amor, la afectividad, la necesidad de las dimensiones corpóreas, etc.). Santo Tomás lo afirmaba de manera explícita, en relación al primer extremo: todo ser dotado de inteligencia se encuentra por fuerza provisto de esa inclinación al bien en cuanto bien que denominamos voluntad, y cuyos frutos naturales son la libertad y el amor. No extraña por eso que quienes, poseyendo la inspiración clásica, se encuentran sin embargo urgidos por las aspiraciones y los intereses del mundo moderno, en lugar de calificar al hombre como animal racional, al estilo de Aristóteles, lo describan de forma estricta y rigurosa como animal libre. No hay cambio de perspectiva, pero sí un adelanto en la explicitación de los implícitos. La libertad es, como ya apuntó Agustín, la propiedad esencial de las dos potencias superiores de la persona: el entendimiento y la voluntad. E incluso define intrínsecamente a su mismo ser: la persona, toda persona, posee un ser libre. La persona humana, en concreto, es participadamente libertad. Pero como el amor es el fundamento y el sentido último de la libertad, su acto más radical y propio, un avance definitivo en la línea instaurada por Boecio es el que define a la persona como principio o término, como sujeto y objeto, de amor. De hecho, y según he explicado en otras ocasiones , esta descripción se aplica a todas las personas y solo a ellas: tomando el amor en su sentido más alto, como un querer el bien en cuanto tal, o el bien del otro en cuanto otro, únicamente la persona resulta capaz de amar y únicamente ella es digna de ser amada. La entraña personal de la persona exhibe, pues, un nexo constitutivo con el amor. Dejando a un lado las afirmaciones repetidas de las Sagradas Escrituras, en las que reiteradamente Dios se califica a Sí mismo como Amor subsistente, quizá nadie lo haya expuesto de forma más vigorosa que Carlos Cardona: «Dios —nos dice— obra por amor, pone el amor y quiere solo amor, correspondencia, reciprocidad, amistad (…). Así, al Deus caritas est del Evangelista San Juan, hay que añadir: el hombre, terminativa y perfectamente hombre, es amor. Y si no es amor, no es hombre, es hombre frustrado, autorreducido a cosa» . Persona-amor. Esta manera fundamentalísima de considerar la peculiaridad constitutiva de la persona se ha visto avalada, en nue
    2 respuestas · Religión y Espiritualidad · hace 6 años
  • ¿Cual es la finalidad de la enfermedad como signo?

    Autor: Juan José Pérez-Soba Diez del Corral | Fuente: bioeticaweb La enfermedad como un signo La carencia de la salud es siempre una reivindicación del valor singular de la vida humana, aun en su debilidad, con la fuerza de una realidad que se impone por sí misma La enfermedad como un signo “Esta enfermedad no es de muerte” (Jn 11,4). La... mostrar más
    Autor: Juan José Pérez-Soba Diez del Corral | Fuente: bioeticaweb La enfermedad como un signo La carencia de la salud es siempre una reivindicación del valor singular de la vida humana, aun en su debilidad, con la fuerza de una realidad que se impone por sí misma La enfermedad como un signo “Esta enfermedad no es de muerte” (Jn 11,4). La respuesta del Señor marca una diferencia esencial entre la valoración de la enfermedad y de la vida. El sentido directo de la expresión es claramente servir de consuelo a las hermanas, porque auguraba una vida que permanecía, precisamente la que podría ser amenazada por la enfermedad. No se trata de una diferencia de grado, sino que tiene en sí misma un carácter moral. Se distingue entonces entre la enfermedad misma como una carencia, una debilidad siempre relativa; y su finalidad, aquello de lo que en el fondo es un anticipo, que es la muerte (5) . Esta no es una mera falta parcial de vida, sino su absoluta ausencia; un paso del todo a la nada. La enfermedad es una realidad que admite grados y que hace referencia siempre a algo fuera de sí, la misma vida. En cambio, la muerte goza de un cierto sentido absoluto que se vincula de modo directo al valor mismo de la vida. La enfermedad puede considerarse como un signo que nos muestra la realidad moral de la vida. La carencia de la salud es siempre una reivindicación del valor singular de la vida humana, aun en su debilidad, con la fuerza de una realidad que se impone por sí misma, de la que no se puede evitar su existencia, ni basta para no tenerlo en cuenta con mirar a otra parte. La enfermedad puede alcanzar un sentido, no por sí misma, sino en referencia a la vida de la persona que la padece. La enfermedad, entonces, habla directamente a una autoconciencia que, de otro modo, podría contemplarse a sí misma como satisfecha, y habla por medio del dolor (6) , que el hombre vive como sufrimiento (7) . Es el primero el que tiene el valor de una llamada, con el fin de despertar a un sentido, es el segundo el que grita por la cuestión del sentido como lo que no se puede olvidar. Se puede sufrir por el dolor ajeno y emerge aquí un nuevo sentido de comunicación entre personas irreductible a la mera autoconciencia. No se trata en cuanto sufrimiento de una simple compasión, en ella se reclama no solo “sentir con”, sino “consentir”, vivir ese sufrimiento “con” otra persona, acompañándola en el dolor, porque emerge un sentido nuevo al saberse unidos en esta situación. La enfermedad no es ni el dolor ni el sufrimiento. El hecho de que estos acompañen a aquella, es una llamada a saber integrar la enfermedad en una forma personal de vivir: en un sentido de la vida, pues es esta la que se pone en cuestión por la aparición del dolor que se transforma en sufrimiento. El refugio neoestoico de la moral a los argumentos racionales que acompañan nuestras decisiones, ha llegado a separar de la cuestión moral la gran pregunta despertada por el dolor y el sufrimiento (8) . Deja a un hombre seguro en el cumplimiento de unas normas razonables, pero que puede no saber sufrir y, por consiguiente, no saber vivir. “No necesitan médico los sanos, sino los enfermos” (Mt 9,12). Con estas palabras Jesucristo manifiesta de qué forma la enfermedad está ligada a la necesidad de un sentido por parte de un hombre vulnerable, cuya peor enfermedad es encerrarse en su propia seguridad. El valor moral de las palabras es indudable, aquel que se siente seguro por la certeza que le da el cumplimiento de una norma exterior, ignora la gran pregunta moral que brota de la vulnerabilidad humana. El fariseísmo, al pretender no necesitar de nadie para sentirse justificado, es entonces expresión de la renuncia de la cuestión de sentido de la vida que la enfermedad nos despierta y que la simple referencia a una ley exterior es incapaz de responder como deja bien claro el libro de Job (9) . La renuncia a este sentido es la pérdida de la esperanza, la auténtica “enfermedad mortal” de la que hablaba Kierkegaard (10) porque así el hombre no sabe esperar la verdadera salud, que solo el Salvador concede en su misericordia (11) .
    2 respuestas · Medicina · hace 6 años
  • ¿Cual es la necesidad mas radical del ser humano?

    Autor: Llucià Pou Sabaté | Fuente: Catholic.net Amor y Esperanza ¿Cuál es la necesidad más radical del ser humano? Amor y Esperanza Cuál es la necesidad más radical del ser humano? El deseo más básico y elemental para ser feliz? Sentirse amado, para siempre. Es decir, vivir una vida en plenitud enfocada hacia la vida eterna, e ir con las... mostrar más
    Autor: Llucià Pou Sabaté | Fuente: Catholic.net Amor y Esperanza ¿Cuál es la necesidad más radical del ser humano? Amor y Esperanza Cuál es la necesidad más radical del ser humano? El deseo más básico y elemental para ser feliz? Sentirse amado, para siempre. Es decir, vivir una vida en plenitud enfocada hacia la vida eterna, e ir con las personas que se aman. Hay momentos importantes en la vida que descubrimos eso, vemos que sí, que “eso es ´vida´ de verdad, la felicidad, que es lo que queremos para siempre”. De eso trata Benedicto XVI en las dos Encíclicas, la que escribió sobre el amor y ahora sobre la esperanza. El corazón de Dios se vuelca en nosotros como hijos suyos, más allá de la realidad concreta de nuestras obras buenas o malas. El otra día un niño, enfadado con su padre, le decía: “¡ya no te quiero!” y el padre le contestaba: “pues yo sí, te seguiré queriendo siempre”. Así hace Dios... Cuantas angustias se han causado, por no explicar bien como es Dios, mostrandolo como "justiciero"... toda justicia divina hay que entenderla desde esta misericordia. Dicen de un niño que era un desastre, la maestra en lugar de reñirlo se le acercó, él esperaba ya una bofetada, pero ella le dio un beso, y le ayudó. Al cabo de los años, el chico, ya bien situado a la vida, le escribió a la maestra que no había tenido experiencia de los padres, vivía con unos tios, y “el beso de aquel día fue el primero que recuerda de su vida”, que a partir de aquel momento cambió. Eso el que hace el amor, nos lleva a la salvación, en una sociedad inmersa dentro del remolino de mejorar el bienestar temporal: nos ayuda a verlo todo -el hombre y la creación entera- desde la felicidad última, no solo lo que somos sino sobre todo lo que estamos llamados a ser. Ante la pregunta: ¿Por qué nada del mundo constituye por nosotros un fin que nos satisfaga?, la esperanza nos lleva siempre más allá de las actuales conquistas, es una sed de infinitud que no puede ser satisfecha dentro del horizonte de este mundo, y el corazón del hombre se acoge a un deseo que nos dirige más allá, hacia el final de los tiempo. “Solo cuando el futuro es cierto como realidad positiva se hace llevadero también el presente... la puerta oscura del tiempo, del futuro, se ha abierto de par en par. Quien tiene esperanza vive de otro manera; se le ha dado una vida nueva”, nos dice el Papa; como descubrió la africana Bakhita en su conversión: “yo soy definitivamente amada, pase lo que pase; este gran Amor me espera. Por eso mi vida es bella... ya no se sentia esclava, sino hija libre de Dios”. Y eso cambia la sociedad desde dentro, “los cristianos reconocen que la sociedad actual no es su ideal; ellos pertenecen a una sociedad nueva, hacia la que son en camino y que es anticipada en su peregrinación”. Como en los tiempo de los romanos, hoy “el mito ha perdido su credibilidad” y se va hacia una “religión política”, esclerotizada y reducida a ceremonial: “el racionalismo filosófico había relegado a los dioses al ámbito del irreal”, cuando el esoterismo toma cuerpo la órbita que da Jesús nos libera de las leyes de la materia y de la evolución, para vivir a la órbita del Amor, ya no somos esclavos del universo: somos libres. Jesús es el filósofo en el sentido pleno de la palabra: “el que enseña el arte esencial: el arte de ser hombre de manera recta, el arte de vivir y morir... que sabe indicar verdaderamente el camino de la vida... Él vence la muerte; el Evangelio lleva a la verdad que los filósofos ambulantes buscaban en vano...” Jesús “nos dice quien es en verdad el hombre y qué hacer para ser verdaderamente hombre. Él nos indica el camino y este camino es la verdad. Él mismo es las dos cosas, y por eso también la vida que todos anhelamos. Él indica también el camino más allá de la muerte... ‘el Señor es mi pastor, nada me falta...´ incluso en el camino de la última soledad, en el que nadie me puede acompañar, va conmigo guiandome para atravesarlo: Él mismo ha recorrido este camino...” Se relativiza entonces toda posesión, ya que se comienza ahora a poseer en le esperanza la vida prometida. Es lo que piden los padres en el bautizo de su hijo: la fe, donde está la clave de la vida eterna. La Virgen María es la estrella de Adviento, que nos guía por este camino seguro, nuestra esperanza de la posesión de la Vida plena.
    10 respuestas · Religión y Espiritualidad · hace 6 años
  • ¿Que es la pena de muerte?

    La pena de muerte La medida y la calidad de la pena deben ser valoradas y decididas atentamente, sin que se deba llegar a la medida extrema de la eliminación del reo salvo en casos de absoluta necesidad La pena de muerte 55. La legítima defensa No debe sorprendernos: matar un ser humano, en el que está presente la imagen de Dios, es un... mostrar más
    La pena de muerte La medida y la calidad de la pena deben ser valoradas y decididas atentamente, sin que se deba llegar a la medida extrema de la eliminación del reo salvo en casos de absoluta necesidad La pena de muerte 55. La legítima defensa No debe sorprendernos: matar un ser humano, en el que está presente la imagen de Dios, es un pecado particularmente grave. ¡Sólo Dios es dueño de la vida! Desde siempre, sin embargo, ante las múltiples y a menudo dramáticas situaciones que la vida individual y social presenta, la reflexión de los creyentes ha tratado de conocer de forma más completa y profunda lo que prohíbe y prescribe el mandamiento de Dios. 1En efecto, hay situaciones en las que aparecen como una verdadera paradoja los valores propuestos por la Ley de Dios. Es el caso, por ejemplo, de la legítima defensa, en que el derecho a proteger la propia vida y el deber de no dañar la del otro resultan, en concreto, difícilmente conciliables. Sin duda alguna, el valor intrínseco de la vida y el deber de amarse a sí mismo no menos que a los demás son la base de un verdadero derecho a la propia defensa. El mismo precepto exigente del amor al prójimo, formulado en el Antiguo Testamento y confirmado por Jesús, supone el amor por uno mismo como uno de los términos de la comparación: « Amarás a tu prójimo como a ti mismo » (Mc 12, 31). Por tanto, nadie podría renunciar al derecho a defenderse por amar poco la vida o a sí mismo, sino sólo movido por un amor heroico, que profundiza y transforma el amor por uno mismo, según el espíritu de las bienaventuranzas evangélicas (cf. Mt 5, 38-48) en la radicalidad oblativa cuyo ejemplo sublime es el mismo Señor Jesús. Por otra parte, « la legítima defensa puede ser no solamente un derecho, sino un deber grave, para el que es responsable de la vida de otro, del bien común de la familia o de la sociedad ».43. Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 2263-2269; cf, Catecismo del Concilio de Trento III, 327-332. 2 Por desgracia sucede que la necesidad de evitar que el agresor cause daño conlleva a veces su eliminación. En esta hipótesis el resultado mortal se ha de atribuir al mismo agresor que se ha expuesto con su acción, incluso en el caso que no fuese moralmente responsable por falta del uso de razón. 3 56. La pena de muerte En este horizonte se sitúa también el problema de la pena de muerte, respecto a la cual hay, tanto en la Iglesia como en la sociedad civil, una tendencia progresiva a pedir una aplicación muy limitada e, incluso, su total abolición. El problema se enmarca en la óptica de una justicia penal que sea cada vez más conforme con la dignidad del hombre y por tanto, en último término, con el designio de Dios sobre el hombre y la sociedad. En efecto, la pena que la sociedad impone « tiene como primer efecto el de compensar el desorden introducido por la falta ». 4 La autoridad pública debe reparar la violación de los derechos personales y sociales mediante la imposición al reo de una adecuada expiación del crimen, como condición para ser readmitido al ejercicio de la propia libertad. De este modo la autoridad alcanza también el objetivo de preservar el orden público y la seguridad de las personas, no sin ofrecer al mismo reo un estímulo y una ayuda para corregirse y enmendarse. 5 Es evidente que, precisamente para conseguir todas estas finalidades, la medida y la calidad de la pena deben ser valoradas y decididas atentamente, sin que se deba llegar a la medida extrema de la eliminación del reo salvo en casos de absoluta necesidad, es decir, cuando la defensa de la sociedad no sea posible de otro modo. Hoy, sin embargo, gracias a la organización cada vez más adecuada de la institución penal, estos casos son ya muy raros, por no decir prácticamente inexistentes. De todos modos, permanece válido el principio indicado por el nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, según el cual « si los medios incruentos bastan para defender las vidas humanas contra el agresor y para proteger de él el orden público y la seguridad de las personas, en tal caso la autoridad se limitará a emplear sólo esos medios, porque ellos corresponden mejor a las condiciones concretas del bien común y son más conformes con la dignidad de la persona humana ». 6 1.Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 2263-2269; cf, Catecismo del Concilio de Trento III, 327-332. regresar 2.Catecismo de la Iglesia Católica, 2265. regresar 3.Cf. S. ´I´omás de Aquino, Summa Theologiae, II-II, q. 6-1, a. 7; S. Alfonso de Ligorio, Theologia moralis, I. III, tr. 4, C. 1 dub. 3. regresar 4.Catecismo de la Iglesia Católica, 2266. regresar 5.Cf. Ibid. regresar 6.48. N. 2267 regresar
    2 respuestas · Libros y Autores · hace 6 años
  • ¿Por que los politicos no deben insultar y ni engañar al pueblo?

    Políticos no deben insultar, ni engañar al pueblo El cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, ha pedido a los candidatos político que sean personas que quieren y aspiran servir al pueblo peruano, actuando siempre con la verdad Políticos no deben insultar, ni engañar al pueblo LIMA, domingo, 13 de marzo de 2011 "Desde aquí... mostrar más
    Políticos no deben insultar, ni engañar al pueblo El cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, ha pedido a los candidatos político que sean personas que quieren y aspiran servir al pueblo peruano, actuando siempre con la verdad Políticos no deben insultar, ni engañar al pueblo LIMA, domingo, 13 de marzo de 2011 "Desde aquí una invocación a la verdad, a no insultarse, a no engañar a este pueblo, sino a procurar servirlo pero con la verdad. Ahí tenemos un camino de humildad muy bonito. Y al pueblo le pido que sepa descubrir la actitud del candidato, si miente o dice la verdad", exhortó en el programa Diálogo de Fe de este sábado. Mencionó también que en la actualidad muchas veces hay una falta de conciencia bien formada que nos permite ser personas coherentes. "Si quiere ser un gobernante tiene que ser honesto; si quieres ser deportista, que se cuide el físico y que entrene", añadió el Arzobispo de Lima. En otro momento, señaló que la juventud de ahora necesita mucha ayuda para pensar correctamente y los instó a conocerse más, a no ir por el mundo con un extraño dentro del alma, ya que Jesús los conoce y sólo espera una mirada para darte la mano. "Yo le pido ahora, con sinceridad, al mismo Cristo: Auméntanos la fe. Porque si sintiéramos tu dolor más cercano, probablemente actuaríamos de otra manera; si mirásemos como María esas gotas de sangre que van cayendo, si viéramos todo ese dolor diríamos: Ese amor de Cristo en la cruz nos está diciendo no me abandones, dame una mano para llevar esta cruz, pórtate bien", reflexionó. Cuaresma, tiempo de conversión El pastor de Lima recordó que esta Cuaresma supone un tiempo de conversión que comienza con la confianza en Dios y el reconocer que ese Cristo vivo te conoce con tu nombre y apellido, tiene el mejor programa para tu felicidad, pero te exige fe. Comentó también que si reconocemos que ese Cristo vivo nos oye, nos ve y nos conoce; y si aceptamos la realidad de un pecado en nuestro corazón; empezamos el camino de la conversión, junto a ese Cristo que te acerca a un amigo que te ayude, a la Confesión y a la Santa Misa. "Cristo está en la Eucaristía, está en los sacramentos, pero también está a tu lado a través de ese amigo, de esa familia, de ese sacerdote. Entonces, para convertirme tengo que creer que Jesús vivo me llama, me conoce y me acompaña". Recordó también que estos días son de mucha sinceridad, en los que hay que acercarse a Dios para que nos ayude a limpiar la basura que llevamos dentro y entender que desde que Jesús murió en la cruz el amor y el dolor están siempre unidos para llevarnos a la vida eterna. "La vida eterna es un don que Dios nos prepara en esta Cuaresma, una felicidad eterna. Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti. Tú viniste al mundo por el amor de tus padres y la acción de Dios, pero para ir a la vida eterna tú tienes que participar. Nadie se salva ni se condena solo". Finalmente, exhortó a los pastores a orientar siempre al rebaño para acercarlo al Señor. "Dios no abandona a su pueblo, somos los pastores los que tenemos que ayudar a ese rebaño. No seamos pastores mudos que no llevan a esas ovejas hacia Dios; no seamos pastores que damos mal ejemplo y llevamos a las ovejas al despeñadero".
    1 respuesta · Participación Ciudadana · hace 6 años
  • ¿Para que es el noviazgo?

    Autor: P. Jorge Loring | Fuente: Para Salvarte El noviazgo es para conocerse Amar no es mirarse uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección El noviazgo es para conocerse 9. «El amor vence a la muerte; pero un pequeño defecto desagradable, a la larga, puede vencer al amor» 10. ¿De qué sirve un atractivo corporal si esa... mostrar más
    Autor: P. Jorge Loring | Fuente: Para Salvarte El noviazgo es para conocerse Amar no es mirarse uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección El noviazgo es para conocerse 9. «El amor vence a la muerte; pero un pequeño defecto desagradable, a la larga, puede vencer al amor» 10. ¿De qué sirve un atractivo corporal si esa persona es egoísta, interesada, soberbia, irascible, rencorosa, vengativa, agresiva, cruel, peleona, chismosa, intrigante, maquinadora, displicente, despectiva, hipócrita, falsa, cínica, astuta, posesiva, ambiciosa, dominante, absorbente, autoritaria, impositiva, mandona, insolente, protestona eterna, que se queja de todo, creída, caprichosa, testaruda, arisca, engreída, inmadura, desequilibrada, frívola, ligera, superficial, comodona, lujuriosa, alcohólica, etc. etc.? Cualquiera de estos defectos anula una belleza corporal. Por otra parte, es fácil encontrar atractivo espiritual en una persona virtuosa. El carácter ideal es una personalidad comunicativa y amable, un temperamento jovial, una alegría contagiosa, un modo de ser bondadoso y sincero, generoso, amable, cordial, con deseos de hacer el bien a los demás. Con una persona así la convivencia es deliciosa. «Hay otro dato que podrá no ser decisivo ni principal, pero con el que no está mal que contéis desde los primeros días del noviazgo: que no sólo os vais a casar vosotros dos, sino también un poco con sus padres y familiares. Repetimos que éstos rara vez deberán suponer un motivo fundamental en vuestra decisión, pero no está mal que ya desde el noviazgo, sepáis que vais a tener que afrontar esta circunstancia. «Cuantas menos sorpresas se lleve uno en la vida matrimonial tanto mejor» 11. 9. EVA FIRKEL: Mujer, vocación y destino, ll, 2, b. Ed. Herder. Barcelona. regresar 10. FOERSTER: Temas capitales de educación, lll. Ed. Herder. Barcelona. regresar 11. ROBINSON: Educación sexual y conyugal, 3º, ll, 3. Ed. Mensajero. Bilbao. regresar
    3 respuestas · Otros - Familia, Amor y Relaciones · hace 6 años
  • ¿Como son las relaciones intimas entres novios y amigos?

    Autor: Ernesto María Caro, Sac. | Fuente: evangelizadores.org Hoy se consideran como cosa normal, incluso como una auténtica muestra de amor Una de las cosas que preocupan seriamente a la Iglesia es el hecho de que hoy muchos jóvenes (y no jóvenes) consideren como cosa normal, incluso como una auténtica muestra de amor entre amigos y novios,... mostrar más
    Autor: Ernesto María Caro, Sac. | Fuente: evangelizadores.org Hoy se consideran como cosa normal, incluso como una auténtica muestra de amor Una de las cosas que preocupan seriamente a la Iglesia es el hecho de que hoy muchos jóvenes (y no jóvenes) consideren como cosa normal, incluso como una auténtica muestra de amor entre amigos y novios, el tener relaciones íntimas antes del matrimonio. Se piensa generalmente que la relación extramarital tiene repercusiones solo de tipo ético y sobre todo religioso, por lo que en una sociedad en donde se vive una "moral de situación" y un laicismo que raya muchas veces en el paganismo, no se alcanza a comprender que este aspecto de la vida humana tiene profundas consecuencias en la misma persona, las cuales pueden llegar a destruirla totalmente. Quizás el gran problema en muchas áreas de nuestra vida, es el considerar que el pecado es algo que solo se refiere a Dios, por lo que no tiene otro tipo de consecuencia que no sea la pérdida de la amistad con Dios. Sin embargo la realidad es mucho más profunda, como lo veremos. En los Diez Mandamientos leemos en el sexto mandamiento: NO FORNICARAS. Esto se refiere a las relaciones sexuales (y a las caricias íntimas que llevan a la consumación del acto sexual) fuera del matrimonio. Ahora bien, ¿es que Dios es un egoísta que no quiere que tengamos placer sexual y por eso nos lo prohíbe? ¡Nada de eso! Al contrario, nos advierte como lo hizo en el paraíso con Adán y Eva: "El día que coman de esa fruta morirán" y se refería no a la muerte física, sino a lo que es peor a la muerte interior, que vacía de sentido la vida del hombre convirtiéndola de paraíso en destierro, llanto y soledad. "La sexualidad abraza todos los aspectos de la persona humana, en la unidad de su cuerpo y de su alma. Concierne particularmente a la afectividad, a la capacidad de amar y de procrear y, de manera más general, a la aptitud para establecer vínculos de comunión con otro." CIC 2332 Cuando Dios establece a través del 6º mandamiento que es pecado las relaciones sexuales fuera del sacramento del matrimonio, no es, o significa que Dios no quiera el placer. Es que éste, al menos en su forma total como se presenta en la relación íntima de la pareja, requiere unidad y estabilidad de parte de ésta. Todos los pecados, son pecados porque nos destruyen; porque nos llevan a experimentar la muerte del alma y del Espíritu, y nos dejan solos y vacíos. La causa de este vacío no es solo espiritual sino que tiene una profunda raíz humana. Para muchos jóvenes no es fácil aceptar esto, sin embargo hoy la psicología nos ha ayudado a entender que la mujer es muy afectiva, no es como el hombre, que es más frío y desapasionado. La mujer cuando tiene una relación íntima lo entrega todo,.. se vacía. No es la entrega solo de su cuerpo, sino de toda ella. La mujer, por la forma en que Dios la creo, no puede separar los sentimientos de lo que pasa en todo su cuerpo, sobre todo en lo que tiene relación a la vida y a la procreación (deseo, placer y amor se integran inseparablemente). Esto es algo que el hombre no puede entender fácilmente pues no lo experimenta, su psicología y afectividad son totalmente distintas (deseo, placer y amor TIENEN que ser integrados). "La castidad significa la integración lograda de la sexualidad en la persona, y por ello en la unidad interior del hombre en su ser corporal y espiritual. La sexualidad, en la que se expresa la pertenencia del hombre al mundo corporal y biológico, se hace personal y verdaderamente humana cuando está integrada en la relación de persona a persona, en el don mutuo total y temporalmente ilimitado del hombre y de la mujer. La virtud de la castidad, por tanto, entraña la integridad de la persona y la totalidad del don" CIC 2337 El placer es tan intenso en la relación íntima de la pareja que nubla o diríamos bloquea, por completo todos los demás elementos afectivos e incluso psicológicos, esto hace que al momento de la relación se disfrute intensamente pero al mismo tiempo que no se puedan medir las consecuencias. Si embargo ese bloque, que siempre va en aumento hasta nublar totalmente la razón (sobre todo en la mujer), desaparece inmediatamente después del clímax. Es entonces cuando ordinariamente, si la relación ha sido al margen del matrimonio, la mujer se da cuenta del vacío profundo que quedó en su corazón (esto va aumentando en la medida en que baja la excitación, que en la mujer puede tardar incluso varias horas). Entonces, se trata de convencerse a sí misma, que ha estado con la persona que "ama" pero sabe en lo profundo que no es así. Dios pensó esta relación solo para los esposos, por ello la afectividad de la mujer queda fuertemente dañada, cuando no se hace dentro del matrimonio. Algunos podrían decir que no es verdad, sin embargo esto es porque se buscan engañar a sí mismos y bloquean por algún tiempo esta sensación de vacío, lo cual creará una "insens
    1 respuesta · Solteros - Citas · hace 6 años
  • ¿Cual es la empresa mas poderosa de Brasil?... "Pare de sufrir"!!!!!!?

    La empresa más poderosa de Brasil: “Una máquina de hacer dinero” Hoy en día tienen más de 2.000 templos en todo Brasil, con un promedio de 7 millones de miembros. Son dueños (solo en Brasil) de un Banco, dos periódicos, una revista, 30 emisoras de radio y la red televisiva TV Récord (la segunda más grande de Brasil) con 25 repetidoras en todo en... mostrar más
    La empresa más poderosa de Brasil: “Una máquina de hacer dinero” Hoy en día tienen más de 2.000 templos en todo Brasil, con un promedio de 7 millones de miembros. Son dueños (solo en Brasil) de un Banco, dos periódicos, una revista, 30 emisoras de radio y la red televisiva TV Récord (la segunda más grande de Brasil) con 25 repetidoras en todo en el territorio (cuando la compró le salió 45 millones de dólares, en 1989). Desde hace varios años la Justicia y el gobierno del Brasil investigan a los líderes por presuntas vinculaciones con el Cartel de Cali y el lavado de dinero. En varios países han tenido cientos de juicios y denuncias, y recientemente en Perú varios periodistas recibieron una brutal paliza por los “obreros” de la Iglesia mientras realizaban una investigación. La empresa Autolatina (la mayor empresa privada de Brasil) factura 337 millones de dólares al año, mientras que la IURD llegó a facturar 950 millones de dólares, según publicó la revista brasileña Veja en 1998. En menos de 20 años, Edir Macedo convirtió un pequeño local alquilado de un barrio humilde de Río de Janeiro, en la más grande multinacional brasileña. Tienen un mega-shopping con varias salas de cine y un sin fin de propiedades en el resto de los países donde han implantado sus templos de “Pare de sufrir”. Si nos preguntamos como hizo dinero, no es difícil responder: La IURD cuenta en todos sus templos con hasta cinco cultos por día, donde los fieles son incentivados (cuando no extorsionados psicológicamente) a donar su diezmo o sumas más altas de dinero y propiedades. Macedo ha organizado su empresa en forma piramidal, él es el dueño, lo siguen un grupo selecto de “obispos”, que discuten dos veces por año las políticas a seguir, y más de 8.000 pastores que cobran un sueldo de 850 dólares, reciben una casa y un auto cuando pastorean más de un templo. En cuanto a la política no solo se le ha criticado que dirigen el voto de sus fieles, ya que los pastores dicen a quien votar, sino que a partir de los años 80 Macedo comenzó a incursionar en actividades políticas. Hoy la Iglesia Universal presenta sus propios candidatos y en las últimas elecciones logró 34 diputados y se consolidó como la fuerza evangélica mas importarte de la Cámara de Diputados en Brasil. El proyecto político de Macedo es muy serio. La consigna es Hermano vota por hermanos. Para su triunfo político no escatima esfuerzos. Solo en San Pablo distribuye más de un millón y medio de alimentos. Políticamente en Brasil han estado siempre abiertamente en contra de la izquierda y a favor de los candidatos conservadores. En las elecciones presidenciales de 1989 y 1994, Macedo colocó su red televisiva marcadamente en contra del candidato popular Luis Ignacio Lula da Silva (actual presidente) y fue uno de los responsables en el vuelco a favor de Colhor de Melo en la campaña electoral de 1989. Sin embargo, en las últimas elecciones para asegurarse la candidatura, Lula Da Silva y su partido hicieron una alianza con el Partido Liberal (PL) para ganar así los votos de una mayoría evangélica entre la que se encuentran los fieles de la IURD. Indudablemente tuvo la victoria. Los pastores de la IURD cambiaron radicalmente el discurso acerca de Lula antes de las últimas elecciones e incidieron notoriamente en el resultado final. El sueño de Macedo es convertir al Brasil en un estado religioso y gobernar con mano dura y mesiánica. El trata de desmentirlo al señalar que "Dios me eligió para predicar el Evangelio al pobre en el espíritu, para liberar a los oprimidos por el diablo y anunciar el perdón de Jesucristo". Lo concreto es que Macedo concentra su capital, además de sus templos, en ser el dueño más importante de los medios de comunicación. La estrategia en todas partes, es siempre alquilar edificios y luego comprarlos (ex cines, ex fábricas, etc.). Alquilan estadios y los llenan tanto en Brasil como en Miami. En 1990 la Justicia brasileña investigó a Macedo y los negocios de la IURD y estuvo preso en mayo de 1992 por doce días acusado de defraudación y malversación de fondos. Finalmente sus abogados lograron absolver el caso. En l995, un “obispo” disidente de la Iglesia Universal, relató que narcotraficantes colombianos habían entregado en l989 varios millones de dólares para la compra de TV Récord, la cadena televisiva; que Macedo utilizaba la Iglesia para el lavado de dinero del Cartel de Cali y utilizaba una doble contabilidad para evadir al fisco. La Justicia volvió a investigar a Macedo por fraude fiscal, extorsión a sus fieles para obtener contribuciones y lazos con el narcotráfico. Fueron allanados 12 locales de la IURD. Al mismo tiempo la red Globo mostró en la pantalla, una y otra vez, imágenes del obispo Macedo enseñándole a sus pastores a pedir dinero: -¿Entienden como es? Si quieren ayudar, bien. Si no, pueden irse al infierno. O contribuyen o se condenan". En otra escena se lo ve a Macedo y otros pastores en cuclillas
    6 respuestas · Religión y Espiritualidad · hace 6 años
  • ¿Como es la injusticia de los secuestros?

    Ante la injusticia de los secuestros Un gesto de humanidad, un acto de concordia: eso se pide a los secuestradores. Ante la injusticia de los secuestros El tiempo pasa. Un ser querido, desde hace días, meses, tal vez años, sigue secuestrado. Se lo llevaron rápido, un día no esperado. Los padres, la esposa o el esposo, tal vez los hijos,... mostrar más
    Ante la injusticia de los secuestros Un gesto de humanidad, un acto de concordia: eso se pide a los secuestradores. Ante la injusticia de los secuestros El tiempo pasa. Un ser querido, desde hace días, meses, tal vez años, sigue secuestrado. Se lo llevaron rápido, un día no esperado. Los padres, la esposa o el esposo, tal vez los hijos, lloran por su ausencia. Un hombre que era libre está ahora en otras manos, vive en la angustia y el dolor de su prisión forzada, sufre por la lejanía de los suyos. Con la violencia no se construye un mundo bueno. El mal no se vence a fuerza de pistolas. Ninguna injusticia puede ser motivo para matar, secuestrar o dañar a otro ser humano. No será nunca bueno conseguir dinero a través de la extorsión y la amenaza. El mundo sufre por culpa del cáncer lento, amargo, del odio, de las injusticias, de las armas, mientras todos soñamos un día en el que cese el llanto y reine entre todos esa concordia y esa paz que nacen de una sociedad más justa y fraterna. Un gesto de humanidad, un acto de concordia: eso se pide a los secuestradores. Sin condiciones: la vida humana no puede ser objeto de compra o venta, de presiones o amenazas. También los miembros de los grupos armados o los delincuentes ocasionales que se dedican al secuestro tienen familia. Si pensasen en el dolor que causa la ausencia de un padre o de un hijo, si abandonasen el odio y la prepotencia para no provocar más lágrimas, si abriesen el corazón al gesto más noble del ser humano, que es el perdón y el respeto de todos, también de aquel que es visto, a veces sin conocerlo, como enemigo o como simple botín... Las familias de los secuestrados anhelan una noticia simple, telegráfica: ha sido liberado. Miles de hombres y mujeres viven en la angustia de la espera. Pero la fuerza del amor no se extingue ante la cobardía de la violencia. En cada corazón se esconde una energía profunda que puede vencer el mal con el bien, la indiferencia con la solidaridad, la pobreza con la justicia, la opresión con la libertad. Una libertad que también hay que devolver a los secuestrados. Lo piden, lo suplican, lo rezan, quienes les aman y quienes, como hombres libres, sueñan en un mundo distinto. Vivimos con un puño de esperanza. Miramos al cielo y rezamos, en voz baja, por los secuestrados, los que sufren, los que lloran. Dios los acompaña, Dios venda las heridas y enciende luces de concordia. Quizá pronto conceda esa gracia, esa dicha, esa victoria de todos. Quizá pronto sea posible esa liberación de tantos prisioneros del odio y la violencia. Quizá pronto los mismos secuestradores dejen el camino de las armas para construir, desde la justicia y el respeto de todos, un mundo más hermoso, donde cada hombre, cada mujer, pueda vivir, en paz, entre los suyos.
    3 respuestas · Participación Ciudadana · hace 6 años